3 técnicas de yoga para superar el bloqueo

Cualquiera que haya escrito una pieza larga se ha enfrentado a esa temida sensación de quedarse sin palabras, de estar atascado e incapaz de continuar la historia. Esa falta de creatividad llenada por la postergación, también conocida como el bloqueo del escritor. Y si bien es cierto que el único método garantizado para superarlo es escribiendo, debo decir que desde que empecé a hacer yoga me ha ayudado a ganar un poco de creatividad y a soltarme para permitir que las palabras fluyan más fácilmente.

Una buena sesión de yoga ayuda a ganar consciencia, lo cual es algo muy valioso para evitar distracciones cuando estás frente a un papel en blanco. Además, las poses en la alfombra estiran los músculos que se tensan debido a las largas horas sentados en tu escritorio. Y no hay nada como Savasana para relajarse y prepararse para empezar a escribir. Pero además de estos hechos conocidos, he aprendido algunos trucos a través de mi práctica de yoga para animar a mis dedos a empezar a escribir.

No pretendo que sean la solución mágica al bloqueo del escritor, pero ciertamente me han ayudado a superarlo en la mayoría de los casos. Por eso quiero compartir estas tres técnicas:

Escritura Vinyasa

El Vinyasa yoga es el estilo que sincroniza los movimientos de tu cuerpo con la respiración. Un día, después de mirar mi pantalla vacía durante varios minutos, se me ocurrió que podría llevar ese concepto a mi escritura.

Así que, aunque no tuviera ideas en mi mente, respiré largamente y mientras exhalaba escribí cualquier frase que se me ocurrió. Durante la siguiente inhalación, leí lo que había escrito y me preparé para la siguiente exhalación, que vino con otra frase. No importaba si lo que escribía era pura tontería, como dijo Louis L$0027Amour: «Empieza a escribir, pase lo que pase. El agua no fluye hasta que se abre el grifo». Después de algunos ciclos de respiración, no sólo estaba más relajado, sino que las palabras que estaba armando comenzaron a tener sentido.

Esta es, con mucho, mi técnica favorita para evitar el bloqueo del escritor. No hay forma de evitar la respiración, por lo tanto no hay forma de evitar la escritura. Una vez que hayas hecho unos minutos de escritura ininterrumpida de Vinyasa, es muy posible que se te ocurran más ideas; mantén el flujo y comienza a editar una vez que estés satisfecho con tu progreso.

Inspiración de inversión

Las posturas de inversión, como pararse de cabeza, pararse de manos, perro mirando hacia abajo (o cualquier cosa en la que el nivel del corazón esté por encima de la cabeza), son bien conocidas por sus beneficios creativos. El flujo de oxígeno extra y la sangre que circula más rápido en el cerebro pueden proporcionarle más claridad para resolver cualquier problema. Además, cuando el mundo se pone al revés, obtienes una perspectiva diferente para encontrar nuevas respuestas o dar un buen giro a tu historia.

De vez en cuando, cuando estoy realmente bloqueado, me tomo unos minutos para hacer cualquiera de estas poses para ver si de alguna manera una gran idea estaba atascada debajo de mi cuello y necesitaba un empujón para encontrar su camino hacia mi cabeza. En el peor de los casos, me hace reír sobre lo ridículo que suena mi razonamiento.

Si no puede realizar una inversión perfecta, use una pared para apoyarse o encuentre una alternativa para colgar la cabeza por debajo del nivel del corazón.

Mantras creativos de Kundalini

El Kundalini yoga es un estilo que utiliza mantras para mantener la mente presente y consciente. El Adi Mantra se usa normalmente al principio de una sesión. Se utiliza para sintonizar con el flujo divino y el autoconocimiento dentro de nosotros. Significa «Me inclino ante la Sabiduría Creativa», me inclino ante el Maestro Divino interior; así, al repetirlo, estamos creando automáticamente una conexión con esa creatividad que nos falta.

Hay otro poderoso mantra transmitido por Yogi Bhajan para impulsar la creatividad, es Har Haray Hari Waheguru. Sus cuatro partes representan el ciclo de la creatividad infinita, empezando por la semilla, luego el flujo de la fuerza creativa y su manifestación mientras se muestra la alegría a lo largo del proceso. Se traduce como «Todos los aspectos del Creador son Felicidad».

Y si no crees en el poder de los mantras específicos o no te gusta repetir palabras desconocidas para ti, ¡crea las tuyas propias! La idea es tener una repetición mental que te ayude a concentrarte. Así que, sólo siéntate y Leeeet theee Woooords Beeeegiiiiin.

Si tienes tiempo para irte y pasar varios días escribiendo y haciendo yoga, un retiro de yoga es perfecto para evitar el bloqueo del escritor. Si te gusta la idea, puedes visitar BookYogaRetreats.com y encontrar el que más te guste. Incluso tienen retiros hechos a medida para los escritores!

Deja un comentario