Los 7 Hábitos de las relaciones de pareja tóxicas, que la mayoría de la gente piensa que son normales

Saber detectar una relación de pareja tóxica, puede ahorrarte más de un quebradero de cabeza. Seguramente hallás escuchado alguna vez la gran frase de “En el amor y en la guerra, todo vale”. Pues créenos cuando te decimos, que nosotros no opinamos igual. Todos entendemos que cada relación de pareja es única y que tiene sus propias reglas y manera de ser llevada y eso es más que respetable y debe ser aceptado por todos. Todo empieza cuando este tipo de relaciones, dejan de ser saludables para nosotros y comienzan a convertirse en una relación tóxica, es la razón por la que debemos aprender a detectar las relaciones de pareja tóxicas.

Porque como ya sabes, en clases en el colegio no te habrán enseñado a cómo gestionar de una manera adecuada tus relaciones de pareja, para que no acaben conviertiéndose en una relación tóxica. Claro, nos enseñan la biología del sexo, todos los ríos y ciudades principales de tu país, y tal vez leamos algunas oscuras historias de amor del siglo XIX sobre cómo no ser un idiota, pero… 

¿Realmente nos enseñan a vivir?

Sin ideas claras de qué significa ser adulto en esta sociedad y como llevar de una manera sana tus relaciones de pareja, lo que nos queda es básicamente el método científico que se basa en prueba y error, y si eres como la mayoría de las personas, es principalmente por error, porque es lo normal, lo que nos ha pasado a todos, algunos con más suerte, pero todos pasando por las mismas etapas de la vida. 

«Las relaciones saludables nos nutren y nos apoyan. Una relación  de pareja tóxica, por otro lado, es como un veneno para nosotros: en lugar de levantarnos, nos hacen sentir peor»

Psicología del Triunfo

Hábitos en la relación de pareja tóxica

Uno de los problemas es que muchos hábitos de relación, poco saludables, se incorporan a nuestra cultura. Adoramos el amor romántico, ya sabes, el que estamos hartos de ver en todo tipo de películas románticas americanas, ese tipo vertiginoso e irracional que de alguna manera encuentra el placer en romper platos de porcelana en la pared en un ataque de lágrimas algo entrañable, y burlarse de la practicidad o las sexualidades no convencionales. Alienta a hombres y mujeres a objetivarse entre sí y a objetivar sus relaciones. Por lo tanto, nuestras parejas a menudo son vistas como logros o premios en lugar de alguien para compartir el apoyo emocional mutuo y la persona con la que trabajar un futuro común.

Gran parte de la literatura de autoayuda no es útil. Si no sabemos como utilizarla apropiadamente, y esta debe estar abalada siempre por material científico de rigor detrás. Afortunadamente, se ha publicado mucha investigación psicológica en las últimas décadas sobre las relaciones saludables y felices  (en ellas reside siempre una búsqueda de cómo ser feliz en primera instancia individualmente para así alcanzarlo en pareja), y hay algunos principios generales que siguen apareciendo que la mayoría de las personas desconocen (o si los conocen, no siguen ellos). De hecho, algunos de estos principios en realidad van en contra de lo que tradicionalmente se considera «romántico» o » normal» en una relación.

Comprender qué es y qué no es tóxico en una relación significa que podrá ver cuándo partes de tu relación, u otras, ya no son saludables. También es genial poder ver las partes que está creado esa toxicidad y trabajar para cambiarla, para que su relación se vuelva saludable nuevamente y construyáis cimientos sólidos y nutritivos para la relación. Sino intentáis ir por el buen camino, es cuando aparecerán los problemas, que nos generarán estrés y ansiedad, y tenemos que evitar todo esto y construir relaciones de parejas totalmente sólidas.

A continuación, se presentan seis de las tendencias más comunes en las relaciones que muchas parejas piensan que son saludables y normales, pero que en realidad son tóxicas y perjudican las relaciones de pareja y que estas puedan llegar a convertirse en relaciones de pareja tóxicas.

¿Qué aprenderás en este artículo?​

Los 7 Hábitos en la relación de pareja tóxica, que la mayoría de la gente piensa que son normales

Dentro de la relación de pareja tóxica podemos detectar diferentes problemas por los que pueden pasar una relación. Saber detectar todos los problemas de pareja a tiempo puede conseguir que cambie la forma en la que viven la pareja y salir de una relación de pareja tóxica, así que aquí puedes leer los puntos que tocaremos en este artículo uno por uno:

1. Acumular las actitudes negativas de tu pareja en el recuerdo

2. Actitudes negativas pasivas​

3. Chantaje emocional ​

4. Co-dependencia: Culpar a tu pareja de tus propias emociones​

5. Los celos

6. ​Compra de soluciones para problemas de relación en la relación de pareja tóxica

7. Paz o guerra

Cada una de las partes de este artículo estan escritas concienzudamente para que le puedas sacar el máximo provecho. El estrés puede llegar a transformarse en un problema muy serio en tu vida, no podemos dejar que eso pase, por eso mismo debes estar alerta y al tanto de esta situación, es muy importante aprender a reducir el estrés. 

1. Acumular las actitudes negativas de tu pareja en el recuerdo

¿Qué significa?

El fenómeno de “la acumulación de acciones negativas” es cuando alguien con quien estás saliendo continúa culpándote por errores pasados. Si ambas personas en la relación hacen esto, se convierte en lo que yo llamo «lista de las cosas malas que has hecho», donde la relación se convierte en una batalla para ver quién se ha equivocado más veces en los últimos meses o años y, por lo tanto, se convierte en un sistema de puntuación de nuestra lista personal de ver quién está más en deuda con el otro.

Caso a modo de ejemplo:

Primera reacción reactiva

Ella: “El año pasado, se te olvidó mi cumpleaños” “Ya no te gusta ir los martes a pasear por el centro” “Un día me dijiste que íbamos a ir a Galicia y luego no has cumplido tú palabra” .

2º reacción reactiva de una persona tóxica

El: “Pues tú no quisiste que fuéramos en Nochebuena a ver a mis padres” “Además el año pasado tonteabas mucho con tu compañero de curro”.

«Recuerda que las parejas felices no son parejas que no pelean. Más bien son parejas que luchan de manera justa y se hacen responsables de sus propias palabras y acciones, sin importar cuán furiosos se sientan por dentro«

(Psicóloga Harriet Lerner )

Hábitos en la relación de pareja tóxica

Por qué es tóxico...

“La lista de las cosas malas que has hecho” es un doble golpe de absorción. No solo estás desviando el problema actual al enfocarte en errores anteriores, sino que estás generando culpa y amargura del pasado para manipular a tu pareja para que se sienta mal en el presente.

Si esto continúa el tiempo suficiente, ambas partes de la pareja eventualmente gastarán la mayor parte de su energía tratando de demostrar que son menos culpables que el otro, en lugar de resolver lo que causó el problema actual. Las personas pasan todo su tiempo tratando de estar menos equivocados el uno con el otro en lugar de ser más correctos el uno con el otro. Esto es signo de risa, pero es real, preferimos llevar la razón y nos focalizamos en demostrarlo en vez de buscar la raíz del problema e intentar solucionarlo. Y debéis recordar que nadie tendrá nunca un 100% de la razón sea el tema que sea, debemos hacer uso de la empatía y ponernos en el lugar de la otra persona cuando estemos discutiendo sobre algún tema.

Qué podemos hacer en su lugar

Lidiar con los problemas de forma individual a menos que estén legítimamente conectados y hablarlos en el preciso momento o de manera que no se prolonguen mucho en el tiempo. 

Es crucial comprender que al elegir estar con tu pareja, estás eligiendo estar con todas sus acciones y comportamientos anteriores. Si no los aceptas, en última instancia, no estás aceptando a tu pareja. Si algo te molestó tanto hace un año, deberías haberlo tratado hace un año, es tontería discutir por acciones pasadas que no tienen una relevancia. Y si a día de hoy crees que sí, date la oportunidad de hablarlo con tu pareja, no con el fin de comunicarle que estás cabreado con ella, sino para que sepa de que ese tipo de acciones pueden hacerte daño, porque puede que no estuviera dándose cuenta de ello. Recuerda que la base de la pareja suscita por la comunicación y el saber entender que quiere o necesita tu pareja, el comunicar como nos sentimos, nuestros gustos, preferencias y apetencias a la persona con la que compartimos una relación es esencial, para que no fracase.

2. Actitudes negativas pasivas

¿Qué significa?

En lugar de comunicar un malestar directamente y de manera abierta a tú pareja, la actitud que se toma es la de guiar y hacer señales a tu pareja de manera negativa y pasivamente. Es decir, en lugar de expresar lo que realmente te está molestando en ese momento, encuentras formas pequeñas e insignificantes de molestar a tu pareja, por lo que te sentirás justificado para quejarte ante ella.

Por qué es tóxico...

Porque muestra que ustedes dos no se sienten cómodos comunicándose abierta y claramente. Una persona no tiene ninguna razón para ser pasivo-agresivo si se siente segura al expresar malestar o inseguridad dentro de una relación. Cualquier persona dentro de una relación, nunca sentirá la necesidad de “dejar pistas» si siente que no será juzgada o criticada por su honestidad y comunicar lo que piensa.

Qué podemos hacer en su lugar

Debes aprender a expresar tus sentimientos y deseos abiertamente. Y dejar en claro que la otra persona no es necesariamente responsable u obligada con esos sentimientos, sino que le encantaría tener tu apoyo. Si te aman, casi siempre podrán ofrecerte ese apoyo.

3. Chantaje emocional

¿Qué significa?

Cuando una persona tiene una simple crítica o queja y chantajea a la otra amenazando el compromiso de la relación como un todo. Por ejemplo, si alguien siente que te has comportado de manera distante o fría con ella, en lugar de decir: «Siento que a veces te distancias de mí», dirán: «No puedo salir con alguien que a veces va a su bola.»

Por qué es tóxico...

Mantener la relación como si uno de la pareja fuera un rehén equivale a un chantaje emocional y crea un drama innecesario. Incluso el menor inconveniente en el flujo de la relación resulta en una crisis de compromiso percibida. Es crucial para ambas personas en una relación saber que los pensamientos y sentimientos negativos se pueden comunicar de manera segura sin amenazar el futuro de la relación. Sin esa libertad para ser honesto, una pareja suprimirá sus verdaderos pensamientos y sentimientos que conducen a la creación de un ambiente de desconfianza y manipulación.

Qué podemos hacer en su lugar

Está bien cabrearse con su pareja o que no le guste algo de ella, eso se llama ser un ser humano normal. Pero comprenda que comprometerse con una persona y que siempre le guste una persona, no es lo mismo. Puede comprometerse con alguien y no gustarle todo sobre ella. Puedes ser eternamente devoto de alguien y, sin embargo, te molesta o cabrea de vez en cuando. Por el contrario, una pareja donde ambos son capaces de comunicar comentarios y críticas sin juicio o chantaje fortalecerán su compromiso mutuo a largo plazo.

4. Co-dependencia: Culpar a tu pareja de tus propias emociones

¿Qué significa?

Pongámonos en el ejemplo que estás teniendo un mal día, todo lo que has hecho ha ido de mal en peor, tu jefe te ha echado la bronca porque has metido la pata y para rematar el día, llevas cabreado con tú familia una temporada. En resumen, tienes uno de esos días en los que piensas que para qué te has levantado de la cama.

Y tú pareja no ha sido todo lo comprensiva que esperabas que fuera contigo, ella ha estado hablando por teléfono todo el día con algunas personas del trabajo y la ves cómo se divierte, sin que se dé cuenta de tu estado actual de ánimo. Es más, te molesta que ella te comente que ya tenía planes para cenar por la noche con sus compañeros de trabajo y que no los cancele para quedarse contigo viendo una película en el sofá y te consuele.

A medida que aumenta tu frustración, acabas cargando emocionalmente contra tu pareja porque te sientes incomprendido o incomprendida. Claro, nunca le pediste apoyo emocional, pero tu pareja debería saber instintivamente que hacer para hacer sentirte mejor. Debería haber colgado el teléfono y abandonar sus planes en función de tu mal estado emocional.

Por qué es tóxico...

Culpar a nuestras parejas por nuestras emociones es egoísta y un ejemplo clásico de un mal entendimiento de cuáles son los límites personales. Cuando estableces un precedente de que tu pareja es responsable de cómo se siente en todo momento (y viceversa), esto puede conducir fácilmente a una relación co-dependencia. Todo, incluso leer un libro o mirar la televisión, debe ser negociado. Cuando alguien comienza a enfadarse, todos los deseos personales se van por la ventana porque ahora tienen que hacerse sentir mejor.

Por ello mismo la base de todo, siempre debe pasar por una buena comunicación, no debemos enfadarnos con nuestra pareja si no se da cuenta de cómo nos sentimos en un determinado momento, no la hemos elegido porque sea adivino, (si este fuera el caso este punto concreto no serviría para ti) sino por otros atributos y cualidades que la hacen única. La base, es que el cómo nos sintamos en este momento es lo que debemos comunicarle, así no habrá equívocos, si necesitamos que nuestra pareja esté con nosotros, podemos decirlo abiertamente, no esperar a que lo adivinen.

El mayor problema de las tendencias co-dependientes es que generan resentimiento. Claro, si mi novia se cabrea conmigo de vez en cuando porque ha tenido un día de mierda y está frustrada y necesita atención, eso es comprensible. Pero si se convierte en una expectativa de que mi vida gira en torno a su bienestar emocional en todo momento, pronto me convertiré en un amargado e incluso un manipulador hacia sus sentimientos y deseos.

Qué podemos hacer en su lugar

Debes asumir la responsabilidad de tus propias emociones y esperar que tu pareja sea responsable de las suyas. Hay una diferencia sutil pero importante entre ser solidario con tu pareja y estar obligado emocionalmente a tu pareja. Cualquier sacrificio debe hacerse por elección y no porque eso es lo que se espera. Tan pronto como las dos personas en una relación se vuelven responsables de los estados de ánimo y las tendencias negativas de los demás, les da a ambos un incentivo para ocultar sus verdaderos sentimientos y manipularse mutuamente.

5. Los celos

Con este tema, vamos a adentrarnos en dos vertientes que tienen en común los “celos”, unos son los celos por miedos e inseguridades que se pueden sentir, y por otro lado, celos provocados intencionadamente por parte de la pareja. En algunos casos, pueden darse los dos a la vez, pero no te quedes aquí y continúa leyendo…

 

La primera idea que quiero transmitirte es que a veces se tiene la idea de que sentirse celoso se supone que es sexy o romántico, pero estar celoso es en realidad un comportamiento tóxico. No podemos controlar nuestros sentimientos, y a veces nos ponemos celosos por las cosas. Pero es importante no expresar esos celos de una manera que pueda dañar a nuestros socios, o de una manera que sea tóxica y molesta.

 “Una señal de que tu relación es tóxica es que está llena de celos. Usted acecha [sus] cuentas de redes sociales mirando [sus] amigos y contactos y se pregunta sobre cada cara bonita [a la que están] conectados. Los celos NO son una emoción saludable. «

 

Hábitos en la relación de pareja tóxica

Está bien expresar cómo te sientes, siempre que reconozcas que no es un comportamiento saludable y que necesita ser cambiado. Antes de llegar a cabrearte o ya te sientas así, antes de actuar, intenta relajarte, tómate un minuto para reflexionar de lo que está pasando por tu cabeza.

¿Qué significa?

Por otro lugar, intentar crear unos falsos o reales celos a tu pareja, a raíz de hablar, tocar, llamar, enviar mensajes de texto, pasar el rato o realizar otros comentarios sobre una tercera persona; hacérselo ver a tu pareja que está pasando de una manera intencionada y clara, ya sea porque tú mismo se lo comunicas, o haces que indirectamente consiga saberlo. Con la finalidad de que tu pareja tenga unos sentimientos de cierta frustración, rabia o celos hacia lo que le has hecho ver. Y en caso contrario, de que no se cabree con esa acción, te ofendas con ella porque sientas que debería estar cabreada.

Por qué es tóxico...

Me sorprende que algunas personas describan esto como una especie de muestra de afecto, imaginando, incorrectamente, qué si tu pareja no está celosa, de alguna manera eso significa que no los aman lo suficiente. Para mí es un completo error, no sentir celos va a significar confianza y reforzamiento de la pareja. Tu pareja no va a dudar de ti, por eso entiende que puedas hablar con otras personas y en el caso en el que esto no fuera de esta manera, quizás deberías replantearte que tipo de relación estas llevando con tu pareja y volver al punto inicial de partida, la comunicación.

Si estuvieras ante el otro caso, en lugar de ser amado lo suficiente, en realidad es solo controlador y manipulador. Y al transmitir un mensaje de falta de confianza en la otra persona, crea drama y discordia innecesarios. Lo peor de todo, es degradante. Si mi pareja no puede confiar en mí para estar sola con otros hombres atractivos, entonces eso implica que ella cree que soy a) mentirosa, o b) incapaz de controlar mis impulsos. En cualquier caso, esa es una mujer con la que no quiero estar.

Qué podemos hacer en su lugar

confiar completamente en tu pareja. Es una idea radical, lo sé, porque algunos celos son naturales. Pero los celos excesivos y los comportamientos de control son signos de tus propios sentimientos de indignidad, y debes aprender a lidiar con ellos y no forzarlos a las personas cercanas a ti. Sin arreglar esos celos, solo vas a alejar a tu pareja.

6. Compra de soluciones para problemas de relación

¿Qué significa?

Cada vez que surge un conflicto o un problema importante en una relación, en lugar de resolverlo, lo ocultas con la emoción y los buenos sentimientos que conlleva comprar algo agradable o ir de viaje a algún lado.

(O peor, como casarse ).

Un compañero era experto en este tema junto a su expareja. Y los llevó muy lejos: un divorcio grande y gordo, y 15 años de apenas hablar entre ellos desde entonces. No hace mucho, ambos me dijeron independientemente que este fue el problema principal en su matrimonio: encubrir continuamente sus problemas reales con placeres superficiales.

Por qué es tóxico...

Comprar cosas no solo oculta el problema real debajo de la alfombra (donde siempre volverá a surgir, y aún peor la próxima vez), sino que establece un precedente poco saludable dentro de la relación. Este no es un problema específico de género, pero utilizaré la situación de género «tradicional» como ejemplo. Imaginemos que cada vez que una mujer se enoja con su novio / esposo, el hombre «resuelve» el problema comprándole un regalo a la mujer o llevándola a un elegante restaurante. Esto no solo le da a la mujer un incentivo inconsciente para encontrar más razones para enojarse con el hombre, sino que tampoco le da al hombre ningún incentivo para ser realmente responsable de los problemas en la relación. ¿Cuál es el resultado de todo esto? Un marido registrado que se siente como un cajero automático, y una mujer incesantemente amargada que se siente desconocida.

Qué podemos hacer en su lugar

Lidiar con el problema. La confianza estaba rota? Hable sobre lo que se necesitará para reconstruirlo. Alguien se siente ignorado o no apreciado? Hable sobre formas de restaurar esos sentimientos de apreciación. ¡Comunicar!

No hay nada de malo en hacer cosas agradables para un ser querido después de una pelea para mostrar solidaridad, arrepentimiento o reafirmar el compromiso. Pero uno nunca debe usar regalos o cosas elegantes para reemplazar el manejo de los problemas emocionales subyacentes. Los regalos y los viajes se llaman lujos por una razón: solo se puede apreciar cuando todo lo demás ya está bien. Si los usa para encubrir sus problemas, se encontrará con un problema mucho mayor en el futuro.

7. Paz o guerra

La Guerra

En muchas películas y programas de televisión, el conflicto entre intereses amorosos a menudo se confunde con pasión, lo que puede llevar a personas reales en su vida cotidiana a confundir el conflicto en su relación como pasión. Los argumentos y los desacuerdos en las relaciones son normales, pero los gritos y las peleas diarias no lo son.

Las personas que buscan conflictos en su relación por la intensa reconciliación a menudo son adictas a la dopamina que obtienen después de que termina la pelea, lo que no es saludable para ninguna de las personas, esto incrementa la construcción de una relación de pareja tóxica que debemos evitar por completo. 

La Paz

Por otro lado, parece saludable querer asegurarse de que su relación se mantenga en paz y que nadie se enoje … pero si eso tiene el coste de hablar honestamente con tu pareja sobre tus sentimientos y tener que guardar las cosas para evitar discusiones, entonces es un hábito increíblemente tóxico que debe ser eliminado.

Ridiculizar o humillarse mutuamente no es una buena idea, ni un buen augurio. Pero si ambos pueden hablar honestamente sobre lo que los irrita o los molesta y por qué, es más probable que se comprendan mejor. Puede ser más fácil evitar ser honesto si creemos que puede ser perjudicial, pero solo con honestidad se genera confianza, y la confianza es la esencia de una buena relación » 

Hábitos en la relación de pareja tóxica

Ignorar los problemas en una relación para evitar conflictos solo significará que los problemas se acumulen hasta que ya no se puedan ignorar, y para entonces, podría ser demasiado difícil de solucionar.

Conclusión

Gracias a este artículo espero que te hayamos conseguido tener un poquito más de conciencia y perspectiva sobre las relaciones de parejas saludables y las  relaciones de pareja tóxicas. Existen diferentes hábitos como ya has podido leer, que las parejas practican y se normalizan en una relación, que lo único que consiguen es castigar la relación de pareja. Puede que ahora mismo lidies bien con estos pequeños matices que hemos estado pasando punto por punto en el artículo. Pero la realidad es que la comunicación es la base de un relación y si no la cuidamos desde el día cero y normalizamos este tipo de actitudes, corregirlas en el tiempo va a tener una dificultad extra. Depende de nosotros que tipo de relación tengamos con nuestra pareja si tóxica o sana, y ya os digo que la primera opción no, nos va a traer nada bueno.

Desde Psicología del Triunfo te recomendamos de que limes esas perezas y puntos flacos de tu relación, que no te de miedo a comunicar como te sientes a tu pareja. Ser sincero con ella es una clave del éxito. Aunque a priori parezca que estas poniendola en una tesitura complicado o que la relación puede fracturarse, es incierto. Si no eres capaz de hablar de cualquier tema con ella, quizas deberías preguntarte ¿es mi pareja ideal? ¿realmente se preocupa por ti, haciendo las cosas que hace?. 

Queremos lo mejor para tí y que tu seas feliz, es el principal motivo por lo que Psicología del Triunfo se ha creado. Por ello te invitamos a que seas mas sincero y comunicativo en tus relaciones, hoy concretamente con tu pareja, pero en general con todos. Quien no acepte este tipo de comunicación de manera adecuada y siempre desde el punto de mejora constructiva y positivista; no merece tu relación. Así que di adiós a la relación de pareja tóxica y lucha por ti y por tu felicidad en pareja y de manera individual.

¿Te animas?

¡Adelante! Que la psicología del triunfo te acompañe…

····

Si este artículo te ha parecido interesante y guay, haz clic en alguna de las redes sociales de abajo para compartirlo y ayudarnos a llegar a más gente y que todos podamos disfrutar de «Los 7 Hábitos de las relaciones de pareja tóxicas, que la mayoría de la gente piensa que son normales»

¡Mil gracias de antemano!

¡Compártelo!

1 comentario en “Los 7 Hábitos de las relaciones de pareja tóxicas, que la mayoría de la gente piensa que son normales”

  1. Gran aporte y artículo, la verdad que hay que tener cuidado con este tipo de relaciones y lo cíclico que se pueden hacer, yo vengo de salir de una y la verdad es que me arrepiento de no haber salido hace mucho tiempo de ella, ahora me apetece reencontrarme conmigo misma y en un tipo estar preparada para encontra a alguien especial 🙂

    Responder

Deja un comentario