3 terapias que han demostrado mejorar su salud

Cualquiera puede tener un estilo de vida saludable una vez que cuida bien su cuerpo y su mente. Como dice el renovado refrán latino «Mens sana in corpore sano»»»»a sound mind in a sound body» «un excelente rendimiento físico no puede ocurrir sin un excelente rendimiento mental y viceversa». Así que no es de extrañar que haya habido terapias de cuerpo y mente en todas las culturas desde la antigüedad. La ciencia se ha puesto al día en los últimos años y ha estado publicando notables resultados médicos que revelan el impacto real de estos métodos en su salud.

Acupuntura

Durante demasiado tiempo, la acupuntura fue un territorio holístico de misterio propiedad de la Medicina Tradicional China. En los últimos años la ciencia se ha interesado en esta terapia de cuerpo y mente, y el resultado de su investigación dice mucho sobre su eficacia.

La medicina oriental explica los resultados beneficiosos de la acupuntura como «el efecto de una aguja en el equilibrio del Yin y el Yang dentro de nosotros». La enfermedad puede llegar a nosotros cuando hay un bloqueo que perturba este equilibrio. La acupuntura puede hacer que nuestra energía interna fluya libremente de nuevo a través de 350 puntos en nuestro cuerpo. En el momento en que las agujas penetran en la piel, liberan ciertos bloqueos y restauran el equilibrio interior.

Es interesante ver que la cultura pre-médica era en realidad extremadamente intuitiva. Los científicos han demostrado que los 350 puntos de acupuntura son lugares donde convergen los tejidos cognitivos, los músculos y los nervios. Al activar estos lugares, el flujo sanguíneo aumenta y al mismo tiempo, libera endorfinas para compensar el dolor que de otra manera podríamos experimentar.

Aunque el tratamiento de acupuntura no cura ninguna enfermedad, es un procedimiento seguro que ayuda a eliminar las molestias de algunas condiciones. Ha habido muchos ensayos clínicos exitosos a gran escala que lo han encontrado seguro y eficiente. Esto incluye el alivio de condiciones como el dolor de espalda baja, migrañas, fibromialgia, dolor dental postoperatorio, osteoartritis y náuseas o vómitos inducidos por la quimioterapia. La terapia de acupuntura también puede ser de gran ayuda para las mujeres que suelen experimentar períodos dolorosos.

Hidroterapia

El agua es una de las cuatro sustancias primordiales que construyen el mundo tal como lo conocemos. Durante milenios, este compuesto ha sido elogiado por sus poderes curativos, y los resultados médicos están respaldando esta creencia cultural.

El secreto de su eficacia reside en sus efectos mecánicos y térmicos. Saunas, envolturas corporales frías y calientes, terapia física en agua y remolinos son todos métodos diferentes de hidroterapia. Cada uno de ellos utiliza agua en un estado diferente -líquido, sólido o vapor- para activar la conexión mente-cuerpo. Nuestro cuerpo responde a la temperatura, la presión y los estímulos del agua. Los nervios transportan esos estimulantes externos a la mente, lo que requiere la liberación de las hormonas de estrés sobrantes.

De esta manera, la circulación y la digestión funcionan a un ritmo mayor, y la sensibilidad al dolor se reduce. Las hidroterapias que utilizan el calor tienen como objetivo calmar y relajar el cuerpo mientras disminuyen el flujo sanguíneo. Funcionan mejor cuando los músculos están tensos. Por otro lado, cuando el cuerpo se expone a temperaturas frías, los órganos internos experimentan una estimulación y un refrescante impulso de energía. Una ducha en la que la temperatura del agua pasa por variaciones extremas es suficiente para estimular la conexión mente-cuerpo.

Cuando te sumerges en el agua, sentirás un alivio general, ya que el agua elimina los efectos de la gravedad. También actúa como una sesión de masaje, ya que el líquido en movimiento activa los receptores de contacto en la superficie de la piel. Así, la circulación de la sangre aumenta y los músculos ya no están tensos.

Debido a sus efectos relajantes, la hidroterapia muestra mejoras significativas en la salud en condiciones como el acné, la artritis, el estrés, los trastornos del sueño, los dolores de cabeza, los dolores musculares y los problemas estomacales. También puede ayudar a superar la depresión. La duración óptima de una sesión puede ser de 15 minutos, pero es seguro extenderla hasta 45 minutos.

Meditación de atención plena

Otro tipo de terapia de cuerpo y mente que es útil para tu salud es la meditación. La forma más popular, que también está respaldada por la ciencia, es la meditación mindfulness.

La meditación consciente es el acto de aumentar tu estado mental consciente y sin juicios a través de la práctica y el ejercicio. Tus sentidos cognitivos experimentan una drástica mejora cuando estás constantemente consciente de tu situación actual. Puedes practicar la meditación mindfulness dondequiera que estés y cuando quieras. No necesitas un lugar apartado y vacío de sonido para meditar. Todo lo que tienes que hacer es observar intensamente lo que sucede a tu alrededor en todo momento. Estas observaciones deben excluir la presencia dañina de juicios, cuyo único propósito es confundirte y alterar tu percepción de la realidad. Sólo debes ser consciente de cómo actúas, cómo utilizas tus manos y otras partes del cuerpo, cómo interactúas con los objetos y las personas.

Los beneficios de la meditación mindfulness son numerosos. Junto con la mejora de la atención, la postura corporal, la toma de decisiones y la capacidad de resolución de problemas, también es un analgésico natural.

Los investigadores estaban interesados en descubrir la naturaleza de este tipo de analgésicos, así que estudiaron la diferencia entre el efecto placebo y la atención. Lo que encontraron es simplemente sorprendente y refuerza la fuerza de la conexión mente-cuerpo. Pero primero entendamos el efecto placebo. Cuando se engaña a la mente haciéndole creer que el cuerpo recibió el tratamiento adecuado para su enfermedad, esperará una respuesta positiva y así libera opiáceos endógenos en el sistema. Estos compuestos actúan como analgésicos naturales que tratan el dolor.

Los científicos han descubierto que la meditación mindfulness funciona de una manera totalmente diferente. Mientras que esta técnica también reduce el dolor, involucra estímulos cognitivos que no necesitan un desencadenante engañoso para activarse. Con sólo el poder de tu mente, puedes forzar a tu cuerpo a liberar sustancias protectoras en tu sistema para eliminar la condición. Los resultados indicaron que la meditación sin juicios de valor proporciona una reducción del dolor más intensa que cualquier otro tratamiento inducido por placebo. También se descubrió que sólo se necesitan tres sesiones de 20 minutos al día de meditación mindfulness para combatir el dolor y mejorar la salud.

Con todo, la ciencia ha entrado en el reino de las terapias de cuerpo y mente y nos ha ayudado mucho a ver sus efectos reales. Los resultados médicos respaldan estos métodos de curación e incluso los recomiendan.

Deja un comentario