¿Tiempos de crisis? Educar a tus hijos en casa ¡Estrés infantil!

Coronavirus. Educar a tus hijos en casa

Llegó el coronavirus y llevas en casa desde… ¡ni te acuerdas!!!, porque parece que ha pasado una vida… En casa todo el día. Con deberes interminables. Teniendo que educar a tus hijos en casa. Teletrabajando. Con los deberes. Haciendo comidas, cenas, meriendas. El desayuno. Limpiando. Lavando ropa. Planchando. Los niños aburridos. Estrés infantil. Ellos se pelean… o aún peor: se aburren. ¿Dónde se aprende cómo educar niños en casa? Y no olvide de la custodia compartida, porque mantenerla en estos tiempos de confinamiento y “craisis” es como un circo a tres pistas: sólo para campeonas y campeones como tú y como yo. 

¿Por dónde se comienza a educar a nuestros hijos?

Puedes reconocerlo abiertamente sin miedo a ser una mala madre o un mal padre:

¡No sabes por dónde coger esto, y estás hasta el mismísimo moño!!!

¡No sabes educar a hijos en casa, porque no te has visto nunca en una de éstas!

Y les quieres, porque quieres a tus hijos con locura y con pasión, pero has dejado de tener vida para estar todo el día de profe, de cocinero y cocinera, de limpiadora y limpiador… sin vida más allá de estar al servicio de la comunidad familiar.

Esto es una mierda con todas las letras.

O quizás no lo sea tanto como parece al principio, y cambiando la actitud, podamos ver esto con otros ojos…

Estos días hemos llegado a preguntarle por la salud a todos los ex que hemos tenido en los últimos 20 años, y no han sido ni dos, ni tres… que nos conocemos… Y la guinda son los niños, porque no nos engañemos tampoco: están súper estresados también. Aunque son pequeños y no se enteran de qué pasa exactamente, sí perciben el miedo de los mayores y saben que algo pasa…, y no es bueno.

De un plumazo, se han quedado sin ver a sus amigos del colegio. Sin el patio, ¡ése que les dejaba ese olor tan peculiar al llegar a casa!!! Sin un ritmo de vida con horarios estrictos. Vamos que si vives en Madrid, desde el 11 de marzo de 2020 se han quedado sin vida social, sin actividad física ni ejercicio, sin rutinas de vida ni horarios, y se han encontrado de golpe con un papá y una mamá que puede que conserve el trabajo (o no), y tenga que trabajar desde casa, sin saber muy bien por dónde se andan, ni cómo hacerlo…

Adultos preocupados que no saben cómo teletrabajar.

Adultos que han perdido el trabajo y no saben cómo llegar a final de mes.

Adultos enfermos que tienen que irse al hospital o aislarse.

Adultos nerviosos que gritan más que de costumbre y pierden los nervios con facilidad.

Adultos que no tienen ni puta idea de cómo educar un niño en casa…

Empatizar con tu peque… Ése o ésa que de repente se ha visto también sin “su vida de siempre”… sin su patio, y que no tiene claro qué pasa.

Tu hijo, tu hija, tus hijos, tus hijas…, están también súper perdidos y necesitan apoyo para salir de esta situación sin que suponga ningún trauma, sólo aquello que pasó cuando eran pequeños que les tuvo en casa con papi y con mami un par de meses.

¿Quieres saber cómo? Pues en Psicología del Triunfo, como psicólogos y como padres, te damos las claves para pasar por esta etapa con alegría y con el mínimo de estrés posible, porque coronavirus y niños, son una realidad y educar a tus hijos en casa, sin estrés infantil: es posible.

¡Adelante!

Coronavirus. Estrés infantil.
Coronavirus y estrés infantil, porque los peques también tienen su forma de sufrir esta situación.

«Tranquila, cariño. Tranquilo, amor. 

No eres la única ni el único, que se siente así… Le pasa a más personas»

(Anónimo)

¿Coronavirus? Educar a tus hijos en casa. Estrés infantil

Educar a tus hijos en casa ¿Cómo solucionar el Estrés Infantil?

Hasta ahora has estado mirando mucho cómo te sentías tú, y la verdad es que no te ha dado demasiado tiempo para ver cómo están los niños.

Es normal. Tu vida ha cambiado de la noche a la mañana, y al principio cuando les mandaron a casa de un día para otro, la gestión de qué hacer con ellos fue el primer fuego que apagar. Sin pensar. Sólo buscar rápidamente una solución de emergencia, antes de salir corriendo al trabajo.

Porque coronavirus y niños, son una realidad y educar a tus hijos en casa, sin estrés infantil: es posible.

Coronavirus. Echan de menos el patio y a los amigos
Coronavirus. Echan de menos el patio y a los amigos, porque su mundo también ha cambiado de un plumazo.

Recoger los libros del colegio para traerlos a casa. Intentar seguir trabajando, pero dejarles con alguien. Tirar de abuelos o de alguien que pudiera cuidarles…

Luego la cosa ha ido empeorando por días, y ya no tenemos ese problema de quién les cuida porque ahora… estamos todos metidos en casita sin salir. Estrés infantil. Estrés de adultos. Convivencia entre cuatro paredes… ¿Qué te voy a contar que no sepas?!?!?!?!

Y espera, que ahora viene cuando la matan: nos alargan la cuarentena y nos encontramos con un nuevo reto, además del de sobrevivir en casa con la pareja, los niños, la suegra, el gato y el loro… ¿Cómo educar a los niños en casa?

Pues ahí estamos todos los padres… Recibiendo deberes de los profesores un par de veces al día (o más), y con mil problemas para entretenerles. Porque los profes mandan un mail o te suben a una plataforma los deberes, y ahí te la peles con los niños. No entienden nada. Tienen mil dudas. Se ponen tristes. Se frustran. Les falta patio. Lloran. …y tú estás de los nervios, intentando teletrabajar, haciendo la comida con una mano, la videoconferencia con la otra, limpiando el puto virus del aluminio con la lejía y consolando a tu pareja que está al borde de un ataque de nervios.

¿Te suena algo de esto?

Los niños están muy estresados, y lo estarás notando cada día… Aunque jueguen a la Tablet, la Xbox, la PlayStation y la Nintendo Switch, al final necesitan otras cosas como jugar y sentirse a salvo de toda esta locura.

Dime si te suena alguna de estas cosas que te cuento:

¡Ahora se viene a dormir a mi cama! Y llevaba sin hacerlo siglos…

Se ha vuelto a hacer pis.

Tiene miedo por la noche y sueña más que nunca.

Le cuesta dormirse.

Se levanta varias veces después de estar acostado y acostada.

No va al baño con regularidad. Supongo que porque no se mueve como antes con el ejercicio del bendito patio de colegio.

Llora más que antes, y está más sensible.

Echa de menos a sus amigos y sus amigas del cole.

Pues sí: nuestros hijos están estresados. Tienen miedo. Y no saben muy bien cómo gestionarlo, porque son pequeños. Nos pasa a nosotros, pues a ellos aún más.

No hay fórmulas mágicas, pero sí hay unas pautas que puedes seguir para reducir el estrés de tus peques.

Objetivo: que cuando sean mayores recuerden estos días como algo que pasó, donde lo pasaron genial con papá y con mamá en casa, lejos de dramas que les puedan dejar marcados de ninguna manera.

Proteger a los más pequeños. Ése debe ser nuestro objetivo como padres, y tratar de hacer que esta situación, les afecte lo menos posible.

¡Vamos a ello!

«Te quiero, amor bonito. No tengas miedo, que con mamá / papá estás a salvo…»

(Anónimo)

¿Coronavirus? Educar a tus hijos en casa. Estrés infantil.

¿Cómo reducir el estrés infantil? ¿Cómo combatir el estrés en los niños?

1. ¿Noticias? ¡Las justas!

Que está bien veas un poco de noticias, pero si el telediario normalmente ya lleva el símbolo de que no es apto para menores de 7 años, ahora… menos aún.

Muertos, curvas, contagiados… ¡que los niños están aprendiendo más estadística estos días, de lo que se estudia en primero de carrera!!! Mesura. Está bien que te informes tú un rato, pero también con medida. La sobre-información no aporta mucho, y estresa más que otra cosa.

¿De dónde coger la información? Pues para ti elige fuentes oficiales y huye de sensacionalismos que te alteren el alma… Cuanto más tranquila y tranquilo estés, mejor estarás con los niños. Es un buen comienzo que comiences a dosificar cuánta tele de noticias se ve en casa.

Miguel y yo desde Psicología del Triunfo, hemos limitado cuánta televisión con noticias de coronavirus enseñamos a nuestros hijos, y el resultado ha sido muy bueno.

¿Te parece es bueno limitar la información que reciben los niños?

¿Qué crees que entienden ellos de la pandemia y la situación?

No perdamos el Norte: ellos no entienden qué ocurre, pero si ven angustia o miedo en cómo tú recibes las noticias, ellos sentirán ese miedo y esa incertidumbre. Limitarlo está en tu mano. Una buena solución para explicarle a tus peques qué es el virus, de una forma que puedan entender, es usando un cuento. El Colegio Oficial de la Psicología de Madrid, recomienda éste: pincha aquí para descargarlo en pdf

¿Sigues leyendo conmigo?

Coronavirus: noticias y niños
Coronavirus: noticias y niños. Cuidado con qué información les damos y reciben…

2. ¿Te interesa cómo se siente tu peque? Pregúntale.

Sí… te parecerá una tontería, pero ellos tienen su forma de ver esto y la mejor manera de saber cómo lo están viviendo es preguntarles.

A todos nos gusta que se interesen por nosotros y nos pregunten, y los niños ahora que están fuera de sus rutinas, y no entienden bien qué sucede, más aún. No ignores lo que sienten, los miedos que tienen, ni sus dudas. Y sobre todo, no esperes a que ellos te pregunten, porque si te están viendo con preocupación, quizás no lo hagan… adelántate y pregúntale.

Cuando le hables, acuérdate de la edad que tiene: usa palabras que entienda. El virus es un “bichito malo que hace pupa a los mayores” si tu peque tiene menos de 7 años. A partir de esa edad, puedes empezar a hablarle con más realidad.

Escucha con mucha atención todo lo que tenga que contarte. Sin prisas. Dedicándole toda tu energía y tu tiempo, como si el mundo empezara y acabara en lo que te está contando.
El mundo exterior con los problemas de muertes y contagios, deben quedar fuera de su entorno pequeño.

Que cosas sí tienen que aprender: cómo protegerse, con el lavado de manos, toser o estornudar con el codo flexionado, no tocarse la cara, tener cuidado de no tocar nada cuando salgan, y demás recomendaciones, pero ¡OJO!!!, no les creemos un miedo irracional. No generemos en ellos otros problemas.

Si nos ven con calma y sabiendo manejar el estrés, ellos también lo verán con normalidad y tranquilidad.

Coronavirus y niños felices
Coronavirus y niños felices

3. Transmítele calma y seguridad. Hazle sentir bien.

Coge al vuelo sus dudas y temores, los que tengan que ver con el virus y los irracionales… El estrés infantil.

Sí, eso es lo que realmente les dan miedo y lo que está detrás de todo:

No quiero quedarme sin mi mamá.

Papá, no quiero que te mueras.

¿La abuelita está bien?

¿El abuelo se va a morir, mamá?

Esas preguntas u otras parecidas, es lo que está detrás de ese estrés infantil que tienen nuestros hijos. Además de un cambio de rutinas, de haber perdido su patio, su colegio, sus amigos… su vida social y toda esa vida que ellos conocían hasta ahora, está el miedo con letras mayúsculas:

EL MIEDO A PERDERNOS A NOSOTROS, sus padres y sus referentes de vida.

Ahí podemos calmarles, y decirles lo mismo que nosotros necesitamos oír a veces. Lo que nos viene tan bien que nos digan aho ra…

Tranquilo, cariño.

Tranquila, mi amor.

Todo va a ir bien.

Aquí está mamá contigo, que no se va a ningún sitio.

Papá sigue a tu lado, y va a seguir siempre.

Te quiero mucho, mi vida.

No tengas miedo de nada.

Todo va a ir bien.

No tienes que mentirles, sólo darles seguridad, paz y confianza. La mayoría de las personas se recuperan, y los abuelitos tienen que cuidarse más, y guardar todos los besos para después.

4. Sin tabúes.

Los niños son súper listos, y si ven que no puede hablarse del tema, inventarán sus propias historias para dar respuestas a lo que no les cuentas. Llenarán los huecos con fantasías que puede que sean peor que la realidad…
Por eso, es mejor sacar el tema de vez en cuando para comprobar qué piensan, qué sienten, cómo se encuentran… para ver cómo están viviendo el coronavirus, el confinamiento, el estar en casa con los papis y las mamis…

¿Qué consigues con esto?

Pues transmitir seguridad y abrir el diálogo con ellos. Que sientan que no hay temas prohibidos en casa, y que sus dudas y sus miedos no se hacen grandes, ni crecen solos.
Porque papá y mamá se ocupan de hacer esos miedos “chiquititos” a base de una herramienta muy buena: el cariño y las palabras.

Preguntándoles cada poco cómo se encuentran y qué piensan, pones luz en esos miedos de tus hijos, y la realidad controlada, puesta a su nivel y a su lenguaje, son la mejor solución.

Miedos de los niños. Poner luz. Coronavirus
Miedos de los niños. Poner luz. Coronavirus.

«Cariño, somos un equipo y esto lo vamos a hacer juntos. ¿Me ayudarás?»

(Anónimo)

¿Coronavirus? Educar a tus hijos en casa. Estrés infantil.

5. Sinceridad sí, pero sin crudeza.

Aunque es cierto que no hay que mentirles, en esta situación que nos encontramos es importante valorar si se les cuenta que un familiar ha fallecido o está afectado de forma crítica por el virus.

No hay que olvidar que nuestros hijos no son “adultos bajitos”, sino que realmente no entienden las palabras que usamos muchas veces, ni lo que les contamos… Hay que adaptárselo a su forma de ver la vida y a su edad.
En este momento, el ideal sería evitar hacer referencia a ellos, pero ¿qué hacemos si nos preguntan expresamente por el tito o el abuelito?

En ese momento cada uno de nosotros en conciencia tomará la decisión que considere más adecuada, tratando de salvaguardar y proteger a sus hijos de la cruda realidad.

Creo que yo en este momento concreto y con la situación que vivimos mientras escribo este artículo, a mis hijos les diría que el tito o el abuelito están bien, y que cuando todo esto pase, iremos a verles.

Desde Psicología del Triunfo siempre hemos defendido el ser sinceros, la integridad, la honestidad y los valores, sin embargo, en este momento tan delicado para nuestros hijos, es bueno hacer una valoración para saber si les contamos lo que ocurre, con el máximo de cariño que podamos, o si lo dejamos para más adelante… Posponer el contarles que un familiar querido se ha ido, puede ser una solución temporal para protegerles y hacerles sentir “a salvo”, mientras pasa esta situación de confinamiento.

Para todos, la pérdida de un ser querido es siempre una situación dolorosa… y antes o después, nuestros pequeños tendrán que enfrentarse a ella. Con o sin coronavirus.

Sin embargo, valorar si tiene que ser ahora o es mejor dejarlo para dentro de unas semanas, es algo que como madre y padre puedes decidir. Tomes la decisión que tomes, desde Psicología del Triunfo sabemos que lo estarás haciendo de corazón y con la mejor intención para tus pequeños.

Ya sabes cómo hablar a tus hijos y mantener bajo control la situación con ellos, gracias a estos cinco consejos. ¿Quieres saber ahora qué hacer contigo mismo o misma?

Porque todo esto está genial, pero si no te aguantas ni tú, mejor no hablamos de cómo llevar la diaria con tu pareja – la suegra – el suegro – el niño – la niña – el perro… todo salta por los aires y le haces la peina al artículo, a la familia y todo el mundo… Así que empecemos por ti,

¿te atreves a seguir leyendo para estar tranquilo / tranquila?

(¡Sin usar el vino y la cerveza como comodines… todo el tiempo!)

Pues Miguel y yo hemos querido dedicarte un artículo entero sólo para ti. Para el adulto. Para el hombre y la mujer que eres… que de papi y de mami está bien, pero también es importante que no te “olvides” de ti como persona.
En este link lo tienes todo: pincha aquí.

Pregunta a tus hijos
Pregunta a tus hijos cómo se sienten. Empieza a mejorar tu diálogo con ellos.

¿Coronavirus? Educar a tus hijos en casa. Estrés infantil.

¡Qué fácil  serlo con este artículo!

Mamita – Papito… Mantengamos el Norte…​

Has leído mil artículos ya de cómo mantener la tranquilidad, y seguro que estás intentando la mayoría de las cosas… con más o menos éxito.

Cosas que sí funcionan de cara a los pequeños:

  • Cuida lo que hablas delante de los niños, están con la antena puesta y es importante que no entren en pánico porque hayan oído algo que has hablado, y que no han entendido… pero que les ha asustado.
  • Que no naveguen solos por las redes, porque pueden encontrar información para la que no estén preparados.
  • Trata de mantenerles un ritmo de horarios y hábitos. Para ti y para ellos. Por supuesto con recreos y momentos de no hacer nada.
  • Dramas zero. No es el fin del mundo, es algo que pasará en un tiempo limitado. Así que no lo veas como el “fin del mundo” porque, aunque las situaciones personales efectivamente son duras y detrás de cada número, hay una vida y una historia, mantener la calma y pensar en positivo, son fundamentales en estos momentos.
  • Los fines de semana existen: no hay que olvidarlos tampoco. El finde no hay deberes, así que aprovecha a echar un parchís, una oca, un Monopoly o ver una peli juntos. ¿Otra opción? Entrar en la cocina y hacer algo fácil juntos, como por ejemplo un pastel. Aquí te dejo un vídeo del que hago yo con mis hijos. Son tres minutos y sólo manchas una taza y un par de cucharas. Los ingredientes que necesitas son: 1 huevo, una pizca de sal, media cucharadita de levadura en polvo, y a partir de ahí cucharas soperas de: 4 de Leche, 3 de aceite, 3 de azúcar, 3 de harina y 3 de cacao en polvo o sin cacao. ¡Fácil y se ponen de contentos!!!
  • ¿Qué pensáis hacer en Semana Santa?

Ideas que hacer con tus hijos en casa

Como van a ser unos días sin deberes y sin trabajo, desde Psicología del Triunfo queremos darte algunas ideas para que podáis entreteneros un poco. Ahí van los links:

¿Coronavirus? Educar a tus hijos en casa. Estrés infantil.

¡Qué fácil  serlo con este artículo!

Conclusión

¡Se acabó el artículo! Ya tienes todo lo que necesitabas para saber estar más tranqui con los niños.

Al final son cuatro cosas las que hay que tener bajo control con ellos, y sobre todo: que tú estés lo más relax posible. Si no lo estás, de nada sirven los mil consejos que te dé nadie…

Si no meditabas y te apetece empezar: es un momento estupendo para hacerlo. Leer, ver la tele y sobre todo, no dramatizar, es fundamental para mantener la cordura en este mesecito que nos queda por delante.

En cuanto a los niños, repaso las cuatro ideas que te ayudarán a terminar el día con una sonrisa:

1.¿Noticias? ¡Las justas!

Porque no son “adultos bajitos”, hay que adaptárselo a su forma de ver la vida y a su edad.

2. ¿Te interesa cómo se siente tu peque? Pregúntale.

No ignores los miedos que tienen, ni sus dudas… adelántate y pregúntale.

3. Transmítele calma y seguridad. Hazle sentir bien.

4. Sin tabúes.

Es mejor sacar el tema de vez en cuando para comprobar qué piensan, qué sienten, cómo se encuentran…

5. Sinceridad sí, pero sin crudeza.

Son niños… cuidado con cómo les contamos la realidad de lo que sucede.

Tienes unas cuantas píldoras para disfrutar estos días en casa con tu pequeña familia. La situación fuera es la que es, y tenemos por delante bastantes semanas aún, así que de nada sirve deprimirse o sentir que nuestra vida es un infierno, porque de un modo u otro seguiremos en casa.

Video conferencias con amigos y familia, tanto los pequeños con sus amiguitos como nosotros con nuestra gente.

Ejercicio en casa, aunque no hayas hecho en tu vida. Meditación. Yoga. Tele. Cocina. Películas. Netflix. Video consolas…. En unos meses esto habrá pasado, y es fundamental que el estrés infantil no haya llegado a tocar nuestra puerta en ningún momento.

En nuestra mano está como padres saber mantenerlo a raya y fuera de casa.

Desde Psicología del Triunfo deseamos que estéis fenomenal, y que estas claves te ayuden con tus hijos estos días.

¡Que la fuerza y el Triunfo os acompañen!


¡Adelante! Que la psicología del triunfo te acompañe…

····

Si este artículo te ha parecido interesante y guay, haz clic en alguna de las redes sociales de abajo para compartirlo y ayudarnos a llegar a más gente y que todos podamos disfrutar de

«¿Coronavirus? Educar a tus hijos en casa. Estrés infantil.» 

Aprende cómo educar a tu hijo en casa, en época del coronavirus.

¡Mil gracias de antemano!

¡Compártelo!

Las 5 claves para mejorar tu relación de pareja desde la Psicología

Relacion de pareja: las 5 claves para triunfar

Esta semana en Psicología del Triunfo te vamos a dar las claves para que tu relacion de pareja, tu actual pareja, o tu segundo, o quizás ya tu tercer matrimonio, puedan ser el definitivo. Parejas nuevas con nuevas ilusiones, que vienen a sumar en tu experiencia vital. Te cases o no, es el momento de mirar a tu última relacion de pareja importante, sí… aquella que aún te revuelve el alma, para no cometer los mismos errores. Que ya sabes que van a ser otros, pero por lo menos que no vuelvan a ser los mismos. Sexo, sexo, sexo… What else?

Las relaciones de pareja y la comunicación

¿Qué falló en tu última relación de pareja? ¿Te atreves a intentarlo de nuevo?

Y no me digas que le has cogido miedo o pánico!!! al compromiso…

No te preocupes: si te pasa, está dentro de lo normal. Deberías tomarte tu tiempo, y si vuelves a enamorarte, y te apetece dar más pasos… ¡No panic!!! En este artículo, Miguel y yo desde Psicología del Triunfo te damos las claves, los 5 errores que tienes que vigilar para no cometerlos… de nuevo.

Aquí descubrirás para tu próxima relacion de pareja: las 5 claves. Relaciones de pareja y psicologia pareja…

¿No te pasas que cuando va pasando el tiempo, ya no tienes la pasión del principio? La pasión se esfuma y no andas teniendo sexo a todas horas… Caes en la rutina, en la normalidad. Todo se vuelve súper aburrido, “seguro” y pierde la pasión y el encanto del principio, porque sabes que todo está en casa esperándote, y no hay que luchar nada por ello, porque está “asegurado”…

Monotonía. Aburrimiento. Sota, caballo y rey…, y empiezan los problemas de base. Esos que terminan acabando con la pasión y la ilusión, y terminan en una nueva ruptura. La número… mejor no pensarlo!!!

Con 40 puede que ya hayas pasado por un matrimonio o una relación de pareja seria, y aquí estás de nuevo: con ilusión por otra persona, pero con más “miedo que vergüenza” a comprometerte o dar un paso más. Otra relación de pareja… y ya no sabes ni cómo presentársela a tus colegas.

¡Venga! ¡Échale un par y haz cosas distintas para que esta historia no sea una más de la lista!!!

Te voy a dar una buena noticia: se puede cambiar la historia.

La pregunta clave es: ¿y qué cambiar? Pues ahí es donde este artículo puede ayudarte, y darte pistas para que quizás esta vez sí sea la “definitiva”. La relación de pareja que te dure más tiempo.

Para tener más oportunidades, hace falta echar la vista atrás. Aunque duela y no mole nada hacerlo… porque ya te adelanto: que no mola hacerlo.

Hacer el ejercicio de ver qué cosas fallaron siendo de verdad [email protected], porque sino, no vale para nada… Así las probabilidades de éxito se multiplican y… ¿quién sabe? A lo mejor ésta, es la definitiva durante muchos años, o el resto de la vida que tengas por delante.

¿Te animas a descubrirlo con nosotros?

Sin miedo. Adelante… Este artículo te va a dar las 5 claves para evitar los errores de pareja más comunes.

Te ayudará a vivir sin miedo la siguiente relación de pareja, y puede que ésta sea la definitiva… Atrévete a hacerlo, y si ves que se pone cuesta arriba, no dudes en levantar la mano y pedirnos ayuda en Psicología del Triunfo.

Relacion de pareja. Vivirla sin miedo
¿Te atreves a vivir tu relación de pareja sin miedo?

Miedo al compromiso​

Hoy en día parece que todo tiene que ser inmediato. Se tiene sexo antes de casi conocerse y tomar el segundo café, y comprometerse parece algo del siglo pasado.

Estamos en tiempo de Tinder, del café para llevar, del todo vale, de los clubes de swingers, los tríos, las orgías, el satisfyer…, y parece más complicado que nunca tener una relación de pareja.

Con este escenario, el matrimonio o las relaciones de pareja, parecen algo trasnochado que sólo queda para algunos que no saben vivir la vida. En los perfiles del Tinder lo primero que tienes que decir es qué buscas: polvo rápido, relación o el “ya vamos viendo”. Joder, y qué dices en una pregunta así?¿?¿

Al final terminas diciendo lo del “ya vamos viendo”, porque no sabes muy bien dónde ponerte entre esas 3 opciones… Coño, que un polvo rápido no quieres, pero tampoco quieres una relación de pareja con el primero que pase por tus piernas. Mal, mal, mal…

Bueno, pues en este siglo también puede que tenga sentido lo de la relación de pareja o lo del matrimonio… aunque puedes adaptarlo a tu forma de ser, a como a ti te guste vivir tu historia, y a tus propias reglas del juego.

Hace dos semanas estuve en una boda civil, y la jueza leyó los artículos de la ley que aplican al matrimonio. Para mi sorpresa uno de ellos es que obliga a los esposos a vivir juntos ¿¿¿??¿? WTF? Nada más lejos de lo que yo quisiera tener hoy en día. ¡Ni loca!

Imagínate qué sería ahora vivir con alguien cuando ya has pasado por esa experiencia y además tienes hijos pequeños. Y, sin embargo sí es una idea estupenda tener una pareja estable con la que compartir y vivir, cada uno en su casa, una bonita historia que se mantenga en el tiempo… Cada uno con la ropa en su casa, y compartiendo sólo los ratos buenos. Después cada cual a su casa, y Dios en la de todos.

Resultado de imagen de imagen loca gatos soltera

¿Me compras la idea de adaptar la relación a tu vida actual?

Porque, ¿qué pasa cuando tienes una custodia compartida y tus hijos viven contigo?

– Amor ¡ Casate conmigo!

+ ¿Me comprarás una anillo con un diamante enorme?

-Mmm, que forma más astuta de rechazar la respuesta.

Relación de pareja: 5 claves para triunfar

Cuando no tienes 20 años, estás [email protected] y sin hijos, las cosas son distintas. Y es ahí cuando las cosas empiezan a hacer aguas, porque no parece sencillo poner a vivir en la misma casa a tu nueva pareja y a los hijos de la anterior… si quieres hacer un circo a tres pistas, meter también a los hijos de tu pareja en la historia.

Así contado, se masca la tragedia antes de empezar… ¿Tiras la toalla o sigues leyendo para ver que sí hay luz al final del túnel?

Y no hablo de infidelidades, ni desconfianzas. Hablo de esos errores que sabes (sabemos), que antes han hundido tu relación, y que quizás ahora sí puedas solucionar… También es verdad que lo sabes ahora, que ya ha pasado el tiempo y ya no duele tanto la ruptura. Al principio era más jodido de ver, y de pensar…

Por ejemplo:

Si no le das su espacio y tampoco te coges el tuyo, tarde o temprano se termina ahogando la relación. Eso se suele aprender con los años.

Tener problemas de comunicación, y dejar que el silencio vaya cogiendo terreno, es una cagada, porque al final hay tantos temas tabú que terminas por no tener nada de lo que hablar.

Poner mil normas súper estrictas que terminan cansando y sacando de quicio al otro, acaban con un “¡a tomar por culo!”, que es una de las mejores frases para terminar algo que te está hartando.

Aburrirse en la cama y tener un sexo monótono y aburrido, sin pensar en cómo darle vida y pasión a la cama… Termina con el famoso de los sábados, ése en el que estás rezando para que acabe pronto, porque está con la cabeza en otro sitio.

¿Te suena todo esto?

Conseguir que la pareja funcione y se mantenga en el tiempo no es tarea fácil, y requiere de autocrítica, sin rencor y desde la calma… Pero vamos, que tampoco hay que ir a Harvard para conseguirlo.

Fuera los miedos. Deja atrás el pasado, y mira hacia atrás sólo para coger las cosas que te enseñen algo. Analiza los errores que sabes que cometiste, y ponlos en positivo. ¡Échale huevos y a por ello!

Hace un tiempo una paciente me comentaba que siempre terminaba las relaciones porque sus parejas no entendían que ella tuviera una hija. Su hija era su prioridad, y las parejas competían con la niña… En las sesiones analizamos juntas su historia, y había algo que se venía repitiendo en todas sus relaciones: elegía siempre parejas sin hijos, que difícilmente podían entenderla.

Ahora está feliz con su novia, quizás porque esta vez las dos tienen hijos. Su nuevo amor sí entiende que ese amor incondicional por los hijos no está reñido con el amor que se tienen, y lo que forman juntas. Son amores complementarios, y no excluyentes.

¡Prueba superada para ellas!

Ha conseguido volver a reírse, y ponerse el mundo por montera, porque ya no tiene que estar explicando que cada cosa tiene su lugar, que tiene “corazones distintos” para su hija y para su novia. Ahora vive su pareja de una forma libre y auténtica, sin rivalidades tontas entre lo que es la maternidad y lo que es la pareja.

¿Te animas a descubrir cuáles son los errores más comunes?

No a la monotonía en la relación de pareja
No caigais en la monotonía. El sexo y la intimidad deben ser divertidos. Atrévete a innovar.

«Al principio todos los pensamientos pertenecen al amor. Después todo el amor pertenece a los pensamientos.»

(Albert Einstein)

Relación de pareja: las 5 claves

Relación de pareja: las 5 claves​

¿Has pensado que te vendría bien tener una relación de pareja?

Como dice un colega mío, ahora lo que quiere son: caricias, sexo, confidencias y alguien con quien ver la tele en casa, arropaditos los dos con una mantita… Bueno, lo busca ahora que su novia le ha plantado, y como no es tonto, teme que el invierno vaya a ser duro. Ahí le tienes, buscando debajo de las piedras con quién pasarlo…

La verdad es que eso de los besos, el sexo salvaje, las confidencias y todo lo demás, es un poco lo que queremos todos. El ideal… Pero en su idea fantástica, no salían para nada ni los malos rollos, ni las broncas, ni tener que dar explicaciones, ni nada de la parte menos bonita de estar en pareja. Sólo hablaba del buen rollo.

¿No te suena a cuento de Disney?

Imagen relacionada

Pues aquí están las cinco claves del mundo real, porque ni mi colega, ni tú, ni yo, dudo que encontremos a alguien tan perfecto como para tener sólo la parte buena… Los mortales que no vivimos en el mundo de Disney tenemos otros problemas y realidades.

Imagen relacionada

Así que vamos a ver los 5 errores que más se comenten en las parejas, los “errores del matrimonio”, para tratar de huir de ellos y no cometerlos sin querer… ¡que sea queriendo al menos!

Adelante, vamos a por ellas:

1. Sexo. Sexo. Sexo.​

Que el que no lo comparta no me cuelgue de los pulgares… pero el sexo es súper importante en la pareja. De hecho, dejar de tenerlo es el primer síntoma de que algo está fallando.

La pasión, las ganas, la excitación…, son el cemento que une a las personas. Que el resto también tiene que funcionar, la confianza, el apoyo, el arroparse en el sofá para ver la tele…, que sí, pero un buen polvo rebaja las tensiones y los malos rollos durante un tiempo.

¿O no es así?

Así que ya te lo estás currando un poco para que las cosas tengan pasión, y apetezca buscarse.

Lencería chula que muestren todos tus encantos y dejen entrever otros.

Nuevos juguetes sexuales para meterle morbo a la cama, de los que ya hablamos en otro artículo.

Ver porno en pareja.

Preparar una cita, para sorprender y pasar tiempo donde sólo existáis [email protected]

Todo lo que os valga y os funcione, vale.

Si desatando todos tus encantos las cosas no mejoran, prueba a hablar del tema. Con cariño y haciendo entender que necesitas sentirte [email protected] y [email protected]

Es muy importante sentir que le gustas, que te desea, que eres sexy… si no lo tienes en la pareja, tarde o temprano habrá alguien que te hará sentir especial y puede que sea el principio del fin.

No dejes que pase, ¡al menos sin intentarlo!

Reaviva la pasion. relacion de pareja
Reaviva la pasion. relacion de pareja. Prueba a preparar una cita sorpresa, o regala flores….

2. Tener ganas de verdad, de estar en pareja.​

Te parecerá una tontería, pero muchas veces faltan las ganas de cambiar cosas, por pequeñas que sean para estar en pareja. Tengo amigas que no quieren cambiar ni una coma, y les gustaría que “su príncipe azul” o “su princesa rosa” venga a buscarlas y cambie todo su mundo para adaptarse a ellas.

¿Qué pasa al final? Que siguen solas y cabreadas con el mundo porque eso no llega… Se ve súper claro que eso no pasa ni con quince, y si pasa, es que el tío o la tía están un poco descentrados para hacer tantos cambios al principio.

Para empezar, diría que lo más importante es tener voluntad de estar en pareja. Parece súper obvio, pero cuando no hay ganas de estar en pareja es complicado que la historia vaya más allá de la primera discusión.

Así que sacúdete la pereza. Piensa si realmente te apetece tener pareja, y si está claro que sí, échale ganas de empezar a cambiar algunas cosas por la historia.

Te comparto un vídeo de Emilio Duró sobre seguir virgen a los 45. No creo que sea tu caso!!!, pero mola cómo da las claves de porqué las cosas no funcionan si pasan los años y sigues sin pareja.

Échate unas risas viéndolo, que merece la pena. Pincha aquí para verlo:

¿Te has reído? Ahora échale una pensada a lo que dice…

Algo súper importante es que tengas claro qué andas buscando, porque si siempre acabas con el mismo tipo de tío o de tía, y ya has visto que no te va ese rollo, es el momento de pararse un poco y echarle una pensada…

Hazte una lista con lo que te gustaría que tuviera, y lo que ya has visto que no funciona contigo.

Una lista para ti. ¡Y puedes poner lo que te dé la gana!

¿Sexo? Que en la cama sea la hostia.

¿Citas? Que te lleve a sitios espectaculares y te prepare las mejores citas del mundo.

¿Pasta? Que gane mil millones al mes, y se los gaste contigo.

¿Altura? Que mida 3 metros.

Que haga sentir la reina o el rey del mambo.

¿Más sexo? Que pueda tener sexo 5 horas seguidas sin parar ni para ir al baño.

¿Familia? Que no tenga hijos, o que los tenga, y quiera tener 7 más contigo…

¡Lo que te dé la gana! Lo que sepas que te haría feliz, o creas que te haría feliz.

Parece un ejercicio de lo más tonto, pero ya te digo que no lo es. Por dos cosas:

  1. Te ayuda a liberar todos esos deseos que no dejas salir, porque te parecen ideas absurdas… pero están ahí, y te condicionan cuando tienes delante al tío o a la tía, y no termina de cuadrarte. Y le pegas dos pensadas y no sabes qué es lo que no te está cuadrando… Pues a lo mejor es una de esas fantasías que tienes sin identificar.

A lo mejor es que no es cariñoso, y para ti es súper importante que lo sea, aunque pienses que tú pasas de esas cosas.

O que no le gusta el sexo tanto como a ti.

…hazte la lista para que tu niñ@ interior sí esté [email protected], y puedas identificar a la primera qué está fallando. Así podrás identificar a la primera si lo que sientes que está fallando es algo real, o una simple fantasía.

2. La segunda cosa mola aún más que la primera: si tienes la lista mágica, cuando tengas delante la oportunidad de estar con alguien, podrás saber si se parece a lo que deseas o no.

Si no hay por dónde cogerlo desde el principio, ya será cosa tuya empezar o no, porque será de las relaciones que vienen con “pancarta”. Ese tipo de pancartas que te dicen “esto va a ser un puto desastre, y lo sabes”.

Así que ya llevas dos cosas: tener tu lista de qué te gustaría tener como pareja al lado, y las ganas de tener pareja, para que cuando te apetezca tirar la toalla porque piensas que es un gilipollas integral o una tonta a las tres, sepas echarle un rato más a la historia (o no).

3. Tener claro hacia dónde vas, o crees que quieres ir.

Pues sí, aunque también parezca súper obvio, a veces nos ponemos a caminar como los pollos sin cabeza sin saber qué queremos encontrarnos.

Parece que quieres una relación, pero auto-saboteas lo que tiene pinta de llegar a serlo. Te buscas relaciones imposibles, de las que empiezan siendo una complicación desde el principio, y tienen pinta de que van a empeorar por momentos. Gente rara. Con estilos de vida que no compartes para nada…

¡Un desastre desde el minuto cero!

Así que para evitar esto, empieza por pensar qué crees que te va a hacer feliz. Después ya verás si funciona o no, pero al menos que de primeras le hayas echado una pensada al tema.

relacion de pareja. hacia donde vas
¿En tu relacion de pareja. hacia donde vas? Tener claro hacia dónde quieres ir, es súper importante

4. Dialoga.​

Cuando veas que las cosas no son como esperas, no esperes hasta estar hasta arriba: busca la ocasión para comentarlo con tu pareja.

¡Tampoco vayas a estarte todo el tiempo hablando de lo que no funciona, porque eso tampoco lleva a ningún sitio bueno!

Elige los temas que vas a poner encima de la mesa, los que realmente no puedes dejar pasar porque son como el gatillo de la pistola: una más, y saltas.

Para hablar de esos temas jodidos, elige bien el momento y la situación. Comienza contando todo lo bueno que tenéis, lo guay que es y todo lo que te gusta de su personalidad. Y cuando esté claro que sí quieres seguir y que mola un montón todo, sacas el “pero” a relucir con esas pequeñas cositas que se están haciendo cuesta arriba.

Echa de mano izquierda, y de mano derecha, y de sonrisa… y de todo lo que se te ocurra para que la conversación no se tuerza y acabe en discusión insalvable. A no ser que quieras romper de una vez por todas.

También hay que saber parar a tiempo, y si ves que la conversación se está calentando, puedes recular y dejarla para otro día… Lo importante es conseguir el objetivo de que las cosas vayan bien, no de provocar la Tercera Guerra Mundial.

5. No tengas miedo a que acabe.​

Fíjate que tontería: no tener miedo de todo se vaya a la mierda.

Sí, porque cuando se tiene miedo las cosas no funcionan bien. Puedes luchar y bajar a los infiernos por tu relación, pero si no va, pues no va.

Y a veces hace falta tocar fondo para valorar si realmente merecía la pena o no.

Cuando no se tiene miedo, las cosas se viven sin dramas y con naturalidad.

Nena, te quiero con locura,

pero no voy a aguantar más esta mierda, ni por ti ni por nadie,

porque no me lo merezco.

Quizás si lo planteas así, al menos dentro de ti, tu actitud sea más normal y puedas tener una pareja sana.

Lo contrario sería estar dispuesta a todo, y eso no es ni sano ni normal y, sobre todo: no mola nada si lo que quieres es ser feliz en tu relación de pareja.

Es tu momento… ¡Ve a por todas!

Conclusión ​

¿Has leído el artículo entero, y estás flipando de lo fácil que va a ser la próxima relacion de pareja que empieces? Ni de coña.

Si has tomado buena nota, estarás pensando si tienes miedo al compromiso, revisando tu última relación de pareja para ver qué errores se la llevaron por delante, o si simplemente no era el momento.

Si miras hacia delante, estarás pensando en las 5 claves que te hemos dado a lo largo del artículo:

1. Sexo. Sexo. Sexo.

Porque el sexo es el cemento que une las relaciones, y quita muuuuchos malos rollos. Desear y sentirte deseado. Disfrutar y que te hagan disfrutar. Poder hacer volar tu imaginación, sin tener que llegar a las 50 sombras de Grey (o sí)… lo que más te apetezca vivir y compartir.

2. Tener ganas de verdad, de estar en pareja.

Que si no, a la primera de cambio vas a tirar la toalla porque, no nos engañemos: cada uno es de su padre y de su madre, y las relaciones no son siempre fáciles de mantener en el tiempo.

3. Tener claro hacia dónde vas, o crees que quieres ir.

Para no andar perdiendo el tiempo en historias que no son lo que quieres. Si no sabes hacia dónde vas, no importa el camino que escojas…

4. Dialoga.

Y además no lo dejes mucho. Antes de mandarlo todo a tomar por culo, busca el momento y las palabras, y comenta lo que te está llevando por la calle de la amargura. Con cariño, y sin decir nada ofensivo. ¡Tómate una tila antes!!!

5. No tengas miedo a que acabe.

No mola nada estar en una relación por miedo a que acabe, tragando y tragando lo que no debes.

Piérdele el miedo a que la historia se acabe, y trata la historia como lo que es: una relación de pareja, no el centro de tu vida.

¿Qué te ha parecido?

¿Te ves con alegría para empezar otra historia de amor… o lo que sea que salga de tu siguiente relación de pareja?

¡Vamos a ello!, y disfruta.

disfruta tu relacion de pareja
Disfruta tu relacion de pareja

¡Adelante! Que la psicología del triunfo te acompañe…

····

Si este artículo te ha parecido interesante y guay, haz clic en alguna de las redes sociales de abajo para compartirlo y ayudarnos a llegar a más gente y que todos podamos disfrutar de

«Relacion de pareja: las 5 claves» 

¡Mil gracias de antemano!

¡Compártelo!

¿Cómo ser sociable y divertido?

¿Cómo ser sociable y divertido?

¿Te molaría tener mogollón de amigos, ligar con gente súper guapa, salir a sitios guays, ser lo más, tener mil millones de seguidores, un montón de likes y visualizaciones… ? ¿Cómo ser más sociable y hacer amigos? Pues en este artículo te cuento cómo ser una persona más social y divertida, porque así sabrás cómo conocer a mucha gente. Ésas son las claves que aquí te cuento: sólo lo realmente importante para ser sociable, porque no todos nacen así pero ahora puedes aprender a ser social por naturaleza. Tendrás los trucos para saber como ser mas extrovertido y sociable, porque ¿qué es lo social de una persona? y ¿qué es una persona tímida? Si quieres ser sociable y divertido de una vez por todas, lee hasta el final este artículo y sabrás cómo.

Mola mucho que seas la amiga más guay.

El que más liga del grupo.

La que siempre tiene el súper plan para salir el sábado.

El tío más solicitado…

Pero eso es muuuuuuy complicado…

 

Te sigue molando salir a tomar algo aunque no cierres los bares, y te gustaría mogollón saber como ser mas sociable, sin hacer ni cosas raras, ni el ridículo..

Ligar a lo bestia y triunfar. Saber como ser mas abierta y hablar de cualquier tema con una sonrisa y seguridad en lo que cuentas. Que te miren y te sientas el centro de atención. Pues en este artículo lo tendrás todo, porque ser mas sociable está en un mano desde ahora mismo.

¿Te atreves a seguir leyendo y descubrirlo?

 

Al final se reduce a saber como ser mas extrovertido y sociable, pero parece que hay gente que ha nacido con ese don, de los que ser social por naturaleza, no tiene secretos. Esa gente que es súper sociable y divertida, que siempre cae bien… Sí, seguro que tú también estás pensando en ese amigo o amiga que es un crack en esto.

Además, a la gente que es divertida y sociable, no sólo le va bien con los colegas… No!!! Le suele ir bien también en el trabajo. Parece que lo de ser simpático y sociable, viene bien para todo en la vida.

Pues en este artículo voy a contarte cómo ser más simpático y sociable, porque siguiendo unos consejos súper fáciles, al fin tendrás todo lo que necesitas saber para ser súper sociable y triunfar.

Con Psicología del Triunfo, al fin tendrás en tu mano lo que necesitas: el resumen para lograrlo, porque estoy aquí para ayudarte a encontrar tu solución.

 

¿Te atreves a intentarlo?

 

 

¡Adelante!

¿Cómo ser sociable y divertido?

«El hombre es un animal sociable que detesta a sus semejantes»

(Eugène Delacroix)

¿Cómo ser sociable y divertido?

¿Qué aprenderás en este artículo?​

¿Cómo ser sociable y divertido?

Te lo hemos resumido todo en 5 puntos, porque las claves te las damos mascaditas:

  1. Habla con desconocidos.
  2. ¿Te interesa lo que te cuenta? Pregunta.
  3. Haz sentir bien al otro.
  4. Ríe y sonríe.
  5. Sé activa y activo en la conversación.

Una lista súper corta, y con la que conseguirás lo que nadie ya podrá quitarte nunca: SER EL LÍDER – SER POPULAR – SER MAS SOCIABLE Y DIVERTIDO….

¿Te atreves?

Porque ya vale de no ser el más guay del grupo.

Al que le piden que haga las fotos… ya vale!!!

Con este artículo tendrás las claves para ser el tío más molón, y la tía que les trae de cabeza.

Adelante… no puedes perder un minuto más para coger el puesto que te corresponde.

Ser sociable y divertido

Todo lo que necesitas para ser mas sociable y divertido

Te encantaría ser súper agradable siempre, simpática o simpático, y que te llovieran las citas y los números de teléfono de gente interesante.

Además, que en el curro siempre contaran contigo para cosas chulas y nuevos retos, y que te buscaran a la hora de la comida o del café, porque molases tanto que contar contigo ¡fuera la bomba!!!

Pues puedes llegar a eso, aunque ser social por naturaleza no haya sido para ti. ¿Cómo? Siguiendo esta lista de 5 cosas que puedes empezar a hacer desde hoy mismo.

Resultado de imagen de sociable dibujo

…aquí te doy las cinco claves para conseguir ser mas sociable y divertido. Atrévete a leer hasta el final…

¿Empezamos?

«Un hombre desenfrenado no puede inspirar afecto; es insociable y cierra la puerta a la amistad«

(Sófocles)

¿Cómo ser sociable y divertido?

 

1. Habla con desconocidos

Mira que no te digo cualquier cosa: hablar con desconocidos supone que tienes que tener muuuucha confianza en ti, mucha decisión y bastante aplomo (por no decir que vas a tener que echarle huevos… un par de ovarios).

¿Por qué te digo que hables con desconocidos? Porque es un entrenamiento perfecto para perderle el miedo a estar con otras personas. Además, como ser mas social con la gente se aprende practicando y los desconocidos, son personas con las que puedes practicar.

Hay aplicaciones para no quedarse en casa haciendo actividades que te interesen. Por ejemplo: Meetup, que es una app para ir a actividades que organizan otros. Si te apuntas, ¿qué va a conseguir? Estar con gente que no conoces de nada, pero que están con tantas ganas de charlar como tú.

Es un buen comienzo, porque los demás también están solos, también quieren empezar a hablar y conocer gente nueva. Es un entrenamiento espectacular, de veras. Miguel y yo con Psicología del Triunfo, hemos trabajado en nuestros talleres con grupos de personas tímidas o que les costaba romper el hielo. Al final de los talleres hablaban sin problemas con cualquiera al que pararan por la calle, pedían teléfonos a gente desconocida… y lo más flipante es que la mayoría de las veces se los daban. Y no sólo eso, que la mayoría conseguían perder el miedo a entrarle a su princesa rosa o su príncipe azul, pero no a las cuatro de la mañana en un garito con poca luz y mucho alcohol… No, en plena Gran Vía de Madrid a las tres de la tarde, que eso sí es ser sociable, divertido y súper extrovertido.

¿Te atreves a hablar con desconocidos?

¿Y si te digo que es una forma de aprender a ser sociable y divertido?

Pues créelo: cuando empiezas a perder el miedo a hablar con desconocidos, empieza a pasar algo maravilloso, y es que como dejas de tener pánico y miedo escénico a esos momentos, ganas en seguridad. Así, cuando vuelves a estar entre personas extrañas, te cuesta muchísimo menos ser sociable y extrovertida.

No hay que olvidar que, hasta tus colegas y tus amigas del alma, fueron completos desconocidos al principio… ¡aunque ya no te acuerdes!

¿Sigues leyendo conmigo?

2. ¿Te interesa lo que te cuenta? Pregunta.

Sí… te parecerá una tontería, pero a todos nos gusta que se interesen por nosotros y nos pregunten. No para cotillear de tu vida y andar metiendo las narices donde no les importa, sino porque se interesan de verdad por ti.

Así que es fácil, cuando estés con alguien no hace falta que inventes conversaciones súper pensadas. Es tan sencillo como preguntarle al otro por algo que creas que os une, porque es la mejor forma de asegurar que lo que te cuente será también interesante para ti.

 

Si ves que no se te ocurren temas de los que hablar, de los fáciles y poco conflictivos que os unan…, pues tira de los temas más normales. Estás en blanco y puedes empezar a hablar del trabajo, por ejemplo, en general y sin entrar en detalles, así es el otro el que decide cuánto entrar en el tema.

Otros temas pueden ser: “Este finde parece que va a hacer bueno. ¿Tienes pensado hacer algo?”

Con esta pregunta abierta, consigues empezar a hablar sin que sea nada directo lo que preguntas. ¡No hay nada ofensivo, ni cotilla, ni nada de nada!!! Y lo mismo resulta que va a hacer algo chulo, y podéis hacerlo juntos. ¿Quién sabe?

Otras preguntas pueden ser sobre los estudios, la mascota, la vida personal en general, qué le interesa…, o pedirle consejo sobre algo que te parezca que le interese, y así puede que enganchéis a hablar un rato de algún tema.

Seguro que se ocurren un montón de temas! 

 

Ser sociable y divertido empieza por potenciar lo que nos une

3. Haz sentir bien al otro.

Pues sí: hacerle sentir bien y que es especial, es un básico porque a todos nos gusta sentirnos bien. Así que, piensa que unas de las claves para ser sociable y divertido, es que la gente se sienta bien contigo.

Una de las pacientes la semana pasada dejó a su chico. Estaban súper bien en mil cosas, pero ella lloraba bastante e incluso había vuelto a fumar. Después de mucho hablar del tema en terapia, la conclusión era que él no la hacía sentir bien. Curioso y cierto. A pesar de ser un tío súper majo y genial, a ella no la hacía sentir especial, y terminó por dejarle porque no se sentía especial a su lado.

Hacer sentir bien al otro, parece fácil de decir, pero ¿cómo conseguir esto? Es fundamental no ser fake y decirle al otro sólo lo que el otro quiere oír. Eso se nota a la legua y no mola nada. No funciona.

Los cumplidos tienen que tener fundamento, como los guisos de Arguiñano, y tienen que ser sobre algo de la persona. Por ejemplo, si te mola el pañuelo que lleva se lo puedes decir, pero seguro que la haces sentir mucho mejor, si el piropazo se lo haces sobre algo de ella como el pelo.

Estamos en un grupo de gente, y acaban de presentarme a una chica nueva que no conocía. Quiero caerle bien, claro. Mira la diferencia:

    1. ¡Cómo mola el pañuelo azul te llevas! ¡Qué bien elegido! Te queda genial con tu color de pelo. Llevo un rato pensando que seguro que lo has comprado en algún sitio súper especial, porque pañuelos así no se ven a menudo. ¿De dónde es el pañuelo?

 

    1. Tu pelo mola un montón. Me llevo fijando todo el rato, y he flipado con el pelo que tienes. ¡Qué envidia, tía! Se ve a la legua cómo brilla, y súper arreglado que lo llevas. Me encantaría tener el pelazo que tienes tú, ¿te haces algo especial para cuidarlo y que sea tan bien?

 

En el primer caso, agradecerá el cumplido, pero ese pañuelo lo tienen ella y otros mil millones de personas… así que será algo guay, pero no mucho. El piropo está bien, pero no deja de ser sobre algo ajeno a ella. Para romper el hielo está bien, pero no es un comentario del todo acertado, porque no es sobre algo que realmente tenga que ver con ella, sino con algo comprado o que le han regalado.

 

En el segundo, seguro que con el cumplido la hago sentir súper bien, porque es su pelo lo que me mola. ¡Su pelo!!! ¡Algo que sólo tiene ella! Halagas algo personal, aún más personal que el pañuelo azul que ha elegido, que también mola mucho.

Y además haces una segunda cosa, dejas abierto el diálogo sobre un tema que ella estupendamente: el cuidado de su pelo. Le haces un cumplido y como guinda, le dejas una pregunta abierta para seguir hablando. Perfecto, ¿no crees?

Para hacer sentir bien al otro, hay que buscar lo que te flipe de la otra persona. Seguro que, si lo piensas un poco, hay algo que admiras de verdad de la persona con la que estás hablando… Pues céntrate ahí y sé súper honesta y honesto en lo que sientes.

Nada de mentiras. Olvídate de piropos vacíos o inventados. Sólo la verdad de lo que ves a través de tus ojos, porque para ser sociable y divertido, hay que saber cómo halagar a las personas y hacerlas sentir especiales. Hacer brillar lo bonito que todos tenemos, hará que las personas se sientan felices contigo, y quieran pasar más tiempo a tu lado.

4. Ríe y sonríe.

Porque ver una cara feliz da muy buen rollo. Todos preferimos ver a alguien que es feliz y transmite “buena onda”, ante que a un amargado de la vida que sólo sabe estar con cara de triste y de mala leche.

Siempre mejor tener una sonrisa en los labios, que una cara seria o apática, y si además puedes, acompáñalo de una voz clara y un poco fuerte.

¿Qué consigues con esto?

Pues transmitir seguridad y buen rollo, porque se te oirá bien y cuando te miren, verán una cara tranquila y feliz. Articula las palabras, proyecta tu voz hacia la persona con la que estés hablando, mira a los ojos (¡ojo!, sin resultar demasiado agobiante o agresivo), y trata de no hablar demasiado deprisa.

Y lo más importante de todo: con una sonrisa en los labios, de las sinceras de verdad, que transmitan que “eres de confianza”, que contigo están bien y seguros, y que eres una persona sociable y divertida. Molas, y lo sabes.

Súper importante también es que transmitas energía positiva, porque a todos nos gusta rodearnos de personas positivas y optimistas. Personas felices, que te digan palabras bonitas y amables, para animarte cuando estás más triste… Sonreír también ayuda a eso.

¡No dejes de sonreír!

¡No dejes de reírte!

Además, cuando se sonríe ocurre algo más: ¡el cerebro no sabe si tu sonrisa es real o no!!! Aunque no te estés riendo de verdad, y sólo sea una risa fingida y forzada, tu cerebro se creerá que es real, y empezará a generar todas las hormonas que tienes cuando estás happy de la vida.

Una locura, pero real.

Así que sonreír sólo te va a traer ventajas: por un lado, la gente querrá estar contigo porque eres una persona feliz y alegre, y el buen rollo mola. Todo el mundo quiere rodearse de gente que no te dé la brasa con problemas, ni con historias deprimentes. La buena onda y las sonrisas, triunfan mogollón.

Y además, por el hecho de sonreír, tu cerebro se pensará que estás feliz de verdad, sea o no cierto, y hará que tus hormonas se pongan a producir como si realmente estuvieras súper happy… por lo que te vas a sentir feliz de verdad.

Ser sociable y divertido empieza por sonreír y reírse

«Sé cortés con todos, sociable con muchos, familiar con pocos, amigo con uno y enemigo con ninguno.«

(Benjamin Franklin)

¿Cómo ser sociable y divertido?

5. Sé activa y activo en la conversación.

Nada de escuchar en silencio y asentir. Te mola lo que te está contando, así que te gustará participar de vez en cuando, y comentar algo de lo que está diciendo. Mira con atención, y sonríe cuando estés de acuerdo. Puedes fruncir el ceño si algo no te mola nada, pero tampoco hace falta que sea todo el tiempo. Eso sí: siempre prestando atención a lo que te estén contando, con una forma de escuchar activa y atenta.

Si te está contando algo, y empiezas a bostezar, lo normal es que piense que pasas de lo que te dice… Mal.

Si te está contando algo, miras con atención sin perder detalle, y de vez en cuando preguntas alguna cosa de lo que está diciendo, tendrá ganas de que os veáis más porque se encuentra a gusto contigo… Bien.

 

¿Por qué hacer esto?

¿Por qué demostrar atención continuamente?

 

Porque no hay que olvidar que el objetivo que tienes ahora es ser más sociable y divertido, así conseguirás que LA GENTE QUIERA ESTAR CONTIGO MÁS, y te invitará a salir, te dará su teléfono, te llamará para ir a tomar algo, contará contigo para las actividades que se organicen… Vamos, que serás súper popular, sociable y divertido.

Para que eso ocurra, es necesario que las personas se sientan especiales contigo y súper importantes, porque así querrán “repetir”, querrán volver a estar contigo… buscarán tu compañía, porque molas.

No hay que olvidar que la gente quiere estar con quien les hace sentir bien. Puedes ser la persona más guay del mundo, pero si no haces a la gente que te rodea que se sientan especiales, no tendrás nada que hacer porque no querrán estar contigo.

A veces ves a gente súper importante que se empareja con alguien que te parece que no vale nada a su lado. Y lo que suele haber detrás es que esa persona que parece que “no vale nada”, hace que su pareja se sienta lo más especial del mundo. No hace falta que sea súper guapa o guapo, que sea una persona rica, inteligente, espectacular… pero seguro que le hace sentir mega especial, y eso es lo importante de verdad.

Si consigues que la gente se sienta así, tendrás en tus manos la llave para que quieran estar contigo más. El imán para que te quieran cerca, porque no serás tú, sino cómo les haces sentir de especiales a ellos, y ahí está la clave.

Estás en el camino para ser mas sociable y divertido.

Una clave más, y tendrás todo lo que necesitas saber para ser el rey y la reina del grupo. ¡Sociable y divertido serán tus motes!

 

Ya está [email protected] para empezar a una persona súper sociable y divertido, porque en este artículo de Psicología del Triunfo has visto todo lo que necesitas para ser un crack, para ser el tío más popular y la tía más guay del grupo.

Todo sencillo y fácil, porque no es complicado aprender como ser mas sociable con la gente, aunque no te haya “tocado” ser social por naturaleza.

 

 

Ya lo tienes todo para empezar a ser sociable y divertido,

¿te atreves a serlo desde ya?

 

Ser sociable y divertido, ser un pro!

¿Cómo ser sociable y divertido… ?¡Qué fácil  serlo con este artículo!

Conclusión

¡Ya tienes todo lo que necesitabas para saber como ser sociable y divertido!!!!

Eso se traduce en ser más popular con los colegas, tener más amigos dispuestos para salir en finde, más opciones para quedar…

Porque sentir que la gente quiere estar contigo, mola mucho.

En este artículo Miguel y yo te hemos dado las cinco claves que necesitas para empezar a ser más sociable y divertido, más extrovertido e interesante. ¿Cómo se hace eso? Pues muy fácil… Repasemos lo que has aprendido en este artículo.

1 Habla con desconocidos: practica hablando con unos y otros, para coger esa seguridad que te hará triunfar.

2 ¿Te interesa lo que te cuenta? Pregunta. Sí, pregunta porque así quedará claro que te interesa lo que te andan contando, y atiendes. Así los demás querrán seguirte contando cositas… También te ayudará a empezar a hablar, porque preguntando al otro conseguirás que no se note si estás en blanco y no sabes por dónde empezar a hablar. Será el otro el que empiece, y lo hará por un tema que le sea cómodo. ¡Todo ventajas!

3 Haz sentir bien al otro: busca las cosas que le hacen sentir bien, halaga con honestidad y de las cosas que son de la persona (su sonrisa, su inteligencia, su alegría de vivir… ).

4 Ríe y sonríe: porque la gente feliz atrae más que la amargada. La buena onda se contagia, y te hará ser más sociable y divertido allá donde vayas. Además, cuanto más sonrías, más feliz estará porque tu cerebro hará que así sea… ¡Curiosidades del cerebro y la biología!!

5 Sé activa y activo en la conversación: porque a nadie le gustan los monólogos. Si estás activo, a la gente le molará hablar contigo más, y te buscarán para las salidas que hagan.

 

En el artículo te he contado las cinco claves que te harán ser el más popular y querido, la más popular del grupo y la más querida. El centro de las celebraciones… Podrás ir a quedadas donde no conozcas a nadie, y tendrás la seguridad suficiente para empezar a hablar con la gente y terminar con nuevos “amigos”.

¡Adelante!, a empezar a ser sociable y divertido:

El rey de la fiesta!!!

La reina del saraó!!!

¡Adelante! Que la psicología del triunfo te acompañe…

····

Si este artículo te ha parecido interesante y guay, haz clic en alguna de las redes sociales de abajo para compartirlo y ayudarnos a llegar a más gente y que todos podamos disfrutar de

«¿Cómo ser sociable y divertido?» 

 

Aprender a ser social por naturaleza. Trucos para saber como ser mas extrovertido y sociable. ¿Qué es lo social de una persona? ¿Qué es una persona tímida?


¡Mil gracias de antemano!

¡Compártelo!

Aprender a vivir: las 5 claves

Aprender a vivir

En los artículos científicos semanales venimos tratando temas de actualidad, los que consideramos más interesantes de los que nos vienen a terapia. Sin embargo, esta semana soy yo la que plantea el tema: Aprender a vivir. Esta semana he despedido a dos personas muy queridas, y aunque todos sabemos que la vida tiene un fin, recordarlo no es fácil… En esos momentos se llega a la conclusión de lo importante que es aprender a vivir. Vivir la vida, y es ahí donde tiene cabida este artículo, con las 5 claves que ayudan a Aprender a vivir. Hoy desde Psicología del Triunfo, Miguel y yo queremos darte esas 5 claves, las que te ayudarán a aprender a vivir, y enseñar a los tuyos a aprender a vivir. 

Te has pasado media vida tratando sin pensar que estamos de paso. Aunque en algún momento hayas visto cerca, tuyo o de personas importantes y cercanas, al final se te pasa y dejas de pensar en que hay un final. ¿Por qué? Porque sino no podrías vivir, y dejarías de disfrutar la vida, por la angustia de que te vas a morir… Aprender a vivir. 

El ser humano necesita no pensar de forma constante en la muerte, y tampoco vivir como si nunca se fuera a acabar. ¿Dónde está el punto bueno? ¿Cómo conseguir vivir la vida, sin estar obsesionarse con la muerte ni la vida eterna? La respuesta es fácil: Aprender a vivir. Vivir la vida de forma consciente y plena.

Y si además tienes hijos, todo se complica un poco más. Porque en el fondo (y en la superficie), todos los que somos padres queremos que sean felices, ¡que de verdad lo sean!!! Enseñarles para que aprendan a ser felices, cuando la vida les vaya llevando por donde no quieran, cuando tengan problemas, cuando las cosas se tuerzan… Ahí es donde es más importante tener las herramientas para vivir la vida, y saber ser feliz. Aprender a vivir. Vivir la vida desde pequeños. Y no es fácil conseguir que aprendan a frustrarse, a luchar por lo que quieren, a no enrabietarse… ¡Éste es tu artículo!

Cuando tenemos cerca la pérdida de un ser querido, nos damos cuenta de “lo que realmente importa”, y no siempre son las cosas a las que le damos más importancia en el día a día. De hecho, suelen ser cosas que nos pasan desapercibidas. Por eso este artículo tiene dos objetivos principales:

  • Ver lo que realmente importa, para vivir la vida.
  • Aprender a vivir tú, y enseñar a los tuyos cómo hacerlo.

¿Te animas a ver cómo hacerlo? Desde hoy: Aprender a vivir. Vivir la vida.

Adelante… Porque este artículo te va a dar las 5 claves para vivir la vida, y aprender a vivir para disfrutar lo que tienes, con las personas importantes.

Es un reto que puedes empezar desde hoy mismo… Atrévete a hacerlo con Psicología del Triunfo.

Aprender a vivir: 5 claves para vivir. Reduce el estrés.

«Amo a las personas que disfrutan de la vida, porque yo hago lo mismo»

(Lil Wayne)

Aprender a vivir. Las 5 claves

¿Qué aprenderás en este artículo?​

Aprender a vivir. 5 claves para vivir de forma plena

¿No has pensado todo lo que ya tienes en tu vida?

Puedes centrarte en lo que te falta, pero también puedes pensar en lo que sí está ya contigo. 

Es un ejercicio bueno y necesario, pensarlo de forma consciente y agradecerlo. Ahí empieza el disfrute. 

Aprender a vivir. Vivir la vida disfrutando…

¿Quieres más detalles? Pues sigue leyendo y no podrás parar…

Ahora viene lo mejor… ¿Cómo aprender a vivir? Pues con estas 5 claves para vivir la vida, vas a tener la llave: 

    1. Vivir el presente.
    2. Pensar en lo que hacemos, mientras lo hacemos.
    3. Reducir el estrés.
    4. Renuncia a controlar todo.
    5. Piensa un poco antes de actuar.

Aquí está el resumen, y cuando leas el artículo, tendrás todos los detalles… 

Aprender a vivir. Vivir la vida… ése el reto.

¡Adelante!

Aunque no quiero adelantarte el final del artículo, vas a tener todo lo que necesitas para aprender a vivir, y vivir la vida de una formas más feliz y plena.

Aprender a vivir. Vivir la vida con pasión… dándole importancia a lo que realmente importa.

Aprender a vivir, disfrutar lo que tienes

Desde que nacemos estamos formando nuestras estructuras mentales, con las que aprendemos a vivir. No es sólo la parte moral y psicológica, también hay una parte biológica y otra social. Con todas ellas, desarrollamos nuestra personalidad y la forma en la que nos vamos a comportar.

Aprendemos cuáles van a ser nuestras reacciones basándonos en los modelos de educación que hemos recibido, y también en cómo somos biológicamente, de forma que desarrollamos nuestra personalidad en base a las “entradas” que recibimos.

¿Qué ocurre cuando esa educación que hemos recibido, no nos ha ayudado a centrarnos en aprender a vivir?

Desde la psicología es importante saber que la educación debe ayudarnos a aprender a vivir, a ser felices, a tener las herramientas para conseguirlo. Pero no es sencillo si de repente a tu edad te paras un momento porque has perdido a un ser querido, o te das cuenta un día de que no has llegado a donde imaginaste…

Quizás te imaginaste que cuando fueras mayor tendrías hijos y una familia, y resulta que no ha sido así…

Quizás te veías con un súper trabajo, y resulta que hoy en día llegas a final de mes… a duras penas, o tienes un trabajo que no te mola nada.

A lo mejor que te veías llegando feliz a casa, donde te esperaban con los brazos abiertos…, y resulta que no tienes ni putas ganas de llegar, porque para lo que hay esperando, mejor echas dos horas más fuera a ver si hay suerte, y cuando llegues está todo más calmado…

Bueno, pues la psicología puede ayudarte aquí, porque aprender a vivir con lo que tienes es fundamental para ser feliz y disfrutar. Aprender a vivir. Vivir la vida.

Elegir bien las metas es el primer paso. Tú podrás tener tus metas, tus aspiraciones, tus sueños…, lo importante es que sean alcanzables y si no están llegando, que puedas cambiarlas por otras sin que eso suponga frustrarse o estar mal.

Elígelas en función de tus recursos, tanto personales como sociales. Si cuando eras más joven pensaste unas metas, y ahora ves que no vas a conseguirlas: cámbialas. De buen rollo… Cámbialas. Porque eso forma parte de aprender a vivir. Vivir la vida, desde la consciencia y el respeto por nosotros mismos.

Yo quería una familia de la casa de la pradera, feliz, unida, con un marido que me mirara a los ojos y sintiera que era la mujer de su vida, y dos retoños corriendo pradera abajo, felices… ¡Mejor no te cuento en cuánto se parece eso a la realidad de mi vida! Sin embargo, tengo una vida plena con otros “actores” en ella; una vida llena de mil cosas que me hacen muy feliz.

Podría amargarme pensando en que no logré mis metas, o cambiar las metas a lo que sí he conseguido. Es una forma de aprender a vivir. Vivir la vida: adaptando mis expectativas al mundo real que tengo, y a cómo soy yo, con mis fortalezas y mis áreas de mejora.

Has nacido con un carácter que traías “de fábrica”, al que, con las experiencias vividas, la educación, el entorno social y familiar…, le has ido dando forma hasta tener tu personalidad. También ha influido la inteligencia que venía contigo “de fábrica”, y que te ha ayudado a formar esa personalidad. La inteligencia te ayuda a encontrar soluciones creativas, así de sencillo: cuanto más inteligente eres, más “caminos” le encuentras a los problemas que te vienen.

Esa personalidad es la que te hace ver el mundo de una determinada forma. Lo bueno es tratar de tener las mejores herramientas posibles, para que pase lo que pase, sepamos buscar el lado bueno de las cosas, y aprendamos a ser felices con ello. Aprender a vivir, no a sobrevivir.

Y si la personalidad que tienes no te ayuda a eso, o no hace feliz: ¡cámbiala! En este siglo se descubrió que el cerebro cambia, que existe la “plasticidad cerebral”. ¿Y para qué te sirve esto a ti? Para mucho, porque ten en cuenta que el cerebro se adapta a nuevos aprendizajes durante toda tu vida. Cambia su estructura y su funcionamiento, y se va a adaptando a los cambios, según descubrió Ramón y Cajal el siglo pasado, y por el que dieron el premio nobel de fisiología y medicina, en 1906, siendo considerado uno de los padres de la ciencia neuronal y la neurociencia.

Así que, desde el punto de vista científico, puedes reinventarte y cambiar, porque tus neuronas y tu sistema nervioso está preparado para ello. No es una reacción inmediata, pero sí está la posibilidad del cambio a tu alcance. En esta propiedad, es en la que se basa la rehabilitación después de lesiones. Te dejamos aquí un artículo científico de este tema, que es muy interesante.

Si desde que empezamos a vivir formamos las estructuras mentales, con las que aprendemos a vivir, si éstas no nos están llevando al camino de la felicidad, es el momento de replantearnos qué hacer para vivir la vida de otro modo, de una forma que nos haga felices.

Ahora sabes que puedes cambiar hasta tu cerebro. Que no es algo rígido que te obligue a ser seguir siendo como eres… ahora puedes ser de otra forma. No de forma radical, ni rápida, pero ya no tienes un cerebro rígido y limitador.

¿Te atreves a “aprender a vivir” distinto? ¿A buscar otra forma de encontrar tu felicidad?

Desde Psicología del Triunfo te vamos a dar las 5 claves que necesitas para ayudarte a conseguirlo.

¡Vamos a ello!

Aprender a vivir: 5 claves para vivir. Vive el presente.

«Aprende a disfrutar cada minuto de tu vida. Sé feliz ahora…»

(Earl Nightingale)

Aprender a vivir. Las 5 claves

Vivir la vida. 5 claves:

Para empezar, es importante que leas este artículo con la mente abierta a nuevas ideas.

Aunque estés súper bien con la vida que tienes, no está de más coger ideas nuevas que te puedan aportar algo para vivir la vida de una forma más plena.

Aprender a vivir. Vivir la vida.

Aquí van las 5 claves que desde Psicología del Triunfo queremos darte hoy:

1. Vivir el presente.

A lo mejor que parece algo súper obvio, pero no lo es. Vivir el presente y aceptar lo que va viniendo es fundamental para centrarse y vivir el momento que estás viviendo. Ahora estás leyendo, y sólo debes hacer eso: leer, dejar que las palabras lleguen a tu cerebro, entender el mensaje y… disfrutarlo. Hasta ahí.

Aprender a vivir. Vivir la vida.

Te dejamos un artículo científico sobre el mindfulness, donde se habla de esta idea. Como sabrás, el mindfulness trata de ver el momento presente, sin más intención que aceptar lo que está sucediendo, lejos de juzgar o valorar. Sólo observar esa realidad que se está viviendo.

Además, al hacer esto se produce algo que no te esperabas: ¡se reduce el estrés! Se usa también en terapia para tratamientos de trastornos mentales y físicos, porque se ha observado que tiene muy buenos resultados en depresiones, ansiedad, dolor, alimentación, etc.

Coge lo bueno de esta técnica, y a partir de ahora, lo que te pase y llegue a tu vida, de primeras: vívelo. Sólo eso. Vívelo como venga, y no trates de pensar si es bueno o si es malo. Si a la larga será algo positivo o no… En ese primer momento, no te permitas etiquetarlo.

Con eso, conseguirás disfrutar el momento sin cargarlo de emociones.

Bien, y ¿qué hacer en el momento 2? Cuando ya tienes encima la situación, es el momento de valorarlo. Esa valoración la vas a hacer en función de tus expectativas, así que es el momento de buscar la parte positiva cuando no esté muy a la vista.

Si tus expectativas son otras, tendrás que revisarlas un poco, y ver qué se puede hacer.

El momento más triste que he vivido últimamente ha sido la pérdida del hermano de un gran amigo. Tenía aún mucha vida por vivir, pero el cáncer estaba muy avanzado, y lo que podrían haber sido 40 años más, se quedaron en unos meses.

Las expectativas suyas y de mi amigo eran unas, pero la realidad fue otra muy dura y muy distinta. Aunque parezca que no hay una parte positiva en esto, y realmente es muy difícil encontrarla, es cuando más debes esforzarte para encontrar eso positivo que sólo tú puedes, y sobre todo, valorar cada momento compartido.

Aprender a vivir. Vivir la vida.

Todos y cada uno de esos momentos que tienes vividos, y los que están delante para ser disfrutados al 100%.

¿Podrías centrarte en la parte negativa? Por supuesto, y de hecho habrá un tiempo que necesitarás hacerlo. Pero pasado ese momento de ver la parte triste y dolorosa, toca sacudirse la pena y buscar de forma consciente lo positivo. Adecuar las expectativas a la nueva realidad, y seguir avanzando en la vida, hacia esa vivir la vida de forma plena.

Aprender a vivir: 5 claves para vivir. Piensa antes de actuar

2. Pensar en lo que hacemos, mientras lo hacemos.

Volviendo de nuevo a la técnica de meditación del Mindfulness, es importante pensar en lo que estás haciendo en cada momento, mientras lo estás haciendo. Esto te ayudará a saborear cada instante que vivas… No hace falta que sean cosas especiales, ni maravillosas, sólo que les prestes atención mientras lo haces. Es la mejor forma de vivir la vida.

Aprender a vivir. Vivir la vida.

Ver la tele con los niños, con tu pareja, con amigos, en soledad…

Comprar.

Lavarte los dientes.

Preparar el desayuno.

…son cosas normales que haces con frecuencia, y dedicarle el tiempo y la atención que necesitan, ayudan a darle la importancia que se merecen. Saborea ese instante de tu vida, porque también es parte del tiempo que tienes aquí, así que no lo menosprecies y lo dejes ir sin disfrutarlo.

Está bien no estar pensando continuamente en la muerte, ni en que estamos de paso, pero sí hay que saber que cada momento de nuestra vida, es irrepetible. Esa puesta de sol que aún recuerdas, sólo vive ya en tu recuerdo, y por eso vivir cada instante con intensidad y atención plena, te hará vivir la vida con pasión.

Saborea cada instante, porque es único e irrepetible.

Aprovecha el momento… Carde diem. 

3. Reducir el estrés.

El estrés juega en tu contra, y lo sabes. El Mindfulness te ayudará a bajar el ritmo, pero hay también otros trucos que te ayudarán.

  • Meditar a diario, al menos 15 minutos. Aquí tienes el link de nuestro artículo sobre este tema, que seguro que te gustará recordar, así como el link del audio de la relajación guiada que te ayudará a usar esos minutos en ti. Espero que lo disfrutes.
  • En otro de nuestros artículos, tienes la guía definitiva sobre el estrés y las 16 formas de reducirlo fácilmente. Te dejamos el link para que cuando acabes de leer este artículo, vayas de cabeza a por la guía definitiva para reducir el estrés.
  • ¡Fuera prejuicios! ¡Fuera ideas preconcebidas! ¿Tenías una idea de cómo tenían que ser las cosas, y son de otra? Vive el presente como viene, y después lo piensas… pero en el momento que estás viviendo, sólo vive y disfruta.

Aprender a vivir. Vivir la vida.

 

4. Renuncia a controlar todo.

Aprender a vivir también pasa por dejar de controlar. Te encantaría que las cosas fueran de una forma, pero son como son… Vivir la vida te hace ver que las cosas no suelen ser como esperábamos, y ahí hay dos opciones:

  • Aprender a frustrarse por lo que no es como querías, disfrutar el momento presente, y buscar lo bueno que tiene.
  • Amargarse porque las cosas son distintas a lo que queríamos, y quedarse en el pozo negro de la frustración.

¿Qué prefieres?

Aprender a vivir. Vivir la vida.

Renunciar al control es la solución, porque además ese control no existe… es sólo una ilusión. De hecho, la mayoría de las cosas no están en nuestras manos. Ni la vida de las personas, ni lo que sucede, ni lo que no va a suceder nunca… Son tan pocas las cosas que en realidad podemos controlar, que es absurdo el tiempo y la energía que se dedica a veces tan solo a pensarlo.

Deja que las circunstancias fluyan, y aprende a vivir la vida como venga. Así tu actitud te ayudará a vivir las oportunidades que vengan, disfrutándolas con plenitud e intensidad.

Te invito a que veas este vídeo. Son sólo un par de minutos, pero habla de la ilusión del control, algo que debemos tener siempre en mente: no existe el control, es sólo una ilusión que no debe olvidarse.

Disfruta los dos minutos, y sigue leyendo después…

Aprender a vivir. Vivir la vida

5. Piensa un poco antes de actuar.

Aunque parezca súper obvio, no siempre se hace… Ser coherente y no mentirte. Reflexionar primero desde tu realidad, con sinceridad para saber qué quieres hacer en realidad, y sólo después de haber hecho ese ejercicio personal, tomar una decisión y actuar.

Pensar es perfecto, y no hay que olvidar que también las decisiones tienen una gran parte emocional. Hay que sentir las decisiones, desde la emoción, desde el sentimiento. Pensar y sentir, a partes iguales.

Tu intuición es una parte importante de las decisiones que tomes. Por eso es tan importante: Aprender a vivir. Vivir la vida.

Haz el ejercicio conmigo. Ahora.

Siéntate un momento con tranquilidad, y cierra los ojos. Piensa en esa decisión que te está quitando el sueño. Respira… Con tranquilidad siente el problema, y piensa en lo que está ocurriendo, como si estuvieras en una obra de teatro y sólo asistieras a la representación de la vida de otra persona. Observa con tranquilidad la escena, y siente qué harías tú si fuera la vida de otra persona. Ésa sería la decisión de tu sentido común, la de tu cerebro práctico.

Hazla realidad en esa obra que estás viendo. Mantenla en el tiempo, como si pasaran rápido los años y pudieras ver qué pasa después. Observa desde tu butaca lo que ocurre, lo que tu imaginación y tu intuición te dicen que pasaría.

Ahora siéntelo. Ponle emoción al momento. Siente cómo te afecta. ¿Qué te provoca?… Alegría? Pena? Frustración?  

…siéntelo desde la boca del estómago…

Quédate ahí un rato. En la emoción, y decide si es lo que quieres tener o si prefieres dar otra vuelta a tu decisión.

Cuando hayas terminado de sentirlo y decidir, cuenta lentamente del 1 al 5, y abre tus ojos. Puede que hayas llorado durante el ejercicio, pero es un ejercicio necesario si la decisión es importante.

Esta es tu vida, la única que tienes. La única que tengo… Y éste es el mejor momento para sentirlo así, y tomar las riendas.

¡Adelante! No dejes que se vaya el siguiente minuto sin respirar y tomar conciencia de que este ratito es sólo tuyo. La luz está ahí. Todo está aquí todavía. Disfrútalo y siéntelo con la alegría de que lo tienes.

Apóyate en tu pareja, en tus amigos, en quien te dé confianza y te haga sentir especial, y en zona segura. Y si ves que necesitas más, en Psicología del Triunfo podemos ser tu apoyo si te cuesta valorar esos momentos. Nuestra misión es ayudarte.

Es tu momento… Aprender a vivir. Vivir la vida.

Conclusión

¿Qué te ha parecido? En unos pocos minutos, leyendo este artículo has aprendido un montón de cosas, y has reflexionado sobre qué cosas son realmente importantes en la vida.

Repasemos todo lo que has aprendido en este artículo.

En primer lugar, has visto cómo aprender a vivir y a disfrutar de todo lo que ya tienes. Además, es fundamental elegir bien las metas y que sean alcanzables y realistas. Y si las metas no llegan, puedes cambiarlas por otras. Sin problemas ni dramas, porque ¡puedes cambiar de opinión!

Sin que eso suponga frustrarse o estar mal. 

Elígelas en función de tus recursos, tanto personales como sociales. Si cuando eras más joven pensaste unas metas, y ahora ves que no vas a conseguirlas: cámbialas. De buen rollo… Cámbialas. Construye desde la persona que eres ahora, no desde la que fuiste. Reinvéntate cuantas veces necesites hacerlo.

Después hemos visto cómo nuestro cerebro es plástico, lo que arroja esperanza en un cambio real, biológico… hay que querer, eso sí, y trabajar sobre ello cada día, para que el cambio suceda, pero es posible. Para avalar la idea, tienes a Ramón y Cajal que ya en el 1906, estudió el tema, y has podido ver un artículo científico sobre el tema de la neurociencia.

Y después has tenido las claves que necesitas para hacerlo todo posible. Sólo cinco:

  1. Vivir el presente.
  2. Pensar en lo que hacemos, mientras lo hacemos.
  3. Reducir el estrés.
  4. Renuncia a controlar todo.
  5. Piensa un poco antes de actuar.

Todo fácil, si lo practicas a diario y creer en ello. Dime que no estás deseando empezar a vivir…

Aprender a vivir. Vivir la vida.

¡Vamos a ello!, y disfruta.

¡Adelante! Que la psicología del triunfo te acompañe…

····

Si este artículo te ha parecido interesante y guay, haz clic en alguna de las redes sociales de abajo para compartirlo y ayudarnos a llegar a más gente y que todos podamos disfrutar de

«Aprender a vivir. Las 5 claves» 

 

Aprender a vivir. Vivir la vida


¡Mil gracias de antemano!

¡Compártelo!

Como triunfar en tus propositos año nuevo para este 2020

Propositos año nuevo 2020

Llega final de año… Y nos surge si, ¿tenemos ya los propósitos de año nuevo? Sí, otro año que se acabe, y como piense los mil propositos año nuevo que tenía y que se han quedado en ideas, me deprimo. ¿No te pasa? Bajar de peso. Dejar de fumar. Ahorrar más. Salir menos… Pero piensas, este año me comprometo conmigo mismo y voy a hacerme una lista de propositos de año nuevo para 2020. 

Desde Psicología del Triunfo te damos las claves para que esos propositos año nuevo que llevas arrastrando años, por fin: sean realidad. ¿Te atreves? Después ya no tendrás excusas para hacer realidad tus propósitos  2020… Porque la finalidad no consiste en que hagas una lista sin más, sino tener claro en tu cabeza que los propósitos de año nuevo, es una manera, de guiar a tu «yo» a unos objetivos claros y bien definidos, por eso hoy te invitamos a que nos acompañes a realizar la lista de propósitos de año nuevo. 

El propósito de “bajar de peso” es de los más comunes, seguido de cerca por el de “ir al gimnasio” un par de veces en la semana, además de pagarlo religiosamente. Otro propósito de año nuevo que se repite mogollón es el del: “Sexo, sexo, sexo… What else?”, ¡éste me encanta! Mucho más divertido que el resto: leer más (o algo), beber menos, dejar de fumar, salir menos, no gastar tanto en ropa, zapatos, caprichos, tonterías… Estos últimos son los más aburridos, y no se cumplen más que el resto.

Si te pones a pensar la lista…, te deprimes, porque de los propósitos de año nuevo del 2019 hasta ahora, no hay ni medio cambio. Quizás mejoró algo al principio del año, pero después ha podido la rutina y estamos como siempre…

Y yo soy la primera que está así, porque vaya mierda de año que llevo… La báscula ha dejado de ser mi amiga, para ser como “Pepito Grillo”. En el gimnasio no saben ni quién soy del tiempo que hace que no piso. Y del Sexo, sexo, sexo… What else?, mejor no hablamos para no deprimirme más. Claro, que si tuviera más sexo y más gimnasio, la báscula sería más mi amiga… Bueno, ¡detalles!

En este artículo voy a darte las claves para que por fin tus propositos año nuevo, empiecen a ser una realidad que se mantenga en el 2020. No es magia, es sólo psicología, planificación, sentido común y dosis grandes de realismo.

¿Te atreves a hacer la lista conmigo?

¡Adelante! Este año 2020 va a ser el año de los propositos año nuevo que se cumplen, no de forma mágica (que sería estupendo y poco cansado), sino con la psicología y las claves que te damos desde Psicología del Triunfo.

Atrévete a hacerlo conmigo, y si ves que se pone cuesta arriba porque no sabes por dónde empezar tu lista de propositos, no dudes en levantar la mano y pedirnos ayuda en Psicología del Triunfo.

Propositos año nuevo: con metas alcanzables

«No hay nada peor que tratar de conseguir sueños inalcanzables, y acabar frustado y jodido… «

(Anónimo)

Propositos año nuevo

¿Qué aprenderás en este artículo?​

Aprender a vivir. 5 claves para vivir de forma plena

Que sí, que hay que tener sueños… pero hay que saber diferenciarlos de las realidades y las metas alcanzables.

Lee este artículo, y terminarás el 2020 con la lista completada.

¿Te atreves?

Aquí va la lista de las cosas que tienen que cumplir tus propósitos. 

Ni más, ni menos que estas 5 cosas… 

    1. Específicos.
    2. Medibles.
    3. Alcanzables.
    4. Realistas.
    5. En un tiempo determinado.

El método SMART… no inventamos la rueda: la usamos!!!

Porque una lista, no deja de ser eso: una puta lista, que no va a ningún sitio…

¿Y si te cuento cómo ponerle magia y que funcione?

Pues sigue leyendo, y serán tus propósitos 2020, una lista de realidades.

¿Te atreves?

A por todas… cuando llegues aquí, serás el rey y la reina del mambo… No te quiero adelantar más.

Ahí lo dejo…

propositos año nuevo

Propósitos 2020: lista loca

Se acaba el año y seguro que estás echando la vista al 2019, igual que estoy haciendo yo estos días, y te das cuenta de todo lo que pensabas haber hecho, y estás viendo todas esas cosas que se han quedado pendientes para el 2020. O para el 2021, o para ¿nunca?

Puede que “te sientas de lo peor” por no haber llegado a todo lo que querías las navidades pasadas. Súmate a la lista, que así estamos todos… Lo que seguro que vas a hacer antes de ponerte con la lista del 2020, es hacer el balance del 2019.

Mirarás atrás, verás dónde estabas las navidades pasadas, ahí empezarás a calcular dónde querías estar hace 1 año, y dónde has llegado.

En ese momento, empezarás a pensar qué cosas quieres para el 2020, porque esta vez: sí que sí, que vas a conseguirlo.

La lista será parecida a la del año pasado, pero mucho más realista:

  • Bajar dos tallas de ropa.
  • Ir al gym 2 veces a la semana, hasta 3 algunas semanas.
  • Encontrar al hombre de mi vida / a la mujer de mis sueños.
  • Leerme 1 libro al mes.
  • Encontrar un trabajo mejor, que me paguen mucho más que ahora.
  • Volver a enamorarme, sentir, llorar, vivir y que, si me rompen otra vez el corazón, sea por haber querido con toda el alma.
  • Tener un hijo / una hija / un perro / un gato…
  • Comprarme un coche chulo de verdad, de esos caros y que hacen ruido.
  • No ponerme mala en todo el año.

 

Seguro que en esta lista loca hay alguna cosa que te cuadre para la tuya, o incluso ¡muchas!!!

Es muy bueno hacer una lista loca donde pongas las mil ideas y deseos que tienes, los de verdad, aunque sean las cosas más absurdas del mundo y sepas que tus amigos te colgarían de los pulgares cuando leyeran las primeras 2 cosas… Si es lo que te pide el cuerpo, lo que te molaría tener para el 2020, date el lujazo de soñar un rato. Sueña que las cosas de tu lista han pasado, y las tienes…  Disfrútalo…

Está bien. Mírala un par de veces y disfrútala como lista loca, porque es eso: las ilusiones que te gustaría que se cumplieran en el 2020. Sólo eso: ilusiones.

Ahora sí ha llegado el momento. Coge tu lista loca, pégala a la puerta de la nevera con el imán que te regalaron, y ponla que no se vea demasiado… sólo el título que asome un poco.

Ale, pues olvídate de ella hasta el año que viene, que ahora voy a ayudarte a hacer la lista de propósitos año nuevo. La lista de las cosas que sí vas a hacer en 2020.

¿Empezamos?

Elige tus propositos año nuevo con realidad

«Otro año más que pagué el gimnasio, y no me hizo nada.

El próximo año, probaré a ir…»

(Anónimo)

Propositos año nuevo

¿Cómo hacer una lista de propósitos?

La lista loca te ha puesto en el sitio mágico que estás todos los años a estas alturas. Está muy bien, pero ya has visto que eso no te lleva a ningún sitio…

Por eso, este año va a ser distinto.

Desde Psicología del Triunfo, vamos a ayudarte a plantear tus propósitos año nuevo de una forma que sí vas realizarlos ¿Cómo? Muy “sencillo”: haciendo que los propósitos y las metas que te plantees para 2020, sean cosas que realmente pueden ser cosas realizables.

Si te planteas ir a la luna, ya te digo que no vamos a conseguirlo.

Si te planteas sonreír, muy mal se tiene que dar para que no lo consigas.

¿Cómo hacer entonces una lista de propósitos que triunfe? Pues aplicando la metodología SMART, que así dicho queda súper chulo, pero que además es muy útil. Lo que viene a contar este método es que para el 2020 tenemos que buscar propósitos que cumplan lo que en inglés dicen: Specific o específicos, Measurable o medibles, Achievable o alcanzables, Realistic o realistas, y Timely o que se puedan llevar a cabo en un tiempo determinado.

Para empezar, nada de mil propósitos. Aunque te salga una lista de 10 cosas que tú sabes que te molaría y podrías conseguir, corta en las 4 que más te gusten. Olvídate del “yo puedo”, “lo tengo súper claro”, “si me esfuerzo, puedo con esto y más”… Es verdad todo eso, pero el camino es largo y un año entero da para mucho.

Si para marzo te has pulido los 4 propósitos año nuevo, pues recuperas este artículo, y ¡te pones 4 más que se te ocurran!!!, pero de momento hazme caso y ponte: sólo 4.

Perfecto, pues vamos a ver qué tienen que cumplir los propósitos para el año nuevo 2020. Recuerda de cabeza las cosas que tenías en tu lista loca, y empieza a darle forma a estas ideas.

Mira cómo tienen que ser los propósitos año nuevo:

  1. Specific – Específicos:

Nada de propósitos ambiguos, porque si no está claro qué buscas, ¿cómo vas a conseguirlo? Así que lo de “conseguir un trabajo mejor”, cámbialo por un “conseguir un trabajo donde me paguen un 20% más”, por ejemplo.

Otro propósito súper específico para 2020 puede ser: “dejar de fumar”. Y ahí queda claro que es “fumar cero cigarros, ni de borrachera”. Claro, concreto, específico, sin ambigüedades.

Además, elige las palabras con las que vas a escribirlo en tu lista de propósitos año nuevo. Todo sencillo sobre “qué vas a conseguir”.

  1. Measurable (Medibles)

Tus propósitos año nuevo tiene ser algo que se pueda medir. Por ejemplo, no puedo decir “quiero ser feliz en 2020”, pues a lo mejor lo soy en agosto del 2020, pero no hay forma de medirlo y saber cómo soy de feliz.

Pues eso: cosas medibles. Como lo de encontrar un curro en el que me paguen un 20% más que ahora. Eso se puede medir perfectamente… O no fumar nada en 2020.

Otros propósitos pueden ser complicados de medir también, como “encontrar al amor de mi vida”… en fin, en estos casos, es mejor ir a cosas más concretas que pedirse para el 2020. Ni príncipes azules, ni princesas rosas…

 

  1. Achievable (Alcanzables)

Nada de metas inalcanzables, ni pajas mentales… sólo cosas que sepas que pueden conseguirse.

A ver, que tiene que ser algo que te rete, porque si no te vas a aburrir antes de empezar y eso no mola, pero no puede tampoco irse de madre por ser demasiado difícil… Busca algo que puedas conseguir.

Tú ya sabes qué cosas se te dan bien, con lo que puedes y con lo que te cuesta Dios y ayuda… Por ejemplo, yo odio nadar, pues no me pondré como propósito ganar los 100m mariposa en 2020.

Alé!, échale una pensada a la lista loca, a ver si se salva algún propósito de la quema, y podemos re-utilizarlo para la lista de verdad.

 

  1. Realistic (Relevantes o Realista)

Nada de sueños irrealizables… Que somos mayores ya, para saber qué cosas sí podemos hacer, y cuáles son tontería plantearse.

Si me pongo la meta de perder 5 kilos en 2 meses, oye, que a lo mejor lo consigo…, pero mejor me la pongo a lo largo de 6 meses para triunfar. Si digo que voy al gym todos los días, pues ya te adelanto que va a ser un fracaso seguro. Si trato de ir un par de veces a la semana, las semanas buenas, ahí seguro que lo consigo.

Pues eso: elige metas realistas, nada de sueños que te gustaría. Eso para la lista loca, que mola también pero no aspiras a cumplirla.

¿Más ejemplos? Encontrar el hombre de tu vida o la mujer de tus sueños. Así dicho, mola un montón, pero luego entras en Tinder y vas de chasco en chasco… Es ahí donde vuelves a usar la lista loca

Pues plantea como objetivo conocer personas interesantes, y seguro que así el propósito de año nuevo lo cumples. Y si para el mes de junio te das cuenta de que hay alguien que merece la pena, pues ya vas súper feliz de la vida.

Y nada de tirar la toalla en febrero, que hay un montón de personas interesantes, y quizás con alguna te apetezca seguir quedando después de las primeras citas. ¿Quién sabe?

  1. Timely (Calendarizadas)

Súper importante también, porque el año tiene los días que tiene, y no es plan de esperar una vida para conseguir las cosas.

Si te planteas que vas a montarte un negocio nuevo, marca los tiempos lógicos en los que desde el sentido común puedes conseguir pequeñas metas. Sin ponerte presión, y sin dormirte en los laureles.

Pretender perder los 5 kilos en 2 meses a lo mejor es súper posible, pero tendrías que cambiar un montón de cosas en tu vida, y a lo mejor ahora no te apetece cambiar tantas… Así que, pon plazos lógicos.

Métete algo de presión, sí, pero sin agobios ni malos rollos. Y si ves que se está haciendo súper cuesta arriba, revisa los plazos y los adaptas a la realidad.

Si quieres ahorrar 1000€ al mes, y ganas 700€… pinta mal. Si te planteas ahorrarlos a lo largo del año, ahí sí puede que llegues a tu objetivo.

Objetivos lógicos, en plazos razonables. Ésa es la clave.

Vale, ya tienes la lista con las cuatro cosas que quieres. Sólo cuatro… ni uno más. Y la tienes bien preparada, con sus plazos lógicos, sabiendo que son cosas que sí puedes conseguir y además quieres hacerlo.

Tienes también la lista loca que la has puesto en la nevera, sujeta con el imán y sin que se vea mucho… es necesaria, pero las ilusiones y los sueños inalcanzables se los dejamos a los de Disney.

¿Quieres saber el último paso?

Pues ponerle la magia la lista de propósitos año nuevo, ese ingrediente que te a hacer que los consigas…

¿Sigues leyendo conmigo?

propositos año nuevo

Propósitos de año nuevo, una guía para tu 2020

Poner magia a la lista de propósitos

¡Vamos a ello!!!

Ahora que ya has leído esos 5 requisitos que tienen que cumplir tus propósitos año nuevo, y tu súper lista con los 4 propósitos que te dicen qué quieres hacer, ha llegado el momento definitivo…

Lo tienes casi todo, porque ahora viene la parte en la que tienes que pensar dos cosas más, lo que hace la magia de todo esto. La magia de verdad.

Ahora tienes que pensar y escribir después estas dos preguntas mágicas:

  • ¿Para qué quieres conseguirlo?
  • ¿Cómo vas a lograrlo?

Pues en esas dos preguntas está la magia. El “para qué” va a ser el motor que te haga conseguirlo, de veras, porque cuando sabes para qué haces las cosas, todo es más fácil y motivador.

¿Para qué quieres hacer (…) ?

Para sentirme mejor conmigo misma, por ejemplo.

Y el “cómo vas a lograrlo”, marca el camino para conseguirlo. Aquí es importante no agobiarse, porque los pasitos tienen que ser cortos y constantes. Si quiero ir 3 veces en semana al gimnasio, el “cómo” será: aprovechando la hora de la comida de los lunes, miércoles y viernes, y llevarme un bocata de casa para comer algo de camino al gym.

Ése es el “cómo”, el camino que me da la pista sobre los pasos.

Es fundamental saber el para qué, el porqué quieres hacer las cosas y cómo vas a hacerlas, porque la motivación es básica para moverse. Cuando se tienen momentos de “lucidez”, es cuando hay que describir el camino que hay que seguir para lograrlo. Esos pasos que, uno tras otro, nos van a llevar a conseguir los objetivos.

Se puede llegar a cualquier sitio, pero tendrás que dar un paso primero y después otro, y así hasta recorrer el camino completo. Nada de ir andando como los pollos sin cabeza…, a menos que te guste perderte por el camino.

¿Sabes hacer esta parte? Si sabes, adelante y a por todas desde hoy mismo.

Si te cuesta, escríbenos con tus propósitos y, desde Psicología del Triunfo te ayudaremos a hacer ese camino con el “paso a paso” que tú necesitas, porque ¡puedes conseguirlo!

Estoy deseando ver tu lista de propósitos para el 2020, la de propósitos año nuevo que a todos nos gusta imaginar, y que esta vez por fin se va a hacer realidad.

Es tu momento… ¡Ve a por todas!

Propósitos año nuevo, una guía para tu 2020

Conclusión

Mola que después de haber leído el artículo entero, estés viendo las conclusiones para ver si algo se escapó… no se te ha escapado nada: tienes las ideas súper claras ahora.

Has hecho balance del 2019 y, mirando atrás has visto todo lo que has aprendido del año que se acabó.

Después has hecho tu lista loca, imaginando las mil cosas que te gustaría conseguir, tus ilusiones, tus sueños… todo lo que molaría. ¡En la mía va que me toque el Euromillón y me quite de trabajar para siempre!!!!

Después la has puesto en la puerta de la nevera, y has empezado a ver qué tienen que cumplir los 4 propósitos del 2020 que sí vas a cumplir, porque quieres hacerlo y es posible.

Esa lista cumple 5 requisitos súper importantes:

    1. Son específicos y concretos, nada de cantos de sirena o cosas imposibles.
    2. Son medibles, porque de nada sirve ponerse objetivos que no se pueda medir si se están consiguiendo o mejorándose.
    3. Alcanzables, que lo del Euromillón suena muy bien, pero no hay quien se crea que lo alcanzo en 2020… ¡Cosas lógicas!!!
    4. Realistas, más de lo mismo… que quiero estar una 36, pero con este cuerpo serrano y comiendo con la alegría que lo hago, con perder unos kilos sería más que feliz.
    5. En un tiempo lógico y determinado, para no acabar con mal rollo porque pasan los días, y los meses sin conseguirlo.

 

¿Qué te ha parecido?

¡Vamos a ello! Quiero tu lista de propósitos en los comentarios, y si quieres compartir también la lista loca, ¡nos echamos unas risas juntos!!!, que la mía tampoco tiene desperdicio.

¡Adelante! Que la psicología del triunfo te acompañe…

····

Si este artículo te ha parecido interesante y guay, haz clic en alguna de las redes sociales de abajo para compartirlo y ayudarnos a llegar a más gente y que todos podamos disfrutar de

«Aprender a vivir. Las 5 claves» 

 

Aprender a vivir. Vivir la vida


¡Mil gracias de antemano!

¡Compártelo!

Juguetes sexuales para parejas: La guía 3.0 sobre juguetes sexuales

juguetes sexuales en pareja

Contarle que quieres usar juguetes sexuales en pareja, no es un tema sencillo de hablar. Cuando por fin te atreves a hablar sobre los juguetes sexuales para parejas, sacas el tema… ¡Fú! En ese momento en el que tienes a tu pareja mirándote con los ojos como platos, y no sabes ni cómo empezar, ni cómo seguir… Imagínatelo. Juguetes sexuales para parejas, un tema que a todos al principio nos cuesta proponer porque en algunas parejas se ha convertido en un tema tabú pero que realmente, en determinadas ocasiones nos apetece experimentar. Aquí descubriras que tipo de juguetes sexuales existen, tanto juguetes sexuales de uso individual la sean dildos, vibradores, succionadores, etc. Como juguetes sexuales que se pueden utilizar en la pareja, y si aún no has llegado a ese ponto con ella, te explicamos de manera sencilla como comunicarselo a tu pareja. 

Juguetes sexuales para disfrutar en pareja

En Psicología del Triunfo, a Miguel y a mí nos gusta traer a nuestro blog los temas que nos van surgiendo en consulta cada semana, y éste es uno de los que más nos habéis pedido.

Hay bastantes artículos científicos sobre el tema, pero hemos querido dejaros algunos de los más referenciados en la comunidad científica

La pregunta más repetida ha sido:

¿Cómo le cuento que me apetece que usemos juguetes sexuales para pareja, sin que me mire como si fuera… lo peor de este mundo?

«¿Es sucio el sexo? Únicamente si se hace bien

(Woody Allen)

Juguetes para la cama: esos juguetes  que animan la relación

Juguetes sexuales para ambos... ¡Tabúes fuera!

como usar juguetes sexuales en pareja

Vivan los juguetes sexuales para parejas! Vamos a ver este tema “tan difícil” para mucha gente, porque no hay necesidad de limitarse en las relaciones de pareja. ¿Por qué poner límites a pasárselo bien, a disfrutar, a la satisfacción…, si puede disfrutarse aún más en pareja? Abre tu mente, y verás cómo se te ocurren mil juguetes sexuales para parejas que puedes usar: vibradores, bolas chinas, dildos…

Cualquier juguete sexual puede usarse en pareja, y es una puerta que se abre a experimentar y a disfrutar, en mil formas nuevas a lo que conoces. ¿Por qué no hacerlo entonces?

Hablando con mi amigo Enrique sobre el tema, me comentaba que es delicado para algunos hombres, que su pareja pueda plantearles usar juguetes sexuales para parejas en la cama, porque podría hacerle pensar que se está cuestionando su hombría…

Cuando me lo contó, me quedé pensando un rato, porque como mujer es una idea que jamás me había pasado por la cabeza… Él el cambio me decía, que el pensamiento era:

Si hace falta un juguete, ¿será porque yo no le valgo…? ¿No soy capaz de satisfacerle como antes? ¡Oh!, ¡Dios mío, ya no le gusto como antes!

Y seguro que, en muchos casos esta creencia irracional e inconsciente, está detrás de rechazar de primeras la idea de usar los juguetes sexuales para parejas.

Enrique además añadía, que algunos hombres sentían que debían ser ellos los que consiguieran que sus parejas llegaran al orgasmo mediante la penetración, vamos: “misión imposible” en muchos casos. Aquí me viene a la cabeza uno de los artículos que escribí para Psicología del Triunfo, hace ya unas semanas sobre el orgasmo femenino.

Ese artículo ha sido uno de los más referenciados en foros y búsquedas, porque habla de juguetes sexuales para parejas con claridad. Efectivamente, sólo con la penetración es bastante complicado alcanzar el orgasmo, así que es mucho más sano no obsesionarse con este tema y disfrutar de otras formas de alcanzar el maravilloso orgasmo femenino, o el masculino, ¡que los juguetes sexuales para parejas no son patrimonio de las féminas!

Cuando se usan juguetes sexuales en pareja, disfrutando y sin pensar que se usan porque no consigues llevar a tu pareja al orgasmo, el juguete empieza a ser un aliado para conseguirlo, y empieza a darse un nuevo sentido a los juguetes sexuales para parejas. Una liberación…

¿Te atreves a ver desde la psicología, cómo superar esos tabúes que hasta ahora te impedían disfrutar de nuevos caminos?

¿Quieres disfrutar en pareja… o en solitario?

¿Te animas a usar juguetes sexuales para parejas que te ayuden a alcanzar el orgasmo, a liberarte y a disfrutar aún más?

¿Quieres saber cómo se puede jugar, sin que el límite esté en ti?

¿Puedes no pensar en si está bien o mal usar esos juguetes sexuales para parejas, y disfrutarlos?

Desde Psicología del Triunfo vamos a abordar este tema, para ayudarte a sentirte libre en tus relaciones, para que de este modo seas más tú, y vivas de una forma más plena y feliz.

¡Adelante!

¿Qué aprenderás en este artículo?​

Juguetes sexuales para parejas: esos juguetes sexuales que animan la relación

Aquí comenzaremos a dar las principales pinceladas de qué son los juguetes sexuales, y cómo usarlos tanto en solitario como en pareja. 

¿Qué vas a aprender usándolos?

¿Sabes qué te va a aportar usarlos con tu pareja?

¡Tabúes fuera!

Llega el momento. Quieres comentárselo y que de una vez por todas, empecéis a usarlos.

…Houston! Por dónde empezar?¿??¿ 

    1. Primero: ten claro qué juguete sexual quieres usar.
    2. Segundo: elige el momento más adecuado para tratar el tema.
    3. Tercero: no compres el juguete sexual hasta que los dos estéis convencidos.

No quiero quitarte lo más importante… así que te animo a leerlo hasta el final.

Cuando termines sabrás cómo molan los juguetes sexuales, y cómo hablar de ellos con tu pareja.

Dime que no tienes ganas de llegar hasta el final…

 

Juguetes sexuales en solitario y en pareja

jugetes sexuales para parejas

La primera experiencia con los juguetes sexuales para parejas, puede venir en solitario, porque seas una persona súper atrevida, que se compre su primer juguete y se ponga a ver cómo funciona aquello… aunque lo más habitual, es que haya sido tu pareja o alguien súper cercano (como algún amigo o amiga), quien te haya animado a comprarlo, te haya explicado cómo usarlo, y te haya despertado el “gusanillo” de lo que mola.

En internet hay mil opciones para hombres y mujeres, incluso packs con juguetes sexuales. Los más vendidos son: balas vibradoras, vaginas, fundas para el pene con distintas texturas, huevos vibradores, cadenas anales, anillos vibradores para el pene, juegos de mesa que vayan guiando a la pareja sobre qué hacer con el resto de juguetes, bolas chinas, bolas anales, lubricantes, estimuladores prostáticos… Y otros complementos para el juego como máscaras, pinzas para pezones, collares, esposas, látigos, cuerdas de algodón, mordazas, velas, vino, aceite de masajes (con efecto calor o con efecto frío) … y por supuesto, preservativos.

 Como esto se trata de un tema muy visual, me gustaría tratarlo en un artículo exclusivo para esto más adelante, por ahora os dejo con este vídeo que os va aclarar muchas dudas para los principiantes y principiantas de este tema:

Usar juguetes en pareja

Sin juzgar ni tratar de entender por qué otros pueden usar juguetes sexuales de los que jamás has oído hablar, empezar a escuchar sus nombres es una forma de abrir la mente y empezar a no ver como algo tan raro estos temas.

Los juguetes sexuales para parejas te permiten conocer mejor tu cuerpo y aquello que te gusta. Tomarte tiempo a solas, te puede ayudar a descubrir el camino hacia el placer en tu cuerpo.

Y lo que es indudable es que, cuanto mejor conozcas tu cuerpo y lo que te da placer, más fácil te será guiar al otro cuando tengas relaciones compartidas. Sólo así podrás decirle sin dudar qué tecla hay que tocar en cada momento. Jugar previamente con los vibradores y los demás juguetes sexuales para parejas, es la diferencia muchas veces entre saber qué te gusta y no saberlo.

Que sepas disfrutar del cuerpo es fundamental, y también lo es que seas capaz de explicárselo cuando estáis en la cama. ¿Y si el camino que conoces para llegar al orgasmo, pasa por usar juguetes sexuales para parejas? ¿Y si la intensidad de los orgasmos es mucho mayor cuando los utilizas? En estos casos, tendrás que pensar seriamente cómo contarle que los juguetes sexuales tienen un sitio en vuestra cama…

Cada día es más normal hablar sobre la sexualidad y el uso de juguetes, y debe lucharse por defender la idea de que los juguetes sexuales para parejas no son sustitutivos, sino complementos en la pareja.

Y además ayudan a experimentar y a conocer mejor el cuerpo, siendo súper positivo después cuando se le quiere explicar al otro por dónde debe ir.

¿Qué más se consigue con los juguetes sexuales para parejas? Salir de la rutina, porque en pareja se tiende a estancarse y repetir aquellas cosas que se sabe que gustan, y se suele entrar un poco en lo “de siempre”. Los juguetes sexuales para parejas permiten experimentar nuevos caminos que no se conocían, y después se puede decidir si volver a recorrer ese camino o no.

jugetes sexuales para pareja

Descubre aquí cual es tu juguete sexual ideal:

Cómo hablar del tema con tu pareja

Tener una vida sexual plena y satisfactoria, repercute positivamente en tener una buena salud mental, física, mejor humor, además de mejorar el sistema inmunológico, y por supuesto, ayudar a reducir el estrés diario.

La sexualidad debe partir desde el respeto hacia uno mismo y hacia los demás, y desde el no juzgar y no juzgarse. ¿Por qué insistir en esto? Porque ahí aparecen los tabúes y los pensamientos limitantes que en muchos impiden utilizar los juguetes sexuales para parejas como parte del juego de la satisfacción.

Es el momento de que identifiques cuáles son tus creencias limitantes, ésas que te han estado rondando la cabeza tanto tiempo. Ahora puedes enfrentarte a ellas, volver a analizarlas y ponerlas en tela de juicio.

Ahora ya lo sabes:

No hay temas de los que no se pueda hablar.

No hay temas prohibidos.

No hay tabúes.

Lo que tampoco hay que olvidar es que mis límites no tienen por qué coincidir con los tuyos, y lo que a mí puede parecerme de Heidi, para ti puede ser lo peor… Por ejemplo, tú puedes necesitar experimentar relaciones con personas de tu mismo sexo, y para mí ser algo insalvable. O yo puedo querer estar con dos mujeres, y para ti ser algo que no soportas. Tengo mis límites. Tú los tuyos. Hablemos y veamos dónde estamos.

Por eso es tan importante hablar y escuchar. Comentar libremente lo que se piensa, con mucho cariño y eligiendo las palabras que sepas que no hacen daño ni ofenden. Sin juzgar. Escuchando. Dialogando…

Y siempre con mucho cariño y respeto, ir diciéndole a nuestra pareja qué cosas sí queremos probar, cuáles no, ¡ni de coña! Cuáles podríamos llegar a probar más adelante. Qué juguetes sexuales para parejas queremos descubrir…

Hay que hablar mucho, con libertad y confianza. Y si en algún momento de la conversación sientes que te están juzgando: puedes decírselo, para llamar la atención sobre cómo te estás sintiendo. Todo de una forma tranquila y respetuosa, pero sin callarte… Decirlo te hará sentir libre, porque estarás expresándote y poniendo límites. 

«¿Qué voy a hacerle yo si me gusta: el whisky sin soda… el sexo sin boda…»

(Joaquín Sabina)

Juguetes para parejas: esos juguetes sexuales que animan la relación

juguetes sexuales en pareja

Hoy en día internet nos ha abierto la puerta a las compras discretas. Antes había que ir a tiendas físicas donde te podía ver entrando la vecina de tu madre, y en cambio ahora puedes comprar desde el sofá de casa, mientras charlas con tu pareja de qué juguetes sexuales para parejas os apetecer probar este finde.

Por internet todo es más discreto, aunque al virtualizar se pierde el poder tocar y hablar con el de la tienda, para que te recomiende. Porque hablar con los dependientes y dependientas de estas tiendas físicas ¡es una maravilla! Te explican con todo lujo de detalles los juguetes sexuales para parejas, y si vas en pareja… aún más.

Dejar atrás los tabúes y tener una buena educación sexual, ayuda mejorar la satisfacción. Además, gracias a los artículos científicos, a los blogs y a los mil artículos de revistas y webs como la nuestra, es más fácil que todos tengamos acceso a información que ayuda a dar visibilidad y dejar a un lado los tabúes.

Educación sexual.

Respeto por los gustos y experiencias de otros.

Juguetes sexuales para parejas y nuevas cosas que probar, en solitario o en pareja.

Otras formas de evitar la monotonía en la pareja, al margen de los juguetes sexuales para parejas o en solitario de los que habla este artículo, puede pasar por un sinfín de alternativas sexuales.

Seguro que ha oído hablar de locales de swingers, donde se realizan intercambio de parejas y cualquier combinación que encaje entre los que participen. También hay quien prefiere introducir a más personas en las relaciones, formando tríos u orgías, o pasar a relaciones abiertas donde cada uno mantiene relaciones con otras personas al margen de la pareja, o los que consumen porno para aumentar el deseo en la pareja…

Hay mil fórmulas para tratar de reactivar el deseo y dejar de lado a la monotonía, que termina llegando a la mayoría de las parejas con el paso del tiempo, pero siempre debe hacerse de la forma más trasparente posible con la otra persona.

Ambos deben estar de acuerdo, desde el respeto hacia uno mismo y hacia el otro siempre, y estando seguros de que nos sentimos bien cuando lo hacemos. Porque, aunque parezca obvio, a veces pensamos que nos harán sentir bien algunas cosas, y cuando al final nos ponemos a ello… son un desastre completo. Ser adulto y responsable, conlleva que a veces hay que “recular”, hablar claro y decirlo:

“Cariño, pensaba que podría hacer esto y, sin embargo, ahora que he dado el paso y lo he intentado no me siento bien. Prefiero dejar de hacerlo y por favor, espero que lo respetes, aunque puede que no lo comprendas ni lo compartas, pero no quiero seguir haciendo esto. De veras que lo siento.”

Si se te ha pasado por la cabeza que quieres probar los juguetes sexuales para parejas, desde Psicología del Triunfo podemos orientarte en cómo planteárselo y empezar a hablar del tema, porque de cómo se lo cuentes a tu pareja dependerá en gran medida, cómo lo va a afrontar… y de que quiera probar contigo.

Así que… ¡manos a la obra!

juguetes sexuales en pareja, y cosas nuevas

Llevas días dándole vueltas. Has practicado hasta con el espejo del baño, tratando de pensar qué le dirás y cómo va a empezar la conversación…

Tranquilidad.

Relax.

Las pautas a seguir pueden ser las siguientes…

Qué juguetes sexuales se pueden probar en pareja:

1. Tener claro qué juguete sexual quieres en pareja

Primero mira un poco por internet, hasta que tengas más o menos claro cuál es el juguete sexual que quieres… el más adecuado. Infórmate sobre cómo funciona, y piensa en las ventajas que podría aportar en la pareja. Vas a ser el mejor comercial del “cacharro” y tienes que “venderlo”. La parte buena es que juegas con ventaja, porque sabes exactamente cómo es tu “cliente”… tu pareja! ¡Olé por ti!

 

«Pierde su consolador mientras bailaba en una máquina de juegos».

En la Jungla. La chica estaba dándolo todo en la máquina de baile y se olvidó de que llevaba algo importante entre las piernas que no le gustaría compartir con los demás…

19

Juguetes para parejas: esos juguetes sexuales que animan la relación

2. Elige el momento más adecuado para tratar el tema

No te precipites…

Tómate tu tiempo y elige el momento más adecuado para tratar el tema: cuando sepas que vais a tener tiempo e intimidad para hablar de ello sin interrupciones. No te precipites. No lo enfoques como que la relación estuviera en un punto de monotonía, y esto fuera “la salvación” … sino como que el juguete sexual va a aportar nuevas formas de disfrutar juntos.

 

3. Es importante decidir entre [email protected] dos cuándo comprar el juguete sexual

No compres el juguete sexual hasta que los dos estéis convencidos de querer introducir ése nuevo elemento. ¡Sin precipitarte!

Es distinto si tú ya tienes juguetes sexuales para parejas y los utilizabas antes de comenzar la relación… en ese caso, puedes llevarlo directamente el día que decidas hablar de ello. Siempre viendo si es adecuado o no sacarlo, no sea que la conversación necesite de más tiempo.

Es importante que plantees el tema como lo que es: usar juguetes sexuales para parejas es una forma de estimularse, y con ello de alcanzar nuevos niveles de placer sexual. Todo ello, dentro de la intimidad y de la confianza que tienes con tu pareja, y sobre todo, dentro del marco de tu relación.

juguete sexual pareja

4. Como usar juguetes sexuales con tu pareja

El problema en muchas ocasiones es que, al hablar por ejemplo de usar juguetes sexuales en la pareja, sientas que te está juzgando y valorando si lo que dices es bueno o no, o si es “moral” o no…

¿Qué pasa en ese caso? Pues lo normal es que, si te hace sentir mal o con incomodidad, es probable que no vuelvas a sacar el tema más. Dejarás de exponerte de forma tan abierta, y si sigues con ganas de probar, lo harás en solitario… Una pena, porque en pareja se multiplica el placer.

No hay vergüenza.

No hay motivos para callar.

Debes hacerlo de forma abierta y libre, siempre con cariño y respeto, sin miedo a que te juzgue nadie.

 

Puedes defender lo que piensas, porque hablar de estos temas con tu pareja, ayuda a normalizar y a liberarte de las creencias limitantes.

En Psicología del Triunfo sabemos que tu liberación, pasa porque hables de los tabúes. Con tu pareja. Con nosotros. Con tus amigos. Con quien te dé confianza y te haga sentir bien, en zona segura.

Es tu momento…

Conclusión: los juguetes sexuales para los dos

Vamos a repasar todo lo que has aprendido en este artículo.

En primer lugar, has aprendido cómo vivir una sexualidad plena, con libertad y desde el respeto hacia ti y hacia tu pareja, es fundamental. Desde ese pensamiento liberador, puedes empezar a construir.

Después hemos visto cómo es importante descubrir qué te gusta en tu cuerpo, y cómo alcanzas el placer y la satisfacción. El auto-conocimiento es muy importante, y requiere de tiempo con uno mismo. Cuanto mejor conozcas tu cuerpo, más fácil será que después guíes a tu pareja sobre qué tiene que hacer, dónde y cómo… y los juguetes sexuales pueden ayudar mucho en este camino.

Cuando ya tienes claro cómo responde tu cuerpo, es el momento de compartirlo con tu pareja. Elegir el mejor momento para compartirlo es fundamental. Saber qué decir y cómo decirlo: la clave del éxito.

En este punto, desde Psicología del Triunfo te hemos dado las tres claves que necesitas:

  1. Primero elegir cuál es el juguete sexual más adecuado. Una vez identificado: aprende cómo se lo vas a vender a tu pareja. ¡Tienes que triunfar en la “venta”!!!
  1. Segundo: elige el momento perfecto para hablar de ello. Sin prisa. Tomándote tu tiempo para contarle que quizás usar juguetes sexuales para parejas pueda ayudaros a encontrar nuevas formas de disfrutar juntos. Más diversión. Más risas compartidas.
  1. Tercero: llega a acuerdos antes de lanzarte a comprarlo. ¡No te precipites!

Disfrutar de las relaciones sexuales, en solitario o en pareja…

Y disfruta con los juguetes sexuales para parejas…

Lo más importante: ríete mucho en la cama, porque la sexualidad es divertida y liberadora, y desde el respeto y el cariño, los tabúes deben quedarse fuera del maravilloso mundo de la satisfacción.

¿No tienes ganas de empezar a experimentar?

¡Vamos a ello!, y disfruta.

Juguetes eroticos para parejas

como jugar con tu pareja con juguetes. Hablar

¡Adelante! Que la psicología del triunfo te acompañe…

····

Si este artículo te ha parecido interesante y guay, haz clic en alguna de las redes sociales de abajo para compartirlo y ayudarnos a llegar a más gente y que todos podamos disfrutar de «Juguetes para parejas: esos juguetes sexuales que animan la relación«

¡Mil gracias de antemano!

¡Compártelo!

Relajación guiada, aprende a meditar y relajarte

relajacion guiada. aprenderás a relajarte en cualquier sitio

¿Estás [email protected]? ¿[email protected]? Miguel y yo llevamos tiempo queriendo escribir este artículo sobre la importancia y cómo debeis realizar una relajación guiada, porque tanto en las sesiones de asesoramiento psicológico, como en los talleres a los que asistís muchos de vosotros, nos habéis pedido las claves mágicas para relajaros y llegar a ese estado maravilloso. La relajación guiada es el camino. Aunque a cada uno de vosotros os hemos ido dando las técnicas que mejor se os adaptan, por eso mismo hablamos para escribir este artículo donde daros esas claves generales que os permitan aprender los pasos para meditar y conseguir relajarte desde cualquier sitio, gracias a la relajación guiada.

Con este artículo vas a aprender la relajación guiada con pasos sencillos, que además te permitirán conseguir relajarte en cualquier sitio. Sencillo. Fácil. Tan solo siguiendo los pasos de la relajación guiada que aprenderás en este artículo, podrás relajarte en cualquier momento y a tu voluntad… Y disfrutarás de tener tú el control.

La relajación guiada funciona, y hay innumerables estudios que así lo demuestran. El anterior enlace muestra la realidad que se esconde detrás de esto, con datos objetivos que te permitirán ver cómo se mejora con la relajación. Con la relajación guiada se consigue reducir los niveles a los que nos activamos, y así baja la ansiedad y mejoran muchos problemas diarios que tenemos, además de mejorar la calidad de vida. 

¿Qué ocurrirá cuando empieces a relajarte a diario?

Que, a partir de ese momento, sentirás que tienes la llave de una parte muy importante de tu vida, y podrás controlar la espiral del estrés y aquellas situaciones que hasta ahora te desbordaban.

Bajando el nivel de nervios. Manteniéndote en la serenidad y la tranquilidad. Viendo la vida pasar a otra velocidad.

El otro día en terapia una paciente me contaba que sentía que era muy impaciente, hacía comentarios poco acertados, y terminaba cometiendo errores tontos. Ella sentía que no podía tener la tranquilidad suficiente para pensar dos veces las cosas (¡ni una vez!!!), y las cosas que salían por su boca terminaban provocando auténticos desastres en su vida.

La relajación es la llave para que la vida, empiece a ir más lenta.

¿Te animas?

La meditación mediante la atención plena (mindfulness), también se utiliza para alcanzar la relajación y está basada en el budismo. Sea a través de la atención plena o de la relajación guiada, vas a conseguir reducir el estrés, los síntomas depresivos si los tienes y la ansiedad, además de equilibrar los hemisferios, y de mejorar la intuición y el sistema inmunológico.

Es el momento de empezar a practicar la relajación guiada, y con Psicología del Triunfo vamos a darte las claves en este interesante artículo. 

¡Adelante! Comenzamos

relajacion guiada. aprende a confiar en que puedes relajarte

«Repita este mantra cada vez que sea necesario:

Me importa un carajo Ohmmmm….

No es mi problema… Ohmmmm…. «

(Anónimo)

Relajación guiada, aprende los  pasos para meditar y conseguir relajarte desde cualquier sitio

¿Qué aprenderás en este artículo?

Relajación guiada, aprende los pasos para meditar y conseguir relajarte desde cualquier sitio

¿Qué hace cada parte de tu cerebro?

¿Qué hemisferio usas más?

¿Es bueno eso?

¿Cómo mejorar?

Aquí te damos las claves para que aprendas cómo mejorar el uso que haces de tu cerebro. No dejes de leerlo!!!!

Mejor que la magia: aquí tienes las claves de la relajación guiada…

Sólo tendrás que seguir uno a uno los pasos, y serás el líder de la relajación guiada. 

Súper sencillo:

    1. Ponte en situación.
    2. Relajación física.
    3. Relajación mental.
    4. Visualizaciones tranquilas.
    5. Visualizaciones positivas.
    6. Salir de la relajación.

Cuando llegues al final del artículo, sabrás relajarte en cualquier situación, momento y lugar, y por fin conquistarás esta técnica.

Tendrás bajo control lo que antes se te escapaba.

No te quiero adelantar nada… pero este es tu artículo! Disfrútalo…

Los hemisferios

El cerebro es ese gran desconocido, y es importante conocerle antes de empezar a trabajar con él, por eso hemos querido hablar de los dos hemisferios que lo componen: el izquierdo y el derecho.
Equilibrarlos y hacerlos trabajar en sintonía, es fundamental para llevar un buen ritmo diario. La meditación y la relajación guiada son el camino, pero ¿cómo empezar a recorrerlo?

Cada día cuando nos despertamos, deberíamos dar gracias por estar. Sí, tan solo por estar ya es un buen motivo para estar agradecido. Además, lo ideal es fijarse en lo que se tiene, en lugar de en lo que no se tiene todavía: salud, trabajo, hijos, un techo, una pareja…
Quizás parezca una tontería, pero es importante centrarse en la parte positiva de la vida, antes de empezar el día. Somos muy afortunados y tenemos que valorarlo.
A veces vamos tan deprisa, tan acelerados, con tanto estrés, que nos pasamos de frenada. ¿Qué ocurre entonces? Que empezamos a perdernos el momento que vivimos porque estamos proyectados en el siguiente momento, o en las preocupaciones, o en lo que tenga que venir.
Y ahora la pregunta del millón: ¿y eso cómo se soluciona?
Si pudiéramos vivir en la montaña, solos, sin relacionarnos con nadie… bueno, yo creo que ni así estaríamos relajados, porque la relajación debe venir de dentro hacia afuera. Así que el proceso empieza por la relajación diaria, y la meditación puede ser un buen camino para lograrlo.

¿Para qué sirve la relajación?

La relajación ayuda a muchas cosas, entre ellas desarrolla la intuición, la creatividad, el uso controlado de la imaginación…, y también a algo súper importante: a proyectar en nuestra mente los proyectos que queremos hacer, y las ilusiones que tenemos. Cuando estamos relajados y tranquilos, podemos imaginarnos dónde nos gustaría estar. Qué nos gustaría conseguir. Y ese estado de relax nos llega cuando estamos realmente relajados.
Además, nos permite establecer puntos de referencia, que nos ayudan a estar cuerdos en esta locura de la vida. A estar en equilibrio vital frente a todo lo que nos viene a diario, y lo que nos pueda suceder en el futuro.
¿Para qué más sirve la relajación? Para equilibrar los dos hemisferios del cerebro, algo que ayuda a mejorar el sistema inmunológico. En 1981 Roger Sperry consiguió el premio Nobel de medicina, gracias a las investigaciones que desarrolló sobre qué funciones tenía cada hemisferio del cerebro. El 90% de las personas sólo usan el hemisferio izquierdo, y el 10% utilizan además del derecho. Esto además conlleva que vemos lo que conocemos, porque no se puede separar lo que podemos expresar de lo que somos.

¿De qué se ocupa cada hemisferio?

El hemisferio izquierdo se ocupa de todo lo analítico, lo lógico, lo racional, lo verbal, lo literal, la parte de adulto que tenemos, de las matemáticas, de lo reflexivo, y de nuestra parte masculina, que también la tenemos las mujeres.
El hemisferio derecho se ocupa de lo intuitivo, lo emocional, lo metafórico, lo global, lo musical, lo geométrico, la parte del niño interior, de lo femenino que hay en nosotros (también los hombres la tienen), y la parte soñadora. Este hemisferio se activa con las imágenes principalmente.
Einstein decía que la imaginación era más importante que el conocimiento, y está a tu alcance trabajarla.

La relajación a la que se llega con la meditación, te ayudará a equilibrar ambos hemisferios, y como consecuencia, mejorará tu sistema inmunológico. La relajación permite que la parte más intelectual y lógica, la del hemisferio izquierdo, se ponga a funcionar en sintonía con la parte más emocional e intuitiva. En ese lado de nuestro cerebro, tenemos además dos partes: la activa, que lleva la creatividad por bandera, y la pasiva, que puede percibir y tener la intuición de lo que no vemos y está.

Así que, para estar en equilibrio, debemos tener alineados:

cuerpo – mente – emociones.

Cuando alguien en terapia nos pregunta a Miguel o a mí qué hacer cuando la cabeza les dice una cosa, y el corazón otra, la respuesta es sencilla: “Cuando estés en equilibrio, ese problema no existirá”. Porque cuando estás en equilibrio, sabes perfectamente qué hacer. No hay conflictos entre lo que dice la cabeza y lo que dicta el corazón. Tu cabeza sabe lo que te conviene, y tu corazón lo que siente, y no hay luchas porque sientes qué debes hacer y qué camino tomar.
Y la intuición también juega su parte, porque te permite saber de forma consciente, lo que ya sabes de forma inconsciente.

¡Hay tantas cosas que sabes, y no podrías explicar por qué!

Cabeza – Corazón – Tripa.

Esa “tripa” de la que se habla a veces, es esa intuición que está siempre ahí.

¿Cómo se puede desarrollar esa intuición?

Pues ésa intuición, que gracias a este artículo de Psicología del Triunfo ya sabes que forma parte de la parte pasiva de tu hemisferio derecho, se trabaja con la relajación guiada, teniendo en cuenta estas cuatro cosas:

  1. Tienes que querer hacerlo. Parecerá tonto, pero lo primero es la voluntad y el deseo de QUERER, y leyendo este artículo tienes la mitad del camino recorrido.
  2. Tener PACIENCIA, porque las cosas no suelen venir solas, y hay que trabajarlas a diario, poco a poco. Este camino no es inmediato, ni tiene atajos para llegar.
  3. DEDICACIÓN, porque tendrás que meditar a diario para lograrlo. Sí: a diario. La meditación y la relajación guiada son el camino para llegar al equilibrio.
  4. CONFIANZA: porque puedes lograrlo, y vas a lograrlo. Confía en ti, y si confías en que puedes hacerlo, lo conseguirás.
La relajacion guiada te lleva al equilibrio

La relajación guiada paso a paso

Lo ideal es que cada día sacaras al menos quince minutos para meditar. Mejor por la mañana, según pongas los pies en el suelo, cuando estás aún medio [email protected], y no sabes casi ni dónde estás…

Será mejor si además haces otra relajación guiada antes de dormir, y será aún mejor si hacer una tercera después de comer. Pero si no tienes tanto tiempo, quédate con la de la mañana.

Puedes ayudarte de audios de meditaciones y de relajación guiada, que te ayudarán a recorrer todo tu cuerpo, órgano a órgano, para entrar en ese estado “zen”. Suelen empezar por la cabeza, y van bajando hasta los pies, recorriendo cada parte del cuerpo, para que pienses en ellos y les mandes la orden de “relájate”.

De este modo, vas tomando conciencia de tu cuerpo y entras en armonía con él.

1. Ponerse en situación.

Aunque en la mayoría de las relajaciones te digan que te tumbes, desde Psicología del Triunfo te vamos a recomendar que no te tumbes, ni te pongas demasiado có[email protected] porque no tienes que dormirte. ¡Es muy importante no dormirse!

También ten en cuenta que cuando estés un rato con la relajación, tendrás frío en los hombros, por lo que antes de empezar ponte algo de abrigo para que después no tengas ganas de acabar rápido para echarte algo por encima.

Primeros pasos:

Prepárate bien: Pasa al baño antes. Bebe agua. Y dedícate esos minutos para ti, sin distracciones. Habrá ruidos a tu alrededor, pero no van a distraerte porque no lo permitirás cuando estés en ese estado de relajación.

Ya te has sentado en el borde de la cama, por ejemplo, si acabas de despertarte o en una silla. Apoya las manos sobre los muslos. Cierra los ojos, y con ellos cerrados inclina la mirada como si miraras un poco por encima de la línea recta, sólo un poco hacia arriba, sin mover la cabeza.

Comienza a tomar conciencia de tu respiración. Obsérvala tranquilamente, atendiendo a cómo entra y sale el aire de ti. No hagas nada especial, sólo piensa en tu respiración y disfrútala un rato.

Te asaltarán pensamientos, pero no trates de “no pensar”. Sólo deja que el pensamiento pase por tu cabeza, y sigue fijándote en tu respiración.

Y estando así toma una respiración profunda por nariz, y suelta el aire lentamente por la nariz visualizando y recorriendo con la mirada el número 3, tres veces.

Vuelve a respirar profundamente y mientras sueltas el aire lentamente, visualiza el número 2, tres veces.

Una tercera vez, respira profundamente y al soltar el aire, visualiza el número 1 tres veces.

En ese estado, habiendo controlado tu respiración de forma consciente, estarás más relajado ya.

La relajacion guiada, mejora tu creatividad

2. Relajación física.

En este momento es cuando empezarás a recorrer tu cuerpo, parte a parte.
Comienza por tu cráneo, por la piel que recubre tu cráneo. Siente la piel y los músculos que lo rodean. Piensa en tu mandíbula, y nota cómo se relaja al pensar en ella.
Relájalos.

Piensa en tu frente, y en la piel que recubre tu frente. En tus ojos. En tus párpados. Siente cómo se relajan y te pesan más y más. Piensa en tus mejillas y en la piel que recubre tus mejillas.
Relájalos.

Ahora piensa en tu cuello. En la piel que recubre tu cuello. En tu garganta. En el interior de tu garganta. Relájala.

Piensa en tu pecho. En la piel que recubre tu pecho. Piensa en el interior de tu pecho, en sus células. Relaja hasta la última célula de tu pecho. Relájalos.

Ahora piensa en tus hombros y los músculos de tus hombros. Siente la ropa que roza tus hombros. Relájalos.

Piensa en tus brazos y en la piel que recubre tus brazos. Piensa en tus codos, en tus manos. Relájalos.

Ahora piensa en tu tripa, en la piel que recubre tu tripa. Siente la ropa que roza tu tripa. Relájala.

Piensa en el interior de tu tripa, en tus órganos, en tu estómago. Relájalos.

Ahora piensa en tus piernas, en la piel que recubre tus piernas. En tus músculos, en tus huesos. Piensa en las células, y dales la orden de que se relajen.

Piensa en tus rodillas, en tus pantorrillas. Piensa en la piel que las recubre. Relájalas.

Ahora piensa en tus pies, en la piel que cubre tus pies. Relájalos.

Siente que tus pies no pertenecen a tu cuerpo. Siente que tus piernas no pertenecen a tu cuerpo. Ni tus muslos, ni tu tripa, ni tu pecho. Siente que no te pertenecen tus hombros, ni tus brazos, ni tus codos, ni tus manos.

 

Ahora tu cuerpo no te pertenece… Disfrútalo.

Disfruta esta sensación.

Ahora tu cuerpo entero está relajado.

No pierdas la concentración:

En este momento es cuando empezarás a recorrer tu cuerpo, parte a parte.
Comienza por tu cráneo, por la piel que recubre tu cráneo. Siente la piel y los músculos que lo rodean. Piensa en tu mandíbula, y nota cómo se relaja al pensar en ella.
Relájalos.

Piensa en tu frente, y en la piel que recubre tu frente. En tus ojos. En tus párpados. Siente cómo se relajan y te pesan más y más. Piensa en tus mejillas y en la piel que recubre tus mejillas.
Relájalos.

Ahora piensa en tu cuello. En la piel que recubre tu cuello. En tu garganta. En el interior de tu garganta. Relájala.

Piensa en tu pecho. En la piel que recubre tu pecho. Piensa en el interior de tu pecho, en sus células. Relaja hasta la última célula de tu pecho. Relájalos.

Ahora piensa en tus hombros y los músculos de tus hombros. Siente la ropa que roza tus hombros. Relájalos.

Piensa en tus brazos y en la piel que recubre tus brazos. Piensa en tus codos, en tus manos. Relájalos.

Ahora piensa en tu tripa, en la piel que recubre tu tripa. Siente la ropa que roza tu tripa. Relájala.

Piensa en el interior de tu tripa, en tus órganos, en tu estómago. Relájalos.

Ahora piensa en tus piernas, en la piel que recubre tus piernas. En tus músculos, en tus huesos. Piensa en las células, y dales la orden de que se relajen.
Piensa en tus rodillas, en tus pantorrillas. Piensa en la piel que las recubre. Relájalas.

Ahora piensa en tus pies, en la piel que cubre tus pies. Relájalos.

Siente que tus pies no pertenecen a tu cuerpo. Siente que tus piernas no pertenecen a tu cuerpo. Ni tus muslos, ni tu tripa, ni tu pecho. Siente que no te pertenecen tus hombros, ni tus brazos, ni tus codos, ni tus manos.

Disfruta esta sensación.

Ahora tu cuerpo entero está relajado.

3. Relajación mental.

Para estar aún más [email protected] cuenta del 10 al 1 en sentido descendente mientras respiras lentamente. 10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1. Ahora estás aún más [email protected]

Notarás como tu mente se pone en calma. Quizás sigan llegándote pensamientos del día. No luches contra ellos, tan solo déjalos pasar sin entrar a pensar sobre ellos.

Mantente en este estado unos minutos disfrutando de tu respiración.

La relajacion guiada y la playa

4. Visualizaciones tranquilas.

Ahora es el momento de hacer visualizaciones que te den tranquilidad. Piensa en una playa, en la que estás disfrutando de las olas. Mantente en ese pensamiento unos momentos.

Ahora visualiza un paseo tranquilo entre árboles. Unos árboles grandes que te dan sombra y te protegen. Disfruta del olor y las sensaciones mientras paseas entre ellos.

Cuenta lentamente del 5 al 1 en sentido descendente: 5, 4, 3, 2, 1. Ahora estás aún más [email protected] Es el momento de disfrutar de esta sensación.

5. Visualizaciones positivas.

Ahora piensa en tu lugar de descanso, ése donde te sientes [email protected] Puede ser un lugar de tu niñez, o uno en el que hayas sido feliz. Cuenta del 1 al 3, y cuando llegues a 3, visualízate allí. 1, 2, 3: ¡visualízate en tu lugar de descanso!

Disfruta de ese momento de tranquilidad, donde eres feliz y recuperas esa sensación de paz.

Imagínate [email protected] Con salud. En armonía. Siente que todo va bien y que estás en conexión con todo lo que te rodea.

Disfruta ese momento. Quédate ahí un rato sin prisas.

6. Salir de la relajación.

Para volver vas a contar del 1 al 5 de forma tranquila, y cuando llegues al 5 te despertarás estando [email protected] y como si acabaras de un sueño reparador y maravilloso. Sintiéndote feliz y [email protected]

Abre y cierra las manos, empieza a contar moviendo lentamente tus pies, tus dedos. Respira con más intensidad.

1, 2, 3, 4, 5: abre los ojos. Conserva el estado de calma y relax que tienes ahora, y dedícate unos minutos con los ojos abiertos para volver.

¿Qué relajación guiada debo utilizar?

Hay muchos ejemplos de relajación guiada en internet. Desde Psicología del Triunfo nos encanta la del Método Silva, en la que se basa este ejemplo que os hemos escrito aquí, y como graduados de él, os animamos a que aprendáis más de este maravilloso método.

Recuerda que es imprescindible tener un buen equilibrio entre el cuerpo, la mente y las emociones, y la meditación ayuda a mantenerlo. Aunque hacerlo cada día puede ser un rollo, lo cierto que los beneficios están ahí, al alcance de tu mano.

A continuación te dejo mi audio de 13 minutos, para que empieces con él el día.

Otro ejemplo es este vídeo de relajación. Prueba el que más te guste:

La relajación guiada ayuda a desarrollar la intuición

Conclusión

Vamos a repasar todo lo que has aprendido en este artículo.

Los hemisferios

En primer lugar, has aprendido cómo funciona tu cerebro y los dos hemisferios que tienes: el izquierdo, y el derecho. Y has visto de qué se ocupa cada uno de ellos.

El hemisferio izquierdo es el que usas más, el lógico, el adulto… el que te dice que las cosas son de una forma determinada.

El hemisferio derecho es el de la imaginación y la intuición. El creativo. El que menos usas y por tanto, el que hay que equilibrar y trabajar más para sacar todo el potencial que puede ofrecerte.

La meditación, a través de la relajación guiada, te permite llegar a equilibrar cuánto usas los dos hemisferios, así que has visto como dedicándole unos minutos cada día, puedes mejorar tu imaginación y tu intuición.

Pasos de la relajación guiada:

  1. Ponerse en situación. Sentándose con las manos apoyadas en los muslos, ojos cerrados y con la mirada ligeramente hacia arriba. Contempla tu respiración y deja que los pensamientos que te asalten, se vayan de una tan tranquila como vinieron; sin luchar contra ellos. Comienza a contar del 3 al 1, tomando una respiración profunda antes de cada número, y repitiéndolo tres veces.
  2. Relajación física. Aquí hemos ido recorriendo cada parte de tu cuerpo, empezando por el cráneo, y recorriendo cada músculo. Has prestado atención a tu piel y a la ropa que recubre tu cuerpo, notando cómo te roza y tomando consciencia de cada parte. Dándole la orden mental de relajarse. Después has sentido como si tu cuerpo no te perteneciera, y sólo estuvieras en tu mente.
  3. Relajación mental. Con el cuerpo completamente relajado, te has relajado un poco más, contando del 10 al 1 lentamente.
  4. Visualizaciones tranquilas. En este estado, te has ido con tu mente a esos sitios donde hay paz y calma, como una playa o un paseo entre árboles. Estando allí, has disfrutado de las sensaciones y los olores. Has estado un rato en calma.
  5. Visualizaciones positivas. Aquí has estado en ese sitio donde eres feliz y estás en tu paraíso particular. Te has recreado en las sensaciones y la paz del sitio: de tu sitio especial. Puedes cambiarlo de una relajación a la siguiente. Eres libre de elegir.
  6. Salir de la relajación. Para salir has seguido una cuenta ascendente: del 1 al 5, y cuando has llegado al 5 has abierto los ojos con tranquilidad, y las energías renovadas, sintiéndote despierto y con salud.

Disfrutar de la relajación guiada te permite un estado de plenitud como pocas cosas en la vida, y aunque requiera de una dedicación diaria, los beneficios merecen la pena. La tranquilidad que conseguirás, se verá en todas las facetas de tu vida, y realmente es una técnica que funciona.

Para los más escépticos, hemos incluido estudios científicos que avalan el uso de la relajación guiada y la meditación, como parte los tratamientos complementarios para disminuir la ansiedad y los trastornos por depresión.

¿No tienes ya ganas de empezar tu próxima relajación guiada? ¡Vamos a ello!

Disfrútala.

relajacion guiada. visualizarse con salud

¡Adelante! Que la psicología del triunfo te acompañe…

····

Si este artículo te ha parecido interesante y guay, haz clic en alguna de las redes sociales de abajo para compartirlo y ayudarnos a llegar a más gente y que todos podamos disfrutar de la «Relajación guiada, aprende a meditar y a relajarte en cualquier momento«

¡Mil gracias de antemano!

¡Compártelo!

Cómo superar la ansiedad: 5 técnicas científicas

Como superar la ansiedad

Saber cómo superar la ansiedad y el estrés, sería súper guay porque te ayudaría a vivir mejor de lo que vives y a ser más feliz, ¿verdad? Pues en este artículo Miguel y yo, desde Psicología del Triunfo, te lo explicamos y además te damos las 5 técnicas que necesitas para controlar y superar la ansiedad. Se trata de una guía sencilla y que todo ser humano viviente y que pueda seguir este artículo hasta el final, podrá hacer.

Dime que no estás ya deseando leerlo…

Seguro que no soy la primera persona a la que conoces, que ha tenido un ataque de ansiedad.
Lo mismo hasta te ha pasado a ti, y sabes lo que es tener los síntomas de la ansiedad.

De repente un día empiezas a agobiarte, sin ningún motivo especial…, y es un auténtico infierno que ya no se te olvida, y que te deja con el mal rollo en el cuerpo durante mucho tiempo.
Porque no tienes trabajo ahora. Porque te han dejado. Porque estás al límite. Porque estás de los nervios. Porque tienes un jefe que no hay quien le aguante. Porque sospechas que te la está pegando. Porque no llegas a fin de mes. Porque no consigues lo que quieres. Porque tienes un ex que te hace la vida imposible. (…) ¿Sigo?
El resumen: porque algo no te cuadra en la vida, y tienes un estrés encima que te está matando en silencio.

Pues no era un día especial para nada. No estaba peor que otros, pero noté que empezaba a acelerarme. 

Respiraba más rápido, pero era súper raro porque parecía que ¡no me entraba bien el aire y me ahogaba!

Y no molaba nada, porque empecé a agobiarme mogollón.

Y entonces me entró el miedo, me sentía súper mal y no sabía qué pasaba. Pensé que estaba muriéndome o algo así. 

Tía, pensarás que estoy medio loca, pero ¡me pasó como te lo cuento!

Empecé a sudar, a tener escalofríos y tembloresEl pecho me pesaba un montón. 

Me mareaba. Me ahogaba. Tenía ganas hasta de vomitar.

…me quedé tocada un tiempo, porque fue toda una movida…

 

Este testimonio responde a una persona que ha pasado por un ataque de ansiedad y lo que cuenta son los síntomas de la ansiedad.

Estos síntomas se referencian en muchos artículos científicos, pero he querido destacar una fuentes médica especializada, como la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU., por cómo lo explican.

Desde Psicología del Triunfo consideramos que es súper importante hablar de la ansiedad, porque al final todos terminamos pasando por algún momento difícil en la vida, que nos puede llevar a esto… Mejor estar preparados.

– Hola, venía hoy al curso para manejar la ansiedad..

– Es mañana.

(Anónimo)

Cómo superar la ansiedad

¿Y qué mejor manera de combatirlo que entendiendo el para qué nos pasa?

Porque nada es casual en nuestro cuerpo, y por raro que suene: el estrés es bueno, sólo que en su justa medida… y vamos tan desbordados, que el estrés es ansiedad, y a veces pasa la línea roja y llega a la depresión.

Entendiendo el origen y los porqués, es mucho más fácil saber cómo curar la ansiedad, y cuando acabes de leer este artículo sabrás mucho más de cómo superar la ansiedad.

¿Quieres descubrirlo con Miguel y conmigo?

¡Vamos allá!

¿Qué aprenderás en este artículo?​

Cómo superar la ansiedad: 5 técnicas científicas

Empezarás a entender para qué sirve la ansiedad, porque es útil y necesaria, ¡pero sin pasarse!

  • El estrés.
  • Ansiedad buena – Ansiedad mala.
  • El poder del pensamiento.

Créetelo! Con estas cinco técnicas puedes lograrlo.

Es fácil: 

  1. Cambiar el pensamiento – la emoción.
  2. Relajación diaria.
  3. Higiene del sueño.
  4. Ejercicio
  5. Adecuación de expectativas.

Cuando llegues al final del artículo serás capaz de gestionar la ansiedad, y podrás sentirte más libre y feliz.

Sigue leyendo… la llave del control, ¡está a tu alcance!

Así que aprovecha y no dudes en leer este artículo de  «Cómo superar la ansiedad: 5 técnicas científicas»

La ansiedad: ¿para qué sirve?

El cuerpo es maravilloso, y no hace nada porque sí.

Somos el resultado de miles de millones de años de evolución, y de la misma forma que en otro artículo de Psicología del triunfo hablábamos de las diferencias entre hombres y mujeres, ahora toca ver lo guay que funcionamos también en esto.

Imagina, como decía Punset en uno de sus programas de Redes (La receta para el estrés), que te persigue un mamut. Entonces sería normal que todo tu cuerpo reaccionara para salvarse.

En ese momento, todo tu cuerpo debería centrarse en huir y correr. Toda la sangre a los músculos, que serán los que te saquen de ahí. Paras la digestión. No gastas nada de energía en nada absolutamente. Dormir: lo justo; estamos alerta.

¿Si estabas malo? Olvidado, al menos de momento. El sistema inmunológico también gasta energía, y estamos centrados en salvar la vida. ¡Ya te pondrás malo después!, que ahora estamos salvándonos del mamut.

Como salir de la ansiedad y mejorar tu vida

¿A que mola tener un cuerpo que sabe cómo usar sus recursos para salvarnos del mamut?

Pues así es: cuando nuestro cuerpo detecta una amenaza, usa todo lo que tiene para salvarnos. Y de ahí vienen las malas digestiones, la falta de sueño, el saltar a la mínima… Y está perfecto el ratito del “mamut”.

Ahora que ya no hay bichos grandes que nos amenacen, nuestras amenazas diarias son otras: el jefe, el no llego a todo, los niños que nos desbordan, el ritmo frenético de vida…

El problema es que el cuerpo no está preparado para una amenaza mantenida en el tiempo. Sí para un sprint, pero no para una carrera de fondo.

Porque dejar el sistema inmunológico en un segundo plano durante unas horas, el cuerpo puede recuperarlo.

Pero, ¿qué ocurre si le haces creer a tu cuerpo que vives en un estado constante de amenaza?

Pues sin ser un gran científico experto en el tema, ya puedes adivinar que algo va a petar… porque así no se puede vivir.

¿A que ya vas entendiendo qué es el estrés y la ansiedad buena, y por dónde van los tiros de la ansiedad mala?

Sigue leyendo y además de tenerlo aún más claro, descubrirás cómo calmar la ansiedad, y mejor aún: cómo curar la ansiedad.

«No es magia…, es ciencia.

(Anómimo)

Cómo superar la ansiedad: 5 técnicas científicas





El estrés.

El estrés está en boca de todo el mundo, y parece que todo el mundo tiene algo de eso. Por el trabajo. Por los niños. Por la vida. Por la pareja… Hoy en día parece que si no tienes estrés, es que no estás vivo.

Pero si el estrés va subiendo de nivel, puede dar lugar a la ansiedad… ésa que nos complica la vida de verdad.

El estrés es el telonero de la ansiedad.

Así que, si quieres combatir la ansiedad según empieza a aparecer, lo ideal es empezar por el estrés. ¿Quieres saber cómo?

Seguro que, si lo piensas un momento, te vienen a la cabeza esos momentos que son como apretar el gatillo de una pistola.

En mi caso, uno de esos momentos es cuando tengo que ver a mi ex. Antes de que pase, según empiezo a pensarlo, me acuerdo de lo malísima que me pongo siempre cuando le veo y tengo que hablarle. Desde el momento en que lo pienso, ya me empiezo a agobiar… Me siento súper angustiada. Me pongo malísima. Mi vida es un infierno. Tengo ganas de salir corriendo. Me enfado con todo el mundo. Tengo ganas de llorar. (…)

Dime que no te suena todo esto…

Si lo has vivido, sabes muy bien de qué te hablo. Sabes lo mal que te sientes en esos momentos, pero mal hasta físicamente, como si estuviera con 40ºC de fiebre en un segundo. Y es una tontería porque si lo pienso un minuto, me doy cuenta de que no está pasando nada, soy sólo yo y mi cabeza dándole vueltas a algo concreto.

A lo mejor a ti te pasa con tu jefe, con tu pareja, con algún conocido. O te pasa cuando tienes que coger el coche, o entrar en un ascensor, o ir a un centro comercial, o salir a la calle… Cada uno tenemos eso que nos saca de quicio.

Cuando te cuento lo que siento, ¿ves lo que me pasa? Pues que yo solita me voy comiendo la cabeza de lo que va a pasar, y yo solita me agobio sin razón, porque la verdad – verdadera es que todavía no ha pasado absolutamente NADA.
Lo pienso todo súper dramático, y lo siento en mí como si fuera verdad, y empiezo a sufrir. Así que, ¿por qué no pensar cosas menos feas en mi cabeza, y así no me sentiré tan mal?

Pues ahí está una de las claves sobre cómo calmar la ansiedad, porque si no dejo que mis pensamientos me hagan daño y me agobien, no subirá la espiral del estrés.

Como superar la ansiedad relajándote



¿Te atreves a hacer la prueba?

No me queda otra: voy a ver a mi ex. Es un tonto a las tres, y eso no se lo quita nadie, sin embargo, no me queda otra que verle.
Voy a estar lo más educada posible, eso sí, ignorándole todo lo que pueda y más, y pensando en mis cosas para pasar al máximo del tema y de la situación.
En cuanto acabe, podré seguir con mi vida y no volver a verle hasta dentro de otro siglo, por lo menos.
Mirándole bien, ¡ojo lo que ha engordado y lo feo que está!

De un plumazo nos hemos cargado el estrés que nos tenía machacados, y estamos mucho mejor. No podemos cambiar el mundo para evitar la situación estresante, pero sí podemos calmar la ansiedad, teniéndola bajo control tan solo con pensar distinto a como lo hacíamos antes.

 

Ansiedad buena – Ansiedad mala.

¿Pero existe alguna ansiedad buena?

Pues sí, porque es una forma de diferenciar la ansiedad buena que nos hace sobrevivir y que mola sentir cuando vas corriendo delante de un mamut, de la ansiedad mala que nos descontrola, y hace que tengamos trastornos de ansiedad… ésa que no mola porque nos bloquea y hasta nos hace estar como enfermos.

Si lo que te provoca ansiedad te supera, puedes apoyarte en sesiones de psicología en nuestras consultas privadas de terapia presencial , o en las consultas de terapia online, también exclusivas para ti.
Si crees que tu camino pasa por un trabajo concreto con un psicólogo especializado en temas de habilidades sociales y seducción, desde Psicología del Triunfo también tenemos sesiones específicas en las que avanzarás mucho más rápido, porque se adaptarán a tus necesidades concretas.

 

El poder del pensamiento.

Lo que piensas es súper potente, hasta el extremo de que dependiendo de lo que pienses sobre algo, te sentirás de una forma o de otra.
Estás con un par de colegas tomando algo y charlando. Ves a alguien que te mola, y resulta que te mira, te sonríe, se acerca a ti… y cuando parece que te va a entrar, ¡pasa de largo! WTF!

Pueden haber pasado mil cosas:

  1. Que es miope, va sin gafas y te confundió con alguien conocido; al acercarse se dio cuenta de que no eras… casi se muere de vergüenza, y siguió andando para disimular.
  2. Que estaba vacilando con sus colegas y sólo quería reírse un rato.

La misma situación, y dos posibles pensamientos.

  1. Si piensas el primero, hasta te dará pena por la vergüenza que ha pasado.
  2. Si piensas el segundo, te vas a cabrear, a sentirte mal y puede que te amargue un rato de tu noche.

Así que una forma de curar la ansiedad desde el origen es controlar lo que piensas, porque así estará en tu mano cómo te sientes.
Si en el bar no terminó de acercarse y fue la cita de tu vida, mejor pensar que te confundió con alguien.

Así te sentirás bien, la emoción será positiva y no darás pie a empezar a sentirte con ansiedad.

¡Súper fácil cuando practicas!

Como superar la ansiedad. pensar. relajarse

Cinco técnicas científicas

Ahora sí que sí: las 5 técnicas para superar la ansiedad. Las que sí funcionan y puedes empezar a practicar desde hoy.

Ya tienes claro para qué sirve la ansiedad, y la diferencia entre la ansiedad buena y la mala, así que sólo quedan las 5 técnicas científicas para de una vez por todas empezar a combatir la ansiedad.

1. Cambiar el pensamiento – cambia la emoción.

Primer básico: si piensas de una forma buena para ti, te sentirás mejor y la ansiedad no empezará.

¿Y cómo se hace eso? Pues empezando por hacer una lista con las cosas que te provocan ansiedad. Aunque dé un poco de pereza empezar, tú puedes hacerla mejor que nadie.

Otra noche del finde sin planes, ni nadie que me llame para salir…

Joer, ni tengo pareja, ni hay nadie normal que me cuadre…

Los niños están insoportables.

No sé si sigue queriendo…

Joer… yo creo que me la está pegando.

Hace mil años que no tengo sexo, ¡ni bueno ni malo!

Y cuando tengas la lista hecha, empieza a contestarte a cada cosa, con pensamientos guays que te calmen. Seguro que se te ocurren otros, pero por ejemplo podrían ser:

Pasar la noche del finde sin planes me viene genial para descansar. Voy a mirar qué planes hay mañana en Meetup y así conozco gente nueva. ¡Qué suerte tengo!

¡Lo bueno de no tener pareja es que tengo un mundo de posibilidades por delante!!

Cuando los niños están insoportables y me sobrepasan, necesito respirar y relajarme, aunque tenga que encerrarme en el baño 5 minutos. Cuando yo me controle, todo se calmará.

Pues puede que no me quiera como antes… La verdad es que si lo pienso, yo tampoco le quiero igual. Le voy a dar una vuelta a esto y a ver qué hago con mi relación. ¿Quizás toca un Plan Renove como el de los coches?

Pues sí pinta que me la está pegando. Antes de liarla o tener un Drama Moment, voy a pensar qué quiero hacer con mi vida.

Sí que hace tiempo de la última vez que tuve sexo, la parte buena es que cuando toque… ¡voy a disfrutarlo como cuando tenía 15!!!

Ése es el secreto: Cortar la ansiedad de raíz. En el origen.

Ya tienes la primera clave: pensar distinto, pensar cosas buenas para ti, es la mejor forma de combatir la ansiedad.

¿Quieres más técnicas? ¡Adelante!


2. Relajación diaria.

Fundamental: cuando te alteras y estás de los nervios, es fácil que todo te afecte más. Estarás con más ansiedad, y vas a saltar a la mínima.

Pero, ¿y si vas como si te hubieras tomado un Lexatin?

Pues lo normal es que todo te dé más igual, saltes menos, y al final vivas más feliz. Así que no te dejes llevar por la locura del día a día, y dedícate un rato a relajarte.

No hace falta que te pongas a meditar como un iluminado, ni un gurú con las piernas cruzadas… Basta con que te dediques unos minutos al día a bajar el nivel de estrés. Puede ser mientras te lavas los dientes, que te concentres en lo que estás haciendo en ese instante, en cómo te lavas los dientes, o antes de dormir que te pongas a no pensar en nada, sólo dejar pasar los pensamientos que te vengan a la cabeza.

No hacer, para que la mente se relaje un poco, y baje tu nivel de estrés y de ansiedad.

Súper sencillo, ¿verdad? Y es la segunda de las 5 técnicas para combatir la ansiedad.

 


 

Ejercicio para superar la ansiedad


3. Ejercicio

Por mucha pereza que pueda darte al principio, hacer ejercicio es una de las mejores cosas que puedes hacer para calmar la ansiedad.

No hace falta que subas al Himalaya o te hagas un maratón… Con que hagas algo de ejercicio, empezarás a sentirte mogollón de bien en poco tiempo.

Prueba con algo que mole. Yo empezaría por el lindy hop, el swing o el fox trot. A lo mejor a ti te llaman más los bailes latinos, o apuntarte al gym tres veces por semana, o salir a dar un paseo.

Todo vale, siempre que cuando lo hagas estés haciendo algo de ejercicio que te mueva el cuerpo y te despeje un poco la cabeza.

Y si decides correr, como se indica en un montón de estudios científicos, será la bomba porque además crea mucha adicción por las hormonas que se generan y el buen rollo que te deja. De hecho, la actividad física está científicamente asociada a que disminuye la depresión y también la ansiedad (Dunn et al.,2001;Paluska y Schwenk,2000).

Así que, piensa un momento cuándo podrías encajar algo de deporte en tu diaria. Seguro que si le das una vuelta, encuentras ese pequeño hueco en el que poder dedicarte un rato.

Ésta es la tercera clave: hacer ejercicio, pero del guay, del que te mola y te apetece hacer. Así estarás más feliz, y estarás un punto más cerca de combatir la ansiedad.



4. Higiene del sueño.

Ya has terminado tu día y aún no te vas a dormir… Tonteas viendo El Hormiguero. Con una serie del Netflix que te mola un montón. La última temporada de esta serie que te recomendaron…

Mil historias que hacen que al final te duermas a las mil, y al día siguiente estás que no puedes con la vida. Con los nervios de punta, y saltando por cualquier cosa, porque el despertador ha sonado a la misma hora de siempre.

¿Te suena?

Pues corta antes, y ponte una hora límite para dormir, porque es súper importante tener una buena higiene del sueño.

Las pautas son sencillas, pero hay que hacer de ello un hábito.

  • Ponte una hora más o menos fija para acostarte.
  • Evita las cosas que te exciten a última hora como estar con la tele o con el móvil chateando.
  • Hazte tu ritual para irte a la cama, por ejemplo: dientes, baño, beber algo de agua, tus cremas…, lo que suelas hacer. Y mantén el orden porque así tu cabeza se irá preparando para coger mejor el sueño.

Si duermes bien y las horas suficientes, estarás menos irascible y el nivel de estrés y de ansiedad estarán más bajitos. Controlarás más y mejor las situaciones, y será más difícil que tengas un cuadro de ansiedad.

Calmar la ansiedad también se apoya en que tu cuerpo esté descansado y hayas dormido bien.


5. Adecuación de expectativas.

Sí, porque si esperas que las cosas sean de una forma y al final son de otra, es probable que entres en crisis…

Si yo pretendo que el chaval del bar de antes (el miope), que a mí me ha parecido súper ideal, sea el hombre de mi vida y me pida el teléfono sin conocerme, empiezo a tener un problema antes de empezar.

Si yo no tengo más expectativas que tomarme algo con mis amigas y charlar arreglando el mundo con una cerveza, pues estaré lejos de estresarme y acabar con ansiedad esa noche por volver sola a casa. Y de tener sexo, ni hablamos…

Ser realista sobre lo que sí puede pasar y lo que ni de coña va a pasar, es bueno para bajar el nivel de estrés, y combatir la ansiedad.

Si pretendo que mis hijos estén listos en media hora, acabaré estresada y con un ataque de ansiedad. Si les doy una hora y media, puede que lleguemos sólo diez minutos tarde.

Ser realista. Adecuar las expectativas es un básico, y la quinta clave del éxito para calmar la ansiedad.

Conclusión

Vamos a repasar todo lo que has aprendido en este artículo.

En primer lugar, has aprendido el porqué de la ansiedad y del estrés, esa razón biológica y científica por la que existe

También has aprendido que la ansiedad es buena para ponernos en alerta y ayudarnos en momentos puntuales, pero que si la mantenemos en el tiempo… es un problema.

¡No hay mamuts por aquí!!!

Y por último has llegado a una lista con las cinco técnicas para calmar la ansiedad y mantenerla bajo control. Y basta con:

  1. Cambiar el pensamiento, para así cambiar la emoción.
  2. Hacer unos minutos de relajación diaria.
  3. Ejercicio, sí… pero del que te mola.
  4. Tener higiene del sueño… vamos, dormir las horas que tocan.
  5. Adecuación de expectativas: para no vivir en un mundo de ilusión, y pasarnos media vida frustados.

¡Ya puedes ponerte el mundo por montera!!!

 

¡Adelante! Que la psicología del triunfo te acompañe…

····

Si este artículo te ha parecido interesante y guay, haz clic en alguna de las redes sociales de abajo para compartirlo y ayudarnos a llegar a más gente y que todos podamos disfrutar de «Técnicas para comprender mejor a hombres y mujeres demostrados por la ciencia «

¡Mil gracias de antemano!

¡Compártelo!

Cómo educar a los hijos de manera empática, para que aprendan a comunicarse bien

socializar niños. Como educar a los hijos

Cada día vemos en consulta casos que hacen que desde Psicología del Triunfo hayamos decidido escribir este artículo que desvela los enigmas que a todos los que tenéis niños cerca os preocupa: ¿Cómo ayudar a los niños con las habilidades sociales? ¿Cómo educar a los hijos? Como psicólogos y como padres, Miguel y yo hemos querido daros en este artículo las claves necesarias a tener en cuenta para saber qué hacer, qué no hacer, y cómo hacerlo. Porque los niños no traen libro de instrucciones, y ayudarles a ser adultos felices es parte de lo que podemos hacer por ellos. Saber cómo educar a los hijos, es la clave del éxito.

Cuando acabes de leer este artículo te sorprenderás de lo fácil que es conseguirlo, y de lo sencillo que es ser feliz con ellos. Lo fácil que es educarles.

¿Te atreves a hacerlo?

Como educar a los hijos. Como hablarles

«Un niño puede enseñar tres cosas a un adulto: a ponerse contento sin motivo, a estar siempre ocupado con algo y a saber exigir con todas sus fuerzas aquello que desea.»

(Paulo Coelho)

Cómo educar a los hijos

Este artículo es todo cuanto necesitas para saber cómo ayudar a los niños a socializar, porque saber lo importante que es. Como madre, como padre, como tí@, como profe… hay algo que te preocupa, y es el cómo ayudas a los niños con las habilidades sociales, y cómo educar a los hijos. Estas tres preguntas son los pilares de los niños cuando se piensa en ellos como personitas que vienen a un mundo con más gente, y este artículo te va a dar las claves para saber cómo hacerlo. 

Cómo educar a los hijos

Porque en Psicología del Triunfo sabemos que las claves generales de las habilidades sociales, también para los más pequeños, están a tu alcance y podemos ofrecértelas en este artículo. 

Los niños de hoy son los adultos de mañana, y es muy fácil hacer bien las cosas, sólo hay que querer hacerlo y tener los consejeros adecuados.

Y merece la pena dedicar unos minutos a leer este artículo, donde desde Psicología del Triunfo te daremos masticadas mil ideas, y mil artículos y estudios de rigor científico, para darte la esencia… 

Por fin tendrás el resumen, en 2000 palabras… sólo las claves concretas, para saber cómo ayudar a los niños a socializar, con las habilidades sociales, y tener la llave para saber cómo educar a los hijos.

¿Te atreves a aprender cómo ayudar a los niños a socializar, cómo ayudar a los niños con las habilidades sociales, y cómo educar a los hijos?

¡Adelante! Comenzamos…

¿Qué aprenderás en este artículo?​

 Cómo ayudas a los niños con las habilidades sociales, y Cómo educar a los hijos

Porque el éxito comienza en la voluntad, y si piensas que estás vencido, lo estás, y si piensas que no te atreves, no lo harás.

Los niños, al igual que los adultos, alcanzan su éxito y se entrenan para lograrlo, y en ese aprender a lograrlo, podemos hacer mucho los adultos. 

Atrévete a empezar, y descubrir cómo educar a los hijos.

En Psicología del Triunfo nos tomamos muy en serio lo importante: nuestros niños. Aquí tienes las claves para saber cómo educar a los hijos, enseñándoles a ser más felices.

¿Quieres saber las cinco claves? 

  1. Cómo hablamos a los niños: fíjate en qué les dices y en cómo se lo dices.

  2. Más jugar. Más abrazos: hazles sentir que estás ahí para ellos.

  3. No pagar tus frustraciones con el niño

  4. Haz crecer su autoestima.

  5. Enseñarles lo que realmente importa: ser felices.

Cuando llegues aquí, tendrás las claves para que los niños que tienes cerca crezcan por dentro y sean los adultos sanos que se merecen ser.

Sanos en cuerpo y alma.

Con una felicidad por delante para disfrutar y compartir, gracias también a ti…  ¡No dejarás de leer este artículo hasta el final!

La voluntad

El éxito comienza en la voluntad, y este texto de Rudyard Kipling, es un buen ejemplo de ello:

Si piensas que estás vencido, lo estás.

Si piensas que no te atreves, no lo harás.

Si piensas que te gustaría ganar, pero no puedes, no lo lograrás.

Si piensas que perderás, y has perdido.

Los niños, al igual que los adultos, alcanzan su éxito y se entrenan para lograrlo, y en ese aprender a lograrlo, podemos hacer mucho los adultos.

Si nuestro objetivo es ayudarles, una de las preguntas que deberíamos hacernos a diario es:

¿Cuántas frases positivas te has dicho tú hoy?

¿Cuántas le has dicho al niño o a la niña hoy?

¿Cuántas se ha dicho a sí [email protected]?

¡Es una pregunta súper potente!!!! Porque da idea de cómo te cuidas a ti [email protected], y cómo ves que se cuida la otra persona: [email protected] o niñ@. Si se dice cosas lindas, se empodera, se dice que puede hacerlo, que lo va a lograr, que queda menos, que lo más difícil ya ha pasado, que puede, que esto no es nada con lo que no pueda, que adelante… 

Aquí está la clave sobre cómo educar a los hijos, porque si son las frases que oyes, tanto en ti como en el niño que tienes delante: 

¡¡¡¡ENHORABUENA, ése es el camino!!!

Si por el contrario estás más en la queja constante, en el “no se puede”, en el “jo, es que tengo muy mala suerte y todo me toca a mí”, en el “qué cansancio, no puedo más”, en el “es que tú tienes mucha suerte… si a mí me pasaran esas cosas tan chulas, ¡mi vida sería súper distinta!!!”.

Nada. A una persona que no se le dicen cada día cosas buenas, es difícil que las cosas le vayan bien. Así que a la pregunta de cómo educar a los hijos, la primera cosa que tendrás que tener en cuenta es el tipo de conversación quieres que tenga el niño o la niña consigo mismo. Si quieres que pueda con todo: fomenta que lo que salga de su boca SIEMPRE, sean frases positivas. Y conseguirás así que el niño sea su mejor amigo (un auto – amigo).

Sin duda, los niños y los adultos nos estamos oyendo continuamente. Oímos todo lo que nos decimos, y por eso es súper importante que controlemos todo lo que sale de nuestra boca, porque es lo que oye nuestro cerebro, y lo que nos terminamos creyendo.

Si sonreímos: nuestro cerebro se cree que estamos felices. Lo estemos o no.

Si nos decimos en voz alta que podemos: nuestro cerebro y cada célula de nuestro cuerpo se creerá que podemos, y empezaremos a intentar aquello que ya nos creemos que podemos hacer. 

¿Y los niños? Pues igual, si quieres saber cómo educar a los hijos, empecemos por hacerles creer que pueden hacer las cosas, porque ése es el primer paso para que puedan hacerlas.

¿Cómo educar a los hijos?

Como adulta o adulto, ya has comprobado que en la vida es súper importante tener un buen equilibrio en todo, para estar bien. Pero es fundamental que el cuerpo, la mente y las emociones, vayan de la mano. Porque si no es así, sabes que es un desastre cualquier cosa que hagas, porque o te sientes mal, o la cabeza parece que te estalla, o se te cierra el estómago y no hay forma.

Es básico tener un equilibrio entre CUERPO – MENTE – EMOCIONES

Así que como [email protected] ya sabes que ese equilibrio tiene que estar, si quieres estar bien. Pero, ¿y qué pasa con los niños? ¿Sabes cómo educar a los hijos? 

Porque ellos aún no saben lo del equilibrio ni nada de eso, podemos darte las claves para saber un poco más de cómo educar a los hijos. Empecemos por fijarnos en cómo les hablamos… 

1. Cómo hablamos a los niños.

Es importantísimo no olvidar que los niños son niños, no adultos. Por eso, hay que tener mucho cuidado con lo que les decimos, y con cómo les hablamos, en el camino para mejorar cómo educar a tu hijo. No son adultos. Son sólo niños, que no siempre entienden qué les estamos diciendo. Y además están formándose su idea del mundo, y lo que les digamos les condiciona, y puede limitarles en el pensamiento.

Si llego a casa cansada después de trabajar, y mi hija me pregunta al entrar por la puerta: “Mami, ¿me quieres?”, y yo la digo “Por supuesto”, se quedará fría porque no entiende qué es un “por supuesto”. Ella esperaba un abrazo grande y caluroso de mamá, y un “Sí, amor de mamá”.

¿Ves qué fácil lo que esperaba mi hija, y lo complicado de entender de un “Por supuesto”, para una niña pequeña? Esta es una clave para saber cómo educar a tu hijo.

Aunque entiendan las palabras, no llegan a entender qué quiere decir realmente, porque esperan el abrazo de estar en casa, y sólo palabras es poco para ellos en ese momento. Cómo educar a tu hijo, pasa por ver cómo les hablamos.

El otro tema que te comentaba antes, es cómo las palabras pueden ser limitantes para los niños. Si al niño le dices que no puede hacer algo, directamente dejará de intentarlo. Pero en cambio, si le dices que puede hacer todo aquello que se proponga en la vida, realmente creerá que puede y lo intentará hasta conseguirlo.

Ahí comienzan las claves para saber cómo educar a los hijos.

Uno de mis hijos cuando era pequeño, muy motivado por mami desde siempre, me dijo muy serio: “Mamá, ya sé lo que quiero ser de mayor: chino y presidente de los Estados Unidos”. El tío es un figura, porque si ser chino era misión imposible, lo segundo… Pero oye, si Michael Jackson se volvió blanco, mi hijo a lo mejor llega a hacerse chino y presidente. ¡Yo no pienso quitarle la idea!

¿Quieres tener frases motivadoras para decir a los niños? Usa éstas que te damos en Psicología del Triunfo, te ayudarán a mejorar cómo educar a los hijos:

“Tú puedes, cariño”

“Síguelo intentando, que lo vas a conseguir”

“Confío en ti”.

“Sé que vas a lograrlo”.

“Qué [email protected] estoy de ti”.

“Puedes lograr lo que te propongas”

“Por muy gorda que la líes, te quiero todos los días”. 

“Te entiendo perfectamente, mi vida”.

¿Ves qué fácil es hablarles en un idioma que entiendan?

Ah!, otra cosa fundamental: nada de eres tonto. Como mucho, puedes decirle algo que se refiera a cómo se ha comportado, no a cómo es. Ejemplo: mira la diferencia en cómo te hace sentir cada una de las frases:

  • Eres un niño malo y horrible. Te voy a dejar sin televisión para siempre, hasta que seas muy viejo, porque eres mal niño.
  • Te estás portando un poco mal esta tarde. Cuéntame tu día, que me parece que algo no ha ido bien hoy…

En el primer caso, se está diciendo que el niño es malo, horrible, un infierno insoportable. El niño puede tener un día complicado, pero de ahí a ser malo… Pero en el momento que se lo decimos, le estamos condenando a ser un niño malo. Le estamos generando una creencia limitante: soy malo, y tendrá que comportarse en consecuencia, porque ahora ya es malo.

En el segundo, el niño hoy en concreto está portándose mal. Sólo es hoy, algo puntual que el niño (que no es malo), puede olvidar mañana porque sabe que es bueno y hoy sólo estaba chinchando. Es la diferencia entre el SER y el ESTAR. 

¿Soy malo o estoy portándome mal hoy?

Un mal día tenemos todos. Ellos también los tienen. Porque si piensas que tus problemas son graves, trata de recordar cuando tenías 5 años y tu muy mejor amigo dejaba de ajuntarte. O perdías al balón prisionero. Quizás te enfadabas con alguno de los amigos… Eso sí eran problemas. Mucho más importantes que los de ahora del trabajo.

La intensidad de aquellos problemas era lo peor del mundo… Pues ahora trata de pensar qué pasa cuando ese niño o esa niña, después de un día horrible llegan a casa. ¡Tus problemas del trabajo no son nada en comparación con el suyo!!!! ¿Y se porta peor hoy? Pues claro que se porta peor, porque ha tenido un día horrible. Ése es el día en el que no vale el “eres malo” o “no se puede contigo, que mala eres”. Como mucho es el día del “hoy te estás portando peor que otros días”, y lo ideal sería que después de tranquilizarle, te sentaras un rato a su lado y le preguntaras:

¿Qué tal el día? 

¿Sabes que te quiero mucho?

2. Más jugar. Más abrazos.

Y no olvidemos algo súper importante: ahora los niños pasan muchas horas fuera de casa con extraños, y necesitan más que nunca, sentir “un ancla” en su vida. Más abrazos. Y más tiempo de calidad compartido con ellos. Porque no pueden ni deben perder los referentes. 

Antes cuando llegábamos a casa, siempre estaba alguien allí. O mamá, o la abuela, o esa vecina que nos recogía del cole, o la mujer que nos echaba una mano en casa y que lleva tanto tiempo, que era ¡de la familia casi! Siempre alguien conocido que ponía ese “ancla” en casa, y nos daba un punto de referencia en esos niños que éramos, y nos estábamos construyendo sobre una buena base.

Los niños ahora están muy centrados en aprender a hacer cosas, más que: en sentir, en jugar como niños, y en divertirse como toca por edad. Y todo esto no es porque ellos lo estén pidiendo, sino porque el cole acaba pronto y los trabajos tarde, y hay una diferencia de horarios que obliga a meter a los niños en actividades extraescolares eternas, y niños desubicados. 

También hay padres que quieren que sus hijos sepan mil cosas, y les apuntan a mil actividades después del cole, no porque necesiten completar horario, sino porque quieren que sus hijos aprendan más cosas después del cole.

…Y ahí tiene todo el sentido del mundo que te preguntes: ¿cómo ayudas a los niños con las habilidades sociales?, y ¿cómo educar a los hijos?

Como educar a los hijos

3. No pagues tus frustraciones con el niño o la niña

Tenías unas ilusiones. Unas metas. Unos sueños…, y han pasado los años y no estás donde pensabas. Y lo peor es que el tiempo sigue pasando, y las cosas no mejoran.

Puede que no hayas tenido los hijos que soñabas. 

Quizás los has tenido, y no son lo que pensabas. 

Puede que no hayas encontrado pareja. 

Quizás sí la encontrases, y que sigas con la misma desde hace siglos…, y no te separes por los hijos o por dinero o por el qué dirán.

Puede que no tengas trabajo, o que el trabajo que tengas no sea lo que quieres.

A lo mejor lo tienes todo para ser feliz y no tengas ganas de levantarte por la mañana.

Puede pasar que tu vida no sea como imaginaste, y tengas tus frustraciones por todo aquello que no ha pasado, y tú tenías la expectativa de que pasara. Pero si esas ilusiones que no han sido, las repercutes hacia los niños como algo negativo, estarás condicionando su forma de ver la vida, y haciéndoles formar parte de una historia que no les corresponde. 

De una historia que no es SU HISTORIA.

Es importante mencionar en este punto el tema de las CONSTELACIONES, tan comentado en foros de psicología. Aunque este artículo no trate ello, sí es importante entender que cada uno de nosotros formamos parte de sistemas sociales y familiares, y no somos personas aisladas. Por ello, es importante entender también desde la psicología que lo que hacemos y decimos, afecta nuestro “pequeño – gran” mundo, ése con el que nos relacionamos cada día y que, del mismo modo, cada uno de nosotros también estamos afectados de las personas que nos rodean y de todo el conocimiento que se transmite de generación en generación, no siempre de forma consciente.

Cuando transmitimos a los niños nuestras frustraciones, estamos perpetuando de algún modo actitudes, transmitiéndolas hacia los más pequeños. De ese modo, es complicado romper con pensamientos limitantes, por ejemplo, que sin darnos cuenta les estaremos pasando a los niños.

Desde Psicología del Triunfo queremos que hagas una reflexión antes de volver a hablar con los niños que tengas cercas. Tus hijos. Tus sobris. Tus alumnos. Tus nietos. 

Adelante con la reflexión…

  • ¿Mi forma de pensar es positiva?
  • ¿Cuántos pensamientos buenos me he dicho hoy?
  • ¿Me siento bien conmigo?
  • Como pienso, ¿me ayuda a ser feliz?
  • ¿Le doy muchas vueltas a lo malo?
  • ¿Mi futuro lo veo negro o positivo?

Estas preguntas, aunque puedan parecer súper inocentes, llevan detrás un trasfondo importante que en Psicología del Triunfo queremos desvelarte.

Cada una de ellas está estudiada para que, si las analizas detenidamente, puedan darte las pautas de cómo empezar a pensar distinto. Porque las palabras que nos decimos, van asociadas a pensamientos, así que las palabras son lo primero que debemos cambiar cuando deseamos empezar a cambiar la actitud de vida que tenemos.

Fácil: 

  1. Cambio lo que me digo
  2. Cambia cómo pienso
  3. Cambia mi actitud de vida

Si a un niño que está gateando aún, le digo que puede andar como un niño mayor, empezará a pensar que sí puede. Si siente que puede hacerlo, es probable que no intente, y seguro que termina consiguiéndolo.

¿Y si le digo que no puede andar? Entonces es probable que no se atreva a intentar andar. Por si se lastima. Por si no lo consigue. Y no lo conseguirá siquiera, porque no lo habrá intentado.

4. Haz crecer su autoestima.

La batalla de la vida no siempre la gana el hombre más fuerte, o el más ligero, porque tarde o temprano,

el hombre que gana, es aquel que cree poder hacerlo.

Rudyard Kipling

Esta gran frase viene a recordarnos que tenemos que recordar a los niños que sí pueden hacer aquello que se propongan. Hay que motivarles para que crean que pueden hacerlo, porque sólo así estarán motivados para intentarlo.

Porque somos los únicos dueños de nuestros pensamientos, pero los niños todavía son muy manipulables y se ven influidos en su forma de pensar.

Con nuestra actitud vamos cambiando cada uno de nuestros pensamientos, y los niños son testigos de ese cambio. Porque se enseña más con lo que les enseñamos que hacemos, que con lo que les contamos que hay que hacer.

Si me ven que fumo, ¿cómo puedo decirles después que fumar es malo?

Si me ven gritar y perder los nervios, ¿cómo puedo decirles que estén tranquilos?

Si no lucho por lo que quiero y me rindo, ¿cómo puedo decirles que luchen ellos?

Si queremos que los niños tengan una buena autoestima, es importante que nosotros también la tengamos. ¿Cómo se consigue esto? Sabiendo que tú eres una persona valiosa. Y lo eres. Si te miras y te gusta lo que ves, te querrás y te valorarás más. 

Si ves que te cuesta recordar cuánto vales, y que trabajar la autoestima puede venirte bien en este momento, contacta con nosotros y verás cómo mejoras.

Y cuando los niños, que son mucho más intuitivos que nosotros, nos tengan cerca, sabrás que valemos y que cuando les decimos que ellos pueden: es verdad.

Como educar a los hijos. Socializar y educar a los hijos

5. Enseñarles lo que realmente importa: ser felices

Sí: ser feliz. Si le preguntas a mi pareja qué plan tiene para el finde, te responderá sin pestañear: “Ser feliz”. Suena divertido aunque no da pistas de qué piensa hacer para conseguirlo, pero la intención es clara. Ser feliz.

Efectivamente, ¿qué hay más importante que ser feliz?

En artículos científicos se ha analizado ese concepto de la felicidad, como algo que sí puede definirse en el caso de los niños, y desde Psicología del Triunfo nos gustaría destacar la idea de que la felicidad, está centrada en el presente y es una emoción positiva y difícil de conseguir. 

Pues si lo piensas, en el cole no se les enseña que ser felices es importante, ni se les da pistas de cómo conseguirlo. Así que, si en el colegio no se les habla de ello, y tampoco se les enseña en casa, ¿quién se lo va a contar?

De pequeños es fácil porque los niños sencillamente viven el momento y disfrutan sin más. Pero con el tiempo, olvidarán el juego y “el ahora” para empezar a proyectarse y a dejar de disfrutar tanto el presente. 

Para cuando se les olvide jugar, no pensar y ser sencillamente felices, es para cuando los mayores, los padres, las madres, los tíos y tías, los profes, los abuelos y abuelas… todos los que estamos alrededor de la vida de los pequeños, tenemos que recordarles lo que realmente importa: 

ser felices.

Como educar a los hijos, ser felices. socializar

Conclusión

Vamos a repasar todo lo que has aprendido en este artículo.

En primer lugar, has aprendido que los niños, al igual que los adultos, se entrenan para alcanzan su éxito, y ahí podemos ayudarles mucho. ¿Cómo? Con lo que les decimos, y con cómo nos comportamos delante de ellos.

Hemos visto que los niños, al igual que nosotros, se está escuchando todo el tiempo y también te está escuchando a ti cuando le hablar. Por eso, hay que decirle que puede hacer las cosas, porque así será más fácil que lo intente.

¿Cuántas frases positivas se ha dicho el niño hoy?

 

Después hemos visto el poder de las palabras. Las que decimos. Las que se dice el niño. Porque todo eso influye mucho que cómo se piensa, en cómo se siente, y en cómo se actúa después. 

Luego has visto cómo ayudar a los niños con las habilidades sociales, con cinco pautas:

  1. Cómo hablamos a los niños. Porque es importante cuidarlo, y decirles frases motivadoras, como: “Tú puedes, cariño”, “Síguelo intentando, que lo vas a conseguir”, “Confío en ti”…

  2. Más jugar. Más abrazos. Porque la piel y los abrazos son el ancla de su vida cuando son pequeños, y un abrazo tiene un poder maravilloso en ellos.

  3. No pagar tus frustraciones con el niño. Porque aunque mi día haya sido como la caca del WhatsApp, pagarlo con los niños no es el camino. Párate y respira antes de pagarlo con nadie, ¡ni contigo siquiera!

  4. Haz crecer su autoestima. Porque cuanto más crea que valga, más vale. Es sencillo.

  5. Enseñarles lo que realmente importa: ser felices. Lo que realmente importa…

 

Ahora tienes las claves para que los niños que tienes cerca crezcan por dentro y sean los adultos sanos que se merecen ser. Sanos en cuerpo y alma. Con una felicidad por delante para disfrutar y compartir, gracias también a ti… 

Aquí os dejamos un vídeo de Santandreu, un referente en el mundo de la psicología, por haber acercado a todos.

Disfrutadlo hasta el final!

¡Adelante! Que la psicología del triunfo te acompañe…

····

Si este artículo te ha parecido interesante y guay, haz clic en alguna de las redes sociales de abajo para compartirlo y ayudarnos a llegar a más gente y que todos podamos disfrutar de «Técnicas para comprender mejor a hombres y mujeres demostrados por la ciencia «

¡Mil gracias de antemano!

¡Compártelo!

El orgasmo femenino: 4 formas de llegar al orgasmo ¡Para ti!

Como llegar al orgasmo femenino

Cansada del No puedo llegar al orgasmo mujer. Harta de no lograr orgasmo mujer. ¡Se acabó! Este artículo es la solución que necesitabas: claves para llegar al orgasmo femenino, el orgasmo vaginal, el orgasmo clitoriano, las mujeres multiorgásmicas y en general los orgasmos de mujeres. ¿Quieres más? Tengo más: te cuento cómo funciona el satisfyer pro 2. Sí, ese estimulador de clítoris que tiene locas a tus amigas, porque el multiorgasmo femenino no es una leyenda urbana, ni el orgasmo punto g, sabrás qué es el orgasmo squirt, el orgasmo anal femenino y hasta llegarás a saber qué es el orgasmo tantrico para mujeres. ¿Cómo reconocer el clímax? ¿Cómo hacer que una mujer llegue al orgasmo? Y soluciones reales: «No tengo un orgasmo: ¿que puedo hacer?» ¡Este artículo también es para que lo devoren ellos! Y después hablen del tema sin que vuelta a ser un tabú. ¿Te atreves a saber lo importante sobre el orgasmo femenino?

Qué importante es saber cómo llegar al orgasmo femenino, ese gran desconocido para algunas ¡Cada día menos mujeres! Poder disfrutarlo sin bloqueos mentales, hace que lo vivas como debe vivirse: de una forma sana, sin sentirte culpable, y sin nada que impida disfrutarlo… Ahí tiene cabida este artículo en Psicología del Triunfo, porque el placer empieza en nuestra mente.

¿Cuántas veces habías oído hablar del orgasmo femenino cuando eras adolescente? Los orgasmos de mujeres parecían no existir. Después empezaste a oír sobre el orgasmo vaginal, el orgasmo clitoriano… y de algunas privilegiadas: las mujeres multiorgásmicas. Y ahora ha aparecido el satisfyer pro 2, un cacharro que vale menos 50€ y cuentan que la bomba. 

¿Te atreves a aprender cómo llegar al orgasmo femenino?

En este mundo que vivimos parece que sólo existe el orgasmo del hombre, y que las mujeres tenemos una sexualidad silenciosa de la que no se habla. Desde Psicología del Triunfo hemos querido afrontar este tema con un enfoque distinto: el de la psicología, porque el bienestar también pasa por tener una vida sexual plena y satisfactoria. Porque se puede hablar del orgasmo de la mujer abiertamente, con elegancia y respecto. Porque el mundo del orgasmo y los juguetes sexuales, no está reñido con la pareja, y debe formar parte de él, si así lo decidís.

Quizás seas de las afortunadas que han nacido más tarde, de las que ven la sexualidad de la mujer como algo natural, pero no todas hemos tenido una educación tan abierta. Para mis amigas y para mí, éste es un tema tabú del que pocas hablan abiertamente.

Como llegar al orgasmo femenino desde la sinceridad

No me regales flores… 

¡Regálame un orgasmo!

(Anonimo)

Cómo llegar al orgasmo femenino: 4 formas de llegar

¿Por qué crees que pasa esto?

Es un tema básicamente educacional del que no se hablaba, y dudo que antes de los 30 ninguna de nosotras lo hubiera tratado en una conversación de mujeres…

Ahora es distinto. Se puede hablar de ello sin sentirse tan mal, porque no nos engañemos: hasta ahora tener un juguete sexual, un consolador, un vibrador…, estaba reservado para mujeres que tenían una vida de dudosa reputación, o una mujer que vivía sola con sus gatos…

¿Te identifica con alguna de estas frases?

Tía, he tenido que fingir un orgasmo.  Se lo estaba currando mogollón, pero no había forma de que yo llegara… Una pena tía, pero no me quedaba otra.

Jo… no me gusta hacerlo, pero he vuelto a fingir porque no quería que se sintiera mal… que luego se raya un montón, y está plof tres días.

No hay forma, tía… no sé cómo lo hacen las otras: no consigo terminar… no sé cómo hacerlo, ni qué botón tocar… Estoy desesperada.

No lo necesito. Yo creo que es un mito… Se habla mucho, pero no existe de verdad. Pensaba que el sexo era otra cosa, pero es un aburrimiento.

Tía, que dice que soy frígida porque no termino con la penetración… Y estoy empezando a pensar que es así. 

Puede que hayas dicho alguna de estas frases en algún momento de tu vida, o que se las hayas oído a alguna amiga, porque el orgasmo femenino es ese gran desconocido, porque los orgasmos de mujeres parecen no existir. El orgasmo vaginal y el orgasmo clitoriano parecen ser los únicos de los que se hablan, y el satisfyer pro 2, es el regalo estrella, que nos hace a todas las mujeres multiorgásmicas. 

¿Quieres descubrir todo sobre el orgasmo femenino?

¡Adelante!

¿Qué aprenderás en este artículo?​

Cómo llegar al orgasmo femenino: 4 formas de llegar

Aquí vas a empezar a descubrir qué eso del orgasmo, y cómo llegar a él… porque es lo que estás deseando saber!

Dos partes son importantes aquí: 

  • Desde la psicología: porque la cabeza tiene mucho que ver en todo esto.
  • Desde el cuerpo: porque la parte física es fundamental!

    Ten las tuyas… las que te funcionan. Sin vergüenza. Sin culpabilidad. Sin nada más que disfrutar de esas cosas que te gustan… Es tu momento!

    Aquí están las claves… sólo 4 cosas te separan de romperte de placer cada vez que termines… 

    1. No tener prisa
    2. Pide. Habla claro.
    3. Estimular el clítoris: Satisfyer pro 3 / Lelo Sona.
    4. Ríete

    Ahora sí… la conclusión te hará que te retuerzas de placer. En solitario. En compañía… como toque hoy, pero siempre con la satisfacción como bandera!

    No te quiero adelantar nada, pero este artículo no defrauda!

    El orgasmo

    ¿Qué es el orgasmo femenino o también denominado climax femenino? La satisfacción, tanto en el sexo como en los sentimientos, no es sólo un desahogo que termina con un orgasmo. ¡Es mucho más!, y de hecho no sólo depende la cantidad de relaciones sexuales, sino de la calidad que tengan. Pero reconozcámoslo: correrse mola.

    Las mujeres solemos estar más satisfechas con nuestra vida sexual que los hombres, aunque ellos tengan más relaciones (o deseen tener más). Aunque con los años correrse es una de nuestras prioridades también… Ya no somos las «lilas» de antes, que con ver la pareja feliz estábamos satisfechas. Ahora queremos terminar, y terminar bien.

    Primero vamos a ver cómo se ve el orgasmo femenino desde la psicología, para después adentrarnos en cómo conseguirlo: en cómo tú puedes llegar a él, porque el camino para llegar al climax femenino puede disfrutarse… y mucho. A través del orgasmo vaginal, del orgasmo clitoriano… una o varias veces, como les pasa a las mujeres multiorgásmicas… Con tus manos, con las de tu pareja, con el satisfyer pro 2, con penetración, con mil juguetes a elegir… Todo vale para disfrutar del camino, y del orgasmo, si llega.

     

    Pero antes de entrar «en harina», las preguntas que más me hacéis en consulta. Si miles de mujeres coinciden en estas preguntas, merece la pena que las conteste aquí…

    ¿Cómo reconocer el clímax?

    Tranquila, no todos los clímax son iguales, aún así notarás cómo el nivel de excitación sube poco a poco, hasta que hay una liberación energética en tu cuerpo muy agradable, que te inunda completamente. Serán sacudidas (lo que en sexología se conoce como espasmos).

    Habrá veces que serán una pasada de intensos, y otras serán más flojitos… pero todos liberan energía y te dejan «como nueva».

     

    ¿Cómo hacer que una mujer llegue al orgasmo?

    Buena pregunta y con respuestas mil… Este artículo te va a dar trucos para conseguirlo, y todos pasarán por la excitación poco a poco de los genitales y las zonas erógenas, alineado por una buena actitud mental.

     

    Y si estás en: «No tengo un orgasmo: ¿que puedo hacer?«

    Pues no eres la única, ¡ni mucho menos! Hay mogollón de mujeres que aún no han tenido su primer orgasmo, así que fuera obsesionarse con el tema

    Hay que tocarse mucho y tocarse bien, sin prisas, sin tabúes… Sin esperar la aprobación de nadie. Puedes ayudarte de consoladores de los de siempre o de los nuevos, los estimuladores de clítoris que tanto se comentan ahora. 

    Acaríciate tranquila, tómate tu tiempo y resérvate la tarde para hacerlo, desconecta el teléfono para evitar interrupciones, ponte porno si eso crees que te va a ayudar, utiliza un dildo o un estimulador de clítoris… Y no tengas prisa.

     

    ¿Cuánto tarda una mujer en alcanzar el orgasmo?

    La primera vez te puede llevar una hora o el tiempo que sea. ¡Olvídate de que vayan a ser tres minutos!!!

    Y si luego es menos, pues estupendo, pero la primera vez lleva un poco más encontrar el cómo.

    Después puede llevarte tres minutos, aunque cada mujer es un mundo. De hecho, aunque pudieras terminar en tres minutos, quizás te apetezca regalarte mucho más tiempo de excitación mantenida, sin llegar al orgasmo, para disfrutar del camino y que el clímax sea aún más intenso.

    ¿Te gusta la idea?

     

    ¿Cuántas veces se puede correr una mujer?

    Te diría que las que quieras, hasta que te canses. Las teorías más modernas apuntan a que todas las mujeres somos multiorgásmicas, y que sólo hay que aprender cómo mantener la excitación para continuar con el clímax.

    ¿Te atreves a seguir con otro orgasmo, después del primero? Trata de no relajar la musculatura después de la primera oleada, volviendo a la sensación de contracción que has tenido al principio.

    Puede llevarte un poco de entrenamiento conseguirlo, pero con sólo intentarlo, estarás abriendo un camino nuevo.

    Cuando tengas controlada la técnica, podrás tener tantos clímax como te apetezca, uno tras otro, hasta que estés físicamente cansada y decidas parar

     

    Ahora sí: vamos a ver el orgasmo desde la psicología… 

    orgasmo femenino

    El orgasmo desde la psicología.

    Cuando se habla de sexo y psicología, lo primero que se nos viene a la cabeza es el nombre de Freud, porque él empezó a hablar de psicoanálisis y a relacionar el sexo con nuestra infancia… Así que, en psicología no puede hablarse de sexo sin hablar de Freud… Ése gran hombre que dijo de que las mujeres no teníamos pene, y que “sufríamos” envidiando un pene durante ¡toda nuestra vida!

    Freud también hablaba de que las mujeres alcanzábamos nuestra madurez sexual cuando llegábamos al orgasmo vaginal, que él distinguía del orgasmo clitoriano, algo que se ha demostrado que no es así, porque el orgasmo es único y sólo hay zonas de excitación distintas para llegar a él.

    Que haya dos tipos de orgasmos: clitoriano y vaginal, es sólo un mito.

    El orgasmo es único. (Orgasmo desde la psicología femenina)

    Es muy complicado que sólo con la penetración las mujeres lleguemos al orgasmo. Así que, si no llegas sólo con la penetración: ¡no te sientas culpable!, porque es lo más normal del mundo.

    orgasmo femenino

    Y hay estudios sobre esto, como la teoría del intercambio social (Homans (1961), Thibaut y Kelley (1959) y Blau (1964)), que dice que las relaciones entre personas buscan el propio interés, y que si los resultados son los que esperabas, entonces piensas que la historia ha merecido la pena. Y si no es lo que esperabas…, pues sientes que has perdido el tiempo. Si no ganamos todos, terminamos rompiendo la baraja. ¡Lógico y normal!

    Si te corres y me corro: echamos una vuelta más.

    Si no me toca nunca, terminas jugando solito, niño.

    También Maslow se centra en que es más importante la calidad que la cantidad, porque aunque el sexo lo sitúa en la base de su pirámide de necesidades, al mismo nivel de comer y no pasar frío, también lo pone en la parte más alta de la pirámide, cuando habla de las personas que se sienten autorrealizadas. El top de cuando “ya lo tengo todo en la vida”, y ahora voy a por la guinda. En ese nivel, pone el orgasmo como una experiencia profunda y casi mística.

    ¿Cuantos tipos de orgasmos tiene la mujer? Aunque se habla de diferentes orgasmos femeninos, hay un orgasmo femenino al que llegas por varios caminos: orgasmo vaginal, orgasmo clitoriano… Tu vagina o tu clítoris, principalmente, porque hay mil sitios más por los que llegar al climax femenino.

    ¿Y si no puedo llegar al orgasmo mujer? Pues estimula tu clítoris con caricias, rítmico, lateral – longitudinal… como más estímulo sientas… sin detenerte hasta conseguirlo, sin prisa, en soledad si así te encuentras más cómoda o con tu pareja. Él o ella, pueden ayudarte a llegar.


    ¡El mejor orgasmo de una mujer es el que llega!

    Es por eso que la necesidad de orgasmos, si la calidad es buena, será menos necesaria cuando nos sintamos bien con el resto de cosas de la vida.

    Es importante recordar que la conducta sexual se aprende, como se aprenden tantas cosas en la vida, por eso desde Psicología del Triunfo te invitamos a que, si no te convence la sexualidad que vives o no te satisface al 100%, te reinventes y aprendas una nueva forma de vivir tu sexualidad con la que te sientas bien. Con la seas más feliz. Y que te apoyes en la psicología para ello, porque es ahí donde empieza la satisfacción y el deseo, y lo que entendemos como bueno y malo. Donde hay que trabajar los límites y los tabúes.

    Porque todos tenemos unas ideas sobre cómo debemos comportarnos, seamos mujeres u hombres, y tenemos estereotipos que nos condicionan, también como heterosexuales u homosexuales, y nos hacen pensar sobre qué está bien y qué no lo está, y al final son barreras que nos impiden vivir el sexo de una forma libre y natural.

    ¿Te atreves a romper esas ideas?

    orgasmo femenino sin tabues

    Desde el cuerpo.

    Nuestro cuerpo está súper bien hecho y no gasta energía “a lo tonto”, así que no debemos olvidar que llegar al orgasmo es un premio que nos da, para que queramos más de eso. Es una recompensa.

    Nos motiva, y nos recuerda que las relaciones íntimas, en soledad o en compañía, tienen premio y merece la pena repetir.

    Pero no debe olvidarse que llegar al orgasmo no es lo único que nos da satisfacción, ni lo único que hay en las relaciones sexuales. Las caricias, los abrazos, los besos… todo el proceso que hay alrededor, son también súper placenteras.

    El orgasmo en sí son una serie de contracciones en los músculos pélvicos, después de una estimulación adecuada que los ha cargado de tensión, que permiten liberar endorfina y placer, además de ser súper buenos para la salud de nuestros genitales, que así se ejercitan.

    ¿Qué te puede provocando entonces que no llegues al orgasmo?

    Pues descartados problemas físicos, habría que centrarse en los psicológicos y emocionales, que puedan estar bloqueándote para alcanzarlo o haciendo que el camino para llegar sea más difícil de lo real.

    Si después de leer este artículo sientes que sigues sin alcanzar tu orgasmo, te invito a que nos contactes para que trabajemos contigo dónde puede estar el bloqueo, porque la satisfacción sexual es importante para tu autorrealización como persona, y vivir la sexualidad con naturalidad y sin tabúes, es un básico.

    ¡Ojo! Sin obsesiones.

    Que vivir y disfrutar las relaciones sexuales, no siempre tienen que incluir la guinda del orgasmo. Es importante que sepas llegar a él, pero sin que sea tu única meta cada vez.

    ¿Y qué diferencias hay entre los orgasmos de los hombres y los de las mujeres?

    Pues menos de las que parece. En los hombres: orgasmo y eyaculación, suelen ir de la mano, y en nosotras no tiene porqué ser así. 

    En ellos, cuando tienen un orgasmo y eyaculan, se “cierra el chiringuito” un rato, y en nosotras no tiene porqué ser así, ya que el “periodo refractario” es mínimo (vamos, lo que tardamos en reponernos para seguir, si queremos). De ahí, que se hable de mujeres multiorgásmicas… ¡Que levante la mano la que no ha sonreído al leer esa palabra mágica!

    Es cierto que se habla también de técnicas tántricas para que los hombres tengan orgasmos sin eyacular, pero eso lo dejamos para otro artículo dedicado al tema.

    Ah! Y no olvidemos el “squirting”, que veremos como: orgasmo squirt, squirt orgasmo, orgasmo femenino squirt, orgasmo con squirt, squirt orgasmo femenino, squirt y orgasmo, eyaculación de mujeres… Un líquido que no mancha, ni tiene olor, y que viene asociada a unas glándulas parecidas a las de la próstata masculina, que vendrían a aportar como líquido y nutrientes. squirt humor

    En el porno es una cosa súper exagerada, pero en la vida real es menos llamativo. En cualquier caso, no es algo que manche o pueda preocupar para nada.

    Fantasias sexuales para llegar al orgasmo

    Si en algún momento te has preguntado, ¿cómo llegar al orgasmo?. Desde la psicología son muchos los estudios que aseguran que hay relación directa entre las fantasías sexuales y los orgasmos, tanto con la masturbación, como con las relaciones con penetración, porque las fantasías ayudan a llegar al orgasmo. Verdad – verdadera.

    ¡Ojo! Que la masturbación no está reñida con las relaciones en pareja, ni es sólo para hacerlo en solitario, porque puede formar parte sin ningún problema del juego que tengas con tu pareja.

    Sólo hay que hablarlo y tratarlo con naturalidad, porque es un buen comienzo para llegar a la satisfacción, que es súper importante en “la cama”.

    Con las fantasías se consigue llegar mejor a un nivel bueno de excitación, y las experiencias sexuales se vuelven más intensas.

    ¿Quieres ideas para fantasias sexuales con tu pareja? 

    ¿Sobre qué fantasear entonces?

    Aquí se abren un mundo de fantasias sexuales: fantasias de mujeres, fantasias en pareja, fantasias sexuales de mujeres, fantasias sexuales femeninas, fantasias hombres, 
    fantasias sexuales, ideas mujeres para hombres, fantasias sexuales mas habituales, fantasías sexuales ideas, fantasias sexuales hombres… 

    fingir orgasmo

    Tirando de estudios científicos, las mujeres casadas que se sienten más satisfechas fantasean con su pareja actual (Davidson y Hoffman, 1986), y mujeres casadas menos satisfechas lo hacían con otras parejas. 

    Te toca buscar tus fantasias sexuales, las que te hagan excitarte a lo bestia… l¡as que te hagan correrte!!! Pasa de malos rollos, no es algo malo y sólo pertenece a tu intimidad y tu deseo.

    No hay nada malo, ni sucio, ni feo en ello. Son sólo fantasias sexuales.

    Y si encuentras bien haciéndolo, puedes compartirlas. Y si piensas que tu pareja no está preparada para oírlas…, el problema no está en ti.

    Y aunque el porno está muy censurado en estos temas, tampoco debe ser un tabú y desde luego no es patrimonio exclusivo de los hombres.

    Señoras! Vean porno!!!

    Se puede ver porno, en soledad y en pareja. No hay límites tampoco en este tema, porque la sexualidad es algo que desde la psicología debe vivirse de la forma que te haga sentir bien.

    Cuatro formas de llegar al orgasmo femenino

    Esta parte es para disfrutarla, poder llegar al orgasmo  contiene una serie de pasos que no debemos saltarnos para que llegados a este punto, lo disfrutemos como nunca. ¿Qué debemos hacer para poder llegar al climax o llegar a un orgasmo?

    1. No tener prisa

    La mujer llega al orgasmo sin prisa, y necesita saber que tú tampoco la tienes. Que no lo haces sólo “porque toca”, sino que realmente quieres que llegue.

    Y en soledad es lo mismo: no te agobies. Si no llegas ahora, quizás dentro de un rato sea el momento, o quizás hoy no pueda ser, y no pasa nada.

    Debes comprobar que el cuerpo está reaccionando bien a la excitación, y que vas por el camino correcto. Para ello, comprueba que la lubricación es la adecuada, y si ves que no es así, humedece las zonas erógenas para no lastimar de ningún modo en las caricias que estés haciendo.

    No sólo las zonas erógenas tienen cabida. Prueba las orejas, la nuca, el cuello, la espalda, los glúteos… una fiesta por todo el cuerpo.

    Besar. Acariciar. Susurrar al oído fantasías.

    Esto se súper importante: tiempo, mucho cariño, mucho respeto, y en todo momento, no ponerse limitaciones ni tabúes.

    ¿Por qué no decir en voz alta todas las fantasías que te rondan la cabeza en ese momento?

    Lo que te va bien, está bien.

    2. Pide: ¡HABLA CLARO!!!

    Como dice una amiga: “las de cuarenta no estamos para tonterías”. Sabes lo que te gusta, y pedirlo no tiene que ser nada malo.
    Si hablas claro y pides exactamente lo que te gusta que te hagan, es más probable que llegues “a buen puerto”, que si pretendes que andan adivinando por dónde ir.


    ¿Y qué pasaría si sacaras tu dildo o tu estimulador de clítoris en plena relación?


    Pues no pasaría absolutamente nada. Si alguien sale corriendo, habrá sido una pena, pero no sería tu problema si no el de la otra persona. Puedes ser completamente transparente con lo que te gusta y lo que te hace llegar a tener un orgasmo, sin tener que sentirte mal por ello.

    Orgasmo femenino: pidelo

    3. Estimula el clítoris

    Aquí es donde tiene cabida utilizar los nuevos estimuladores de clítoris tan comentados en los foros de mujeres.

    El Satisfyer pro 3 y el Lelo Sona están a la cabeza, y dónde comprar el Satisfyer pro 3 está en el top ten de lo más buscado en Google. ¡Y quede claro que no nos dan comisión!!! Pero es que realmente es lo más nuevo en el orgasmo femenino, y merece la pena probar…

    ¿Y por qué tanta revolución?

    Sencillo. Porque estos estimuladores trabajan todo el clítoris sin apenas tocarlo. Se trata de generar impulsos de ondas de presión, onda expansivas y presión de aire, con distintas intensidades y ritmos, de manera que se estimula no sólo la parte exterior, sino todas las terminaciones nerviosas del interior.

    Están el Satisfyer pro 2, y el Satisfyer a secas. Todos con el mismo concepto: estimular sin apenar tocar.

    Con todo ello se consigue aumentar el flujo sanguíneo en pocos minutos, y alcanzar el orgasmo femenino, con una intensidad mayor a la que se consigue con otros sistemas, de forma más rápida.

    No va con pilas, y es recargable, así que en caso de que se pare, siempre puedes enchufarlo y seguir un rato más… y no olvides la potencia que tiene. Im – presionante. Llegarás al orgasmo femenino como una REINA!!! Y si lo compras por Amazon o por cualquier otra web del tipo, el paquete llega de forma súper discreta, y no habrá problemas con quien pueda recogerlo. ¡Hasta te lo puedes mandar al trabajo!

    El Lelo Sona tiene el mismo funcionamiento, aunque duplica el precio del Satisfyer. Tiene otro marketing distinto, y probablemente la calidad de la silicona y el resto de materiales sean de más calidad.

    EL ORGASMO FEMENINO SIN SECRETOS… POR FIN, NIÑA, POR FIN… 

    Puedes probar ambos y comparar, mira aquí como funciona:

    4. Ríete

    Porque hay reírse en la cama más que en cualquier otro sitio. Divertirse. Pasárselo bien. Quitarle hierro cuando no se llega al orgasmo o cuando se viene abajo una erección. Cuando uno se acuerda de todo lo que tiene que hacer mañana y se despista… porque todo eso forma parte de nuestra vida, y no hay que dramatizar con ello.

    Reírse demuestra confianza en uno mismo, y da seguridad. ¡Es un afrodisiaco!

    Olvídate del orgasmo en sí, y disfruta del camino. Aunque parezca paradójico, es lo mejor para llegar… salvo justo al final, que es importante la concentración.

    ¿Dime que no tienes ganas de poner en práctica todo lo aprendido?

    orgasmo femenino en pareja

    Conclusión

    Vamos a repasar todo lo que has aprendido en este artículo…


    En primer lugar, has aprendido sobre la historia de los orgasmos y cómo desde la psicología se ha tratado el tema desde tiempos de Freud.

    Hay estudios que hablan sobre que la calidad es más importante que la cantidad, y es importante tener una vida sexual plena y satisfactoria, especialmente cuando el resto de las facetas de tu vida ya están plenas.


    Y no hablamos de sexo por sexo, sino de sexo de calidad que te haga sentir bien.

    Has visto que las fantasías sexuales ayudan a tener buena calidad en la cama. Que te ayudan a excitarte, y que compartirlas es aún mejor.

     

    Susurrarse al oído todas las cosas que se pasan por la cabeza, las políticamente incorrectas, las que censuraría tu madre, las que no les cuentas a tus amigas, todas esas: tienen cabida en la intimidad de tu cama.

    Después has visto cuáles son las cuatro formas para llegar al orgasmo:

    1. No tener prisa: porque tienes todo el tiempo del mundo para dedicarte. En solitario. En compañía. ¡Como toque ese día! Porque el orgasmo es importante, pero el camino para llegar lo es igual o más. Y no pasa nada si hoy parece que no vas a llegar. Mañana lo intentas de nuevo, si se tercia.
    2. Pide. Habla claro. No te calles. Y saca tu estimulador, y di cómo te gusta… porque no pasa nada por hacerlo, y además viene muy bien empezar a hablar de los tabúes que te queden.
    3. Estimular el clítoris con los nuevos productos que hay en el mercado: el Satisfyer pro 3, el Lelo Sona, o ¡el que tengas de antes! No es malo usarlos, de hecho, es muy bueno que explores tu sexualidad con normalidad, y hables de ello.
    4. Ríete. No dejes de reírte y sobre todo: hazlo en la cama. Mola mucho echarse unas risas cuando estás en esos momentos de intimidad.

      Desde ahora eres un poco más libre para vivir la sexualidad con la naturalidad que te mereces. Y así, te sentirás aún mejor…

    ¡Adelante! Que la psicología del triunfo te acompañe…

    ····

    Si este artículo te ha parecido interesante y guay, haz clic en alguna de las redes sociales de abajo para compartirlo y ayudarnos a llegar a más gente y que todos podamos disfrutar de

    «El orgasmo femenino: 4 formas de llegar al orgasmo ¡Para ti!«

    ¡Mil gracias de antemano!

    ¡Compártelo!

    Triunfa en el amor: las 5 claves para como comprender a hombres y mujeres y descubrir que quieren cada uno de ellos

    Técnicas para comprender mejor a hombres y mujeres demostrados por la ciencia

    Mi querido [email protected], por petición vuestra me encuentro aquí para desvelar un enigma que la ciencia y todos nos tenía en vela. Se trata de las claves necesarias a tener en cuenta para entendernos y como comprender a hombres y mujeres. Es cierto que somos iguales en la mayor parte de las cosas, pero tenemos que tener en cuenta ciertos matices que hoy os voy a desvelar con mucho cariño. 

    Da igual que seas chico o chica, porque seguro que te pasa lo mismo que a mí:

    No le entiendo la mitad del tiempo. Me desespera.

    No sé por qué hace las cosas que hace.

    A veces está insoportable.

    ¡Me saca de quicio!

    Llevaba media vida sin entenderles, ni saber por qué se comportan así, y además oyendo siempre sus quejas de que las complicadas somos nosotras.

    Pero espera, que cuando quedaba con mis amigos (los chicos), ¡ellos decían exactamente lo mismo de nosotras!!!!

    Hasta que llegué al mundo de la psicología, la biología y la antropología, vamos a la ciencia, y resulta todo está súper estudiado y claro.

    Fue entonces cuando empecé a ver la luz y todo es híper fácil… Se puede entender a los chicos y a las chicas, y… ¡hasta predecir lo que van a hacer!

    No es magia, ni adivinación… ¡es ciencia!

    Entender mejor a las personas

    «Una persona no puede dar a los demás lo que primero no hace crecer en sí misma, debes sembrar una semilla para poder esperar una planta, pero para que eso suceda la debes cuidar y llenarla de agua, el amor es sacrificio y atenciones..»

    (Anonimo)

    Como comprender a hombres y mujeres

    ¿Quieres conocer las 5 claves para entenderles?

    Cuando termines de leer este artículo y las conozcas, estarás en otra dimensión… ¡De veras! Entenderás por qué se comporta así, y la vida será mucho más sencilla.

    Las relaciones con los del otro género empezarán a tener otro sentido, y con tu pareja cambiarás de nivel, porque dejarás de jugar a la ruleta rusa del: “no sé qué va a pasar”. Sí, tus relaciones perderán esa emoción porque llegarás al aburrido nivel de saber por qué hace lo que hace, y hasta llegarás a adivinarlo.

    Así que: para un momento, que este artículo merece la pena.

    Vamos allá.

    ¿Qué aprenderás en este artículo?​

    Triunfa en el amor: las 5 claves de mujeres y hombres, confirmados por la ciencia

    Aquí comenzaremos a dar las principales pinceladas de porqué  somos distintos en algunas cosas y sobretodo de como comprender a hombres y mujeres. 

    Lo nunca visto, las 5 claves de como comprender a hombres y mujeres están aquí: 

    1. Las mujeres necesitan hablar, piensan en voz alta y lo necesitan, y no esperan una solución
    2. Los hombres hacen bien unas cosas, y las mujeres otras, y ¡no lo hacen a posta!
    3. Los hombres piensan en silencio (para sí mismos)
    4. Los hombres no pueden hacer dos cosas a la vez, y las mujeres sí
    5. Los hombres quieren sexo y las mujeres compromiso

    Como bien sabes, no me quiero adelantar hasta que no llegues al final del artículo, pero se avecinan sorpresitas y que mejor que este artículo de como comprender a hombres y mujeres y sus cinco claves estratégicas. 

    ¿Por qué somos distintos?

    Estamos en el siglo XXI y hablar de hombres, mujeres y viceversa, empezando con la idea de que no hay igualdad entre géneros, es políticamente incorrecto…

    Y este artículo, además se basa en ideas respaldadas científicamente, así que todo es más complicado aún.

    Sin embargo, aunque pueda ser un artículo controvertido, estoy segura de que para ti va a ser tan útil como lo fue para mí cuando descubrí todo esto.

     

    Cuando empecé a salir con chicos era él el que te pedía salir, y luego cuando quedabas el finde, él venía a buscarte y después de la cita, te acompañaba a casa. Y si sus padres le daban algo de dinero, hasta te invitaba a una Coca-Cola.

    Entonces las madres no salían a trabajar fuera y se quedaban en casa con los hijos, y los padres mantenían a la familia y traían el sueldo.

    Así funcionaba el mundo hasta hace un par de generaciones, y no se le daba más vueltas.

     

    Las cosas han cambiado mucho en poco tiempo, respecto a los millones de años de evolución del ser humano. Ahora se combate la desigualdad, somos políticamente correctos, eliminamos temas sexistas como invitar o ceder el paso a la mujer…

    ¿Y qué pasa a veces?

    Pues que ellos ya no saben si tienen que hacer lo que se hacía antes, o no. Y nosotras tampoco lo tenemos siempre claro.

    Nuestra genética es el resultado de millones de años de evolución, y en esa evolución había unos roles y unos estereotipos, que ya no valen…

     

    ¿Y qué pasa entonces? Pues que estamos todos un poco perdidos.

    Igualdad de géneros en las personas no es igual que como funcionamos

    ¿La parte positiva y lo que nos mueve en psicología del triunfo a elegir este tema?, es que cuando entiendes el origen y el porqué de las diferencias, todo es mucho más fácil. Y se empieza a ver todo lo guay de esas diferencias biológicas.

    Porque muchas de las broncas que tenemos con la pareja, vienen porque pensamos que somos iguales, y no es así.

    No tenemos las mismas prioridades.

    No pensamos igual.

    No deseamos lo mismo, ni en el mismo orden.

    ….

    De hecho, pertenecemos a la misma especie, y muchas veces ahí acaba en lo que nos parecemos.

    Y sé que habrá mil ejemplos que dirán lo contrario, pero las líneas generales las chicas quieren relaciones, amor, compromiso, estabilidad…, y ellos quieren sexo, poder, éxito, logros…

    Científicamente el cerebro femenino tiene más desarrolladas las habilidades de las relaciones humanas. Las mujeres somos expertas describir los problemas, en las emociones, en las palabras… hablar y sentimientos.

    Científicamente el cerebro masculino tiene las espaciales y mecánicas. Los hombres son expertos en buscar soluciones, en no hablar, en hacer… acción y callar.

    «Una flor no puede florecer sin sol, y el hombre no puede vivir sin amor.»

    (Max Muller)

    Como comprender a hombres y mujeres

    Con esta realidad, aunque se eliminen los estereotipos entre chicos y chicas, cada sexo elige las actividades que se le dan mejor de forma natural, porque se suele elegir lo fácil antes que lo complicado.

    Y así en la pareja los chicos buscan y hacen unas cosas, y las chicas otras distintas, y esto no sucede de forma caprichosa y aleatoria, sino que responde a unos patrones.

     

    Si hubiera sabido esto antes, hubiera tenido menos discusiones de pareja y me habría llevado menos disgustos.

    Porque, dime que no has pensado más de una vez que lo hace a posta…

    ¡A veces son muy desquiciantes!

    5 claves para entender a mujeres y hombres:

    Así que, de entre todas las cosas en las que somos diferentes, he elegido las cinco cosas que más afectan a la pareja, para que tengas las claves del éxito.

    Te las voy contando…

    1. Las mujeres necesitan hablar, piensan en voz alta y lo necesitan, y no esperan una solución

    Te habrás visto mil veces en una situación como que te cuento, solo que esta vez, voy a enseñártela primero desde los ojos de ella, y después desde los ojos de él.

    Desde los ojos de María:

    Estuve contándole a Juan lo de mi amiga Carmen. Le expliqué el problemón que tenemos encima con lo del regalo de cumpleaños. No te imaginas.

    Es verdad que ya se lo había contado la semana pasada, y hace más, cuando empezó todo, ¡pero es el que esto da para mucho!!!

    Pues, ¿quieres creerte que apenas me escuchó? Increíble. Y mira que le insistí para contarle cómo me siento y cómo me hace sentir todo esto… Pues nada. Volvió a decirme lo que él ha pensado que tengo que hacer, y no me dejó casi ni hablar. L

    Yo creo que no le interesan mis cosas.

    Quizás no me quiere como antes.

    Desde los ojos de Juan:

    Otra vez María con la misma historia del regalo de cumpleaños.

    No entiendo qué más hay que hablar de esto, si ya le dije que le comprara una colonia. No entiendo para qué vuelve otra vez a contármelo.

    Si ya le he dado una solución, ¿para qué sigue dándole vueltas?

    A estas mujeres no hay quien las entienda.”

    La historia acaba con ella hecha polvo, llamando a sus amigas, a su madre o a su hermana para hablar, y él sin entender qué ha hecho mal.

     

    ¿Qué ha pasado? ¿Se sabemos que está pasando y como comprender a hombres y mujeres?

    Es fácil: las mujeres cuando se estresan, necesitan hablar de sus problemas sin esperar que nadie les de la solución. Sólo hablar de ello en voz alta, y con alguien que le dé confianza y cariño para escucharlas.

    María sólo quería charlar un rato, y contarle a su chico lo del regalo. Nada más. Sentirse escuchada y querida un rato.

    Y Juan se pensó que tenía el peso del mundo sobre sus hombros, porque tenía que volver a pensar una solución sobre un problema que ya había solucionado.

    Las mujeres necesitan hablar de sus problemas

    Y si ella ya tiene la solución al problema: ¿dejará de hablar?

    Por supuesto que no, porque dará igual.

    Ella seguirá necesitando hablar del problema porque es una forma de “pensar” en él y ayudarla a sentirse mejor.

    Lo que los chicos ven como “hablar por hablar”, nosotras lo vemos como “compartir y charlar”.

    El por qué científico que hay detrás de esto, es que el cerebro de los hombres está muy dividido, así que separa y archiva la información del día. Cuando lo hace, deja de darle vueltas a los temas y se queda tranquilo.

    Chicos: Ordena -> Archiva -> Fin del problema

     

    En cambio, el cerebro de las mujeres no está tan dividido, y deja la información dando vueltas por la cabeza, por lo que necesita seguir hablando de los temas.

    Cuando nosotras hablamos en voz alta, puede que ellos se agobien…

    Chicas: Hablamos y trabajamos sobre el proceso ->  El problema se desvanece

     

    Así que, una vez que se entienden los por qué de cada comportamiento, es más fácil que María entienda a Juan, y Juan a María.

    Porque Juan comprenderá que María no está esperando una solución al problema que le cuenta, y no tiene que agobiarse.

    Porque María entenderá que sí es importante para Juan, y que para él el tema no da más de sí.

    Así que ya puedes empezar a usar la primera clave para entender…

    Como funciona el cerebro del hombre

    2. Los hombres hacen bien unas cosas, y las mujeres otras, y ¡no lo hacen a posta!

    Seguro que si has ido al teatro a ver Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus, basada en el libro de John Gray, ya habrás oído sobre el tema de la evolución.

    Efectivamente, si miráramos atrás muuuucho en el tiempo, ¿qué veríamos?

    Pues que los hombres cazaban y traían a casa la comida, así que se tiraban fuera de casa bastante tiempo.

    Estaban con otros hombres, en silencio para no espantar a los animales, y por las noches callados mirando tranquilos el fuego.

    Necesitaban orientarse bien para volver a casa, y tener buena puntería para cazar, porque de ello dependía matar al animal y que su familia comiera, así que su visión era buena para lanzar lo más lejos posible, aunque no vieran tan bien las cosas de alrededor.

    ¿Y qué pasaba mientras con las mujeres?

    Pues que estaban en casa criando hijos, las unas con otras todo el día… ¡Todos los días!

    Tenían que estar seguras de que la comida que les daban a los niños estaba buena, así que su olfato era cada vez mejor.

    Tenían que estar con mil ojos para cuidar a los niños, así que empezaron a ver casi alrededor de su cabeza. ¡Parece que vieran hasta por la espalda!

    Siempre en la aldea, en la casa, cerquita y sin moverse mucho… así que no tenían que andar orientándose.

     

    Bien, pues después de miles de millones de años de evolución, tenemos a los hombres y a las mujeres con unas características determinadas. Éstas son buenísimas para aquella forma de vida, pero hemos cambiado el mundo más rápido de lo que cambia nuestro ADN…

     

    ¿Solución?

    Pues no tiene una inmediata, así que nos toca entender por qué somos así, y aprovechar lo bueno.

    Por ejemplo, puesto que las mujeres tienen científicamente una visión estupenda de casi 180º alrededor de la nariz, y los hombres una visión “de túnel” que les permite ver lejos de forma nítida, aunque no puedan ver alrededor de su nariz, entendamos esto y hagamos la vida fácil…

    Él no va a encontrar la leche en la nevera si la cambias de sitio, y ella se va a distraer con las mil cosas que hay por el camino, así que no esperes que te guíe para llegar.

    No es un drama ni lo hace adrede: su cerebro es así después de millones de años de evolución.

    ¿Dime que esto no te libera de un montón de malos rollos y malos entendidos?

    3. Los hombres piensan en silencio (para sí mismos)

    Si eres una mujer estarás harta de ver cómo él se queda ensimismado en silencio.

    Algo parecido a ver a Homer Simpson delante de la televisión diez horas seguidas, junto al Ayudante de Santa Claus, en silencio los dos.

     

    ¿Y qué pensamos las mujeres cuando les vemos así?

    ¿Estará enfadado conmigo?

    Seguro que está pensando en lo de ayer…

    ¿Tiene algún problema súper importante que no se atreve a contarme?

    Se ve con otra.

    Ya no me quiere.

     

    Pues cualquier hombre podría aclararnos que no es nada de eso, porque realmente… [redoble de tambores] No está pensando en nada.

    Efectivamente: la nada más absoluta.

    O quizás aún no ha llegado a ese punto y está en el previo: estará ordenando y archivando la información del día. Analizando algún problema que ya está en vías de ser solucionado y archivado.

    Chicas: Nada más.

     

    Porque los hombres no necesitan hablar en voz alta de los problemas, y tan solo lo hacen en sus cabezas, en silencio.

    ¡Ésta es una gran clave para empezar a entendernos!

     

    Ellos ganarán en tranquilidad, porque nosotras les dejaremos a ellos pensar en silencio.

    Nosotras estaremos más tranquilas también, porque sabremos que no están mal, sino sólo que están ordenando ideas en su cabeza de la forma que saben: en silencio.

    Ahora sí que puedes mejorar, porque ¡tienes las claves!

    Las mujeres no hablan para que les de las solución

    4. Los hombres no pueden hacer dos cosas a la vez, y las mujeres sí

    Esto de que los hombres no pueden hacer dos cosas a la vez se lleva diciendo toda la vida, y siempre queda la duda de si es verdad o no.

    Las mujeres hacemos muchas cosas a la vez, y parece que los hombres tratan de hacer sólo una, y sin prisa.

    ¿Es esto cierto?

    A pesar de que estudios actuales dicen que chicos y chicas podemos hacer dos cosas a la vez, y las hacemos igual de bien o de mal, hasta ahora la idea ha sido otra puesto que los cerebros de hombres y mujeres se organizan distintos.

    Científicamente el cerebro de los chicos tiene un montón de compartimentos, y sólo hacen una cosa cada vez. De hecho, suelen hacer una, y sólo cuando la acaban empiezan con la siguiente.

    ¿Por qué pasa esto?

    Si eres hombre, en general habrás notado que, si estás pensando en algo concreto, ¡te molestará hasta la radio de fondo! Esto es: porque te distrae, porque hace las tareas de una en una.

    No hay mayor problema. Sólo hay que saber cómo funciona y no desesperarse.

    Cuando el chico acabe con una cosa, empezará con la siguiente, así que, por favor si está hablando, ¡no le interrumpas hasta que acabe!

    Y si está pensando, ¡no le hables hasta que termine!

    ¿Qué pasa con las mujeres?

    Nuestro cerebro de mujer tiene un montón de conexiones entre el hemisferio derecho y el izquierdo. De hecho, a la mayoría de nosotras (yo incluida) nos cuesta saber dónde está la derecha y dónde la izquierda, si no nos paramos a pensarlo.

    Así que no es que las chicas hagamos dos cosas a la vez, sino que podemos cambiar de una cosa a otra muy rápido, incluso hablar contigo y escuchar otra conversación del bar.

    Los seres humanos sólo podemos hacer dos cosas a la vez cuando una de las tareas no nos requiere esfuerzo, está automatizada.

    Por ejemplo, podemos hablar mientras andamos, porque para andar no tenemos que pensarlo. ¡Ojo!, si hay que elegir un camino, ahí sí nos pararemos para decidir y pensar.

    Aquí tenemos la cuarta clave: en general los hombres harán las cosas de una en una, y las mujeres cambiarán tan rápido de unas a otras, que parecerá que hacen varias a la vez.

    No le agobies: él lleva su propio orden para hacer las cosas.

    5. Los hombres quieren sexo y las mujeres compromiso

    En nuestra quinta técnica de como comprender a hombres y mujeres: he dicho antes, en general las chicas buscamos relaciones de pareja con amor, compromiso y estabilidad, mientras que ellos están más centrados en tener sexo y poder, conseguir cosas en la vida y tener éxito.

    ¿Pero esto realmente es así?

    Sin hacer un drama de esto, veamos el tema desde la ciencia y la antropología. ¿Cómo? Mirando hacia atrás en el tiempo…

    El hombre en la antigüedad tenía que fecundar al máximo de mujeres posible para que especie siguiera (se morían un montón de bebés, había guerras, con 40 años te morías…), y las mujeres de aquella época, buscaban hombres que después de dejarlas embarazadas, se ocuparan de ellas y de los hijos, para no morirse de hambre.

    En plan práctico, las mujeres buscaban el lado romántico del compromiso.

    Hoy puede sonar absurdo, pero venimos de ese planteamiento biológico que nos tiene condicionado el ADN desde hace millones de años.

    Los hombres en cada eyaculación sueltan 250 millones de espermatozoides.

    Las mujeres generamos 1 óvulo al mes.

    Dime que eso no da idea de qué buscamos los hombres y las mujeres, biológicamente hablando

    Aunque hoy en día esta idea esté trasnochada, nuestra biología nos da en este caso una clave que tener en cuenta… No nos olvidemos de esto.

    Conclusión

    Gracias a este artículo ya tienes las claves para entender a las chicas y a los chicos.

    Si antes te aburrías porque ellas te contaban las mismas cosas una y otra vez, ahora sabes que lo hacen porque es una forma de pensar en voz alta, y porque necesitan hablar de sus problemas, sin que por eso estén buscando que venga nadie a darles soluciones o salvarlas.

    Ya se acabó para los chicos esa sensación de “otra vez me viene con la misma historia, si ya le dije que tenía que (…)”. Ahora sabrás que sólo está compartiendo contigo sus pensamientos, pero en voz alta.

    Chicas, ahora ya sabéis que ellos piensan las cosas una vez. Encuentran una solución (la que sea), y archivan el problema. Y no hay más. Se acabó. Mucho más fácil todo. Y después: silencio.

    Ellos piensan en silencio y es mejor no interrumpirles mientras.

    Ahora ya sabemos que ellos son buenos en unas cosas, y ellas en otras, y ¡no lo hacen aposta! Así que hay que aprovechar lo bueno, y centrarse en eso.

    Aunque no se pueden hacer dos cosas a la vez, las chicas cambian más rápido de unas a otras que los chicos.

    Antiguamente los hombres querían sexo y las mujeres compromiso… Lo que queda de eso hoy en día, bueno ¡cada uno lo sabe!

    Todos un poco perdidos hoy en día, porque ni los hombres ni las mujeres no sabemos qué se espera de nosotros muchas veces.

    Estamos en una nueva situación social y cultural, pero nuestros cuerpos y el ADN que llevamos, está en el pasado aún.

    Seamos comprensivos.

    Mantengamos la igualdad entre hombres y mujeres en los derechos y deberes, pero sabiendo que no somos iguales ni de lejos, y que podemos disfrutar de las diferencias, eso sí: desde la comprensión y el respeto. Y esta es la mejor forma que tenemos de como comprender a hombres y mujeres.

    ¿Te animas?

    Diferencias entre hombres y mujeres

    ¡Adelante! Que la psicología del triunfo te acompañe…

    ····

    Si este artículo te ha parecido interesante y guay, haz clic en alguna de las redes sociales de abajo para compartirlo y ayudarnos a llegar a más gente y que todos podamos disfrutar de «Técnicas para comprender mejor a hombres y mujeres demostrados por la ciencia «

    ¡Mil gracias de antemano!

    ¡Compártelo!

    Las 10 técnicas para aprender a atraer más a los demás o a la persona que te gusta, avaladas por la ciencia en 2019

    Como atraer y seducir mejor

    Querido lector, con este artículo queremos que tomes las bases de las técnicas para aprender a atraer más a los demás. Por ello, me apetece mucho que sea un artículo que consiga conmoverte y con el cual puedas leer una y otra ver con el fin de que te ayude en la práctica del día a día. Así que toma nota, disfruta leyendo esto que he escrito para tí y al finalizarlo cuentame cómo lo has llegado a poner en práctica. 

    Siempre me ha apasionado ver el poder de atracción que tienen algunas personas, por ello soy una fanática de como mejorar día a día en esto de lo que algunos llaman la atracción o mejor dicho como seducirse a uno mismo y luego comenzar a atraer a los demás, por eso mismo siempre intento actualizarme con las mejores técnicas para aprender a seducir y atraer más a los demás. 

    Cuando era más joven veía cómo algunas de mis amigas, las afortunadas, conseguían ser irresistibles para los chicos más interesantes, y pensaba que se nacía con ese encanto natural, y que no podía aprenderse de ninguna manera.

    Por más que yo pudiera hacer en aquel momento, sentía que ellas siempre eran más guays, ligaban más y gustaban más a todo el mundo. No hacían nada especial, pero ahí estaban: con los chicos más interesantes, y cayéndole bien a todo el mundo.

    Con los años me he dado cuenta de que, aunque un 50% del encanto es algo innato y lo tienes desde siempre: la química natural, el encanto…, el otro 50% sí puedes aprenderlo y, con práctica, triunfar!

    Nada puede pararte, porque ese 50% es sólo tuyo y es donde está la psicología del triunfo, la psicología de tu éxito personal.

    Cuando fui consciente de esto, empezó la mejor etapa de mi vida, porque de repente podía aprender a caer bien a la gente, notaba que atraía más a las personas. Podía causar buena impresión. Por fin podría ser la simpática del grupo, e incluso… llegar a ligar, y ¡poder elegir!

    «Nuestro auto-respeto marca nuestras elecciones. Cada vez que actuamos en armonía con nuestro auténtico ser y nuestro corazón, nos ganamos el respeto. Es así de sencillo. Cada elección importa.»

    (Dan Coppersmith)

    Técnicas para aprender a atraer más a los demás

    Aquel momento fue muy especial, y aún lo recuerdo, porque de repente se abrió ante mí un mundo de posibilidades.

    Con el tiempo comprendí que todo se resumía en una sola idea:

    Sentir que valgo la pena.

    Es lo que siempre había oído, lo que los amigos y la familia te cuentan. Pero, ¿qué dice la ciencia al respecto? Pues en multitud de artículos científicos e investigaciones, también dan la misma idea recurrente:

    El encanto que produce otros seres humanos valorarse y tener una buena autoestima, ya ha sido demostrado.

    La parte fácil es decir que hay que valorarse para ser irresistible, y para estar más feliz, aunque lo más complicado puede parecer el cómo llegar a ello, atraer a los demás y ganar carisma y encanto. Con la psicología del triunfo te damos las pautas para lograrlo, empezando porque si: te gustas y sabes que tú vales mucho, te será más fácil gustar.

    Si quieres saber las técnicas para aprender a atraer más a los demás y ganar carisma con los amigos, los compañeros del trabajo y cualquiera que llegue a tu vida, comienza a disfrutar de este artículo en el que vas a descubrir:

    • La atracción y cómo ganar magnetismo.
    • Cómo proyectar seguridad y confianza.
    • Diez técnicas de las personas con encanto que te ayudarán a atraer y seducir más a los demás.

    ¿Qué aprenderás en este artículo?​

    Las 10 técnicas para aprender a atraer más a los demás o a la persona que te gusta, avaladas por la ciencia en 2019

    • Los mensajes que envía tu cuerpo.
    • La mirada.
    • Cómo usar tus manos.
    • Qué voz poner.

    Sentir más confianza en uno mismo es una habilidad que puede entrenarse como técnica para aprender a seducir más a los demás. 

    Y aquí te presentamos el grueso de las 10 técnicas para aprender a atraer más a los demás:

    1. Memoriza el nombre de la persona.
    2. Haz sentir bien al otro.
    3. Trata de no hablar de ti.
    4. Escucha con atención y sin interrumpir.
    5. Habla de igual a igual.
    6. Habla de temas con interés.
    7. Gasta tu energía y tiempo en cosas con valor.
    8. Para seducir al grupo, gánate al líder.
    9. No juzgues.
    10. Cita a otro para respaldar tu argumento.

    Una vez que leas todo el artículo, notarás que tu capacidad de seducción, de como atraer más a los demás o incluso si tus intenciones son simplemente de ligar más con las personas. Este artículo es tu sitio, porque vas a descubrir técnicas que te ayudaran a conectar más con las personas y disfrutar de la seducción contigo mismo y la seducción con los demás. La biblia 2.0 de las técnicas para aprender a seducir y atraer más a los demás. 

    Provoca atracción

    A lo largo de mi vida me había sucedido que personas menos preparadas que yo y que le ponían menos pasión a la vida que yo, me iban adelantando y pasándome por el lado. ¡No sé qué hacían para venderse mejor que yo!

    • Cuando participaba en algo parecía invisible, y no me tenían en cuenta.
    • En las conversaciones cuidaba mucho lo que decía, y trataba de no ofender ni molestar a nadie, pero parecía que la gente eso no lo veía.
    • No conseguía lo que merecía y por lo que estaba luchando.
    • Y en el amor, cuando me gustaba alguien y por fin me decidía a hablar, al poco dejaba de interesarle y se aburría.

    Seguro que también te ha pasado esto en algún momento, ¿a que sí? Sobre todo no conseguir lo que te mereces y por lo que estás luchando, y ver cómo se lo dan a otros porque saben venderse y causar buena impresión a los demás.

    Puedes aprender a mostrar seguridad, proyectando una imagen de confianza y de poder, con la que mejorarás su magnetismo y tu poder de atracción.

    ¿Quieres saber cómo?

    Lo cierto es que en este mundo actual es casi más importante cómo te vendas, las técnicas para aprender a atraer más a los demas, son una pieza clave en todo este ecosistema. Además el cuánto valgas, y como decía un artículo de EL MUNDO hace unos días, estamos en la sociedad del sándwich mixto, donde los mediocres dominan el mundo, porque la calidad media es lo que triunfa.

    Sabiendo esto, no sólo importa cuánto valgas y lo bueno que seas, sino cómo te vendas y sepas transmitírselo a los demás.

    Es una buena noticia, porque no hace falta que seas un crack. Lo que sí es importante es que sepas cómo venderte, y ahí está la psicología del triunfo.

    Científicamente se sabe que sólo el 7% de lo que dices le llega al otro, y entre el 93 y el 60%, es comunicación no verbal, porque “existe un lenguaje que va más allá de las palabras” (Paulo Coelho).

    ¿Qué significa eso?

    Que es nuestro cuerpo el que da información sobre lo que sentimos y cuáles son nuestros miedos. Tu voz, el tono, cómo te mueves mientras se lo dices, tus manos, tu cuerpo, tu mirada…, todo eso te delata.

    ¿Y si hablamos de citas?

    Ahí lo que está contando tu cuerpo sube al 99%, porque en cuando hablan las emociones, el cuerpo es un libro abierto.

    «Lo importante no es lo que dices, sino lo que la gente entiende

    (Frank Luntz)

    Técnicas para aprender a atraer más a los demás

    Yo antes era muy tímida y prudente, y la verdad es que dejaba a otros pasar por el delante de mí, sólo porque no sabía cómo pararles o qué decir.

    Me sentía más preparada que algunos de los que ascendían en el trabajo, y tenía muchas cosas que decir en el grupo… pero me podía la vergüenza y el miedo a sentirme rechazada.

    Y con los chicos… bueno, eso era aún peor.

    Me quedaba paralizada y en silencio, por no saber cómo enfrentarme a las situaciones, y mi cuerpo expresaba exactamente eso: miedo, y el miedo no le mola a nadie.

    Pero al final todo se reduce a que realmente te creas que vales un montón, porque es así, para que aprendas y entrenes unas pocas pautas fáciles para conversar y comportarte. Estas técnicas para aprender a atraer más a los demás, van a seguir una pequeña guía que debes tener en cuenta que te ayude en tu proceso para seducirte a ti mismo y por ende que sean técnicas que ayuden a seducir más a los demás. 

    ¿Te animas a hacerlo? Es sencillo…

    El cuerpo, las manos, la mirada y la voz. Y con eso tendrás entre el 60 y el 93% ganado.

    El cuerpo, las manos, la mirada y la voz

    Y no te olvides de la sonrisa, porque no hay nada más irresistible que una sonrisa tímida, con la boca ligeramente entreabierta y la mandíbula relajada. Es una gran técnica de como aprender a atraer más a los demás. Así que no lo dudes y sonrie todo lo que puedas, porque eso seduce, atrae, despierta entusiasmo y aviva el alma.  

    Sonríe tímidamente y de forma honesta. ¡Es psicología del triunfo!

    Sabiendo esto, con trabajar esas cuatro cosas mejorarás el un 60 – 93% de lo que ven los demás, y con un par de ideas más sobre cómo llevar una conversación, el resto.

    Sólo con eso, mejorarás lo que la gente entiende sobre ti y controlarás ese lenguaje que va más allá de las palabras, y que es lo que realmente llega.

    ¡Empezarás a molar un montón!

    La sonrisa y la atracción

    Los mensajes que envía tu cuerpo.

    En la parte más ciéntifica de esto, están los estudios sobre el cortejo en nuestra especie.

    ¿Cómo se consigue provocar?

    En la década de los sesenta el biólogo Irenaus Eibl-Eibesfeldt realizó el primer estudio del Homo Sapiens sobre el cortejo y los rituales del flirteo a nivel mundial, analizando detrás de un espejo cómo se comportaban las parejas, sin molestarlas. Lo que sería ver hoy First Dates, pero como un espectador que ve más allá de lo que se dicen.

    Después de aquel primer estudio centrado en lo que se ve, se han realizado más estudios sobre el cortejo, pero centrándose en lo que se dice. Mirando cómo se ven afectadas las zonas del habla del cerebro (áreas de Broca y de Wernicke) en todo el proceso.

    ¿La conclusión?

    El 90% de los estímulos no verbales son la clave de nuestro éxito, y podemos mejorar los que enviamos. El lenguaje no verbal del amor es universal, y también vale para las relaciones humanas en general. Amigos, compañeros del trabajo, jefes, clientes, conocidos… Todos. Porque las posturas que ponemos, las expresiones de nuestra cara, y los gestos que hacemos son iguales en todas partes.

    ¿Qué cara de sorpresa pone un esquimal?

    La misma que pondrías tú.

    Unos tips a tener en cuenta son:

    • Toma la iniciativa en los encuentros. Si es un tema de trabajo, la mano firme y calidad.
    • No te acerques demasiado. Lo adecuado para hablar sería la distancia de tu brazo extendido al hombro del otro.
    • No cruces los brazos o las piernas, o parecerá que estás a la defensiva o rechanzando lo que te ofrecen.

    La mirada.

    Para practicar la mirada es importante tener un espejo delante, porque si así practicar será más fácil.

    Para transmitir que tú vales y lo sabes, y así despertar interés, es importante mirar a los ojos levantando un poco el mentón.

    ¡Sin pasarte! Que si te pasas pensarán que vas de prepotente por la vida.

    El punto justo para sacar tu lado más interesante y seductor, mientras miras a los ojos del otro, como si no existiera nada más en este mundo.

    Si tienes delante al jefe, a la jefa, a un cliente o alguien con quien quieras demostrar cierta sumisión o docilidad, mientras miras sólo tienes que ladear un poco la cabeza. Y esto también tiene su parte científica, porque fue Charles Darwin quien ya hablaba de las “muestras de docilidad”. Esos gestos que le dicen al otro que no vas a hacerle daño, y puede confiar en ti.

    Evita mirar por encima de las gafas, muy intensamente o de reojo, porque de hacerlo resultarás poco fiable o desafiante.

    ¿Estás ya con el espejo delantea para saber cómo miras?

    La mirada es un arma seductora

    Cómo usar tus manos.

    Las manos tienen que estar a la vista, porque no tienes nada que ocultar. Si tienes una mesa delante, súbelas para que se vean todo el tiempo. Es importante el proyectarte con tu cuerpo para aprender a atraer a los demás no solo con sus palabras, sino con tu cuerpo, así se comienza a trabajar la seducción 360º.

    No vale estar retorciéndolas, crujiendo los dedos o haciendo cosas raras con ellas, o parecerá que eres una persona tímida e insegura.

    Ahora échate ligeramente hacia delante. Mira con tranquilidad y honestidad, y pon las manos a la vista.

    Recuerda: Sólo tienes que recordar cuánto vales, y transmitirlo con tranquilidad.

    ¡Si hubiera sabido lo fácil que era esto, habría tenido otra adolescencia!

    Las manos junto con la cara, tienen un papel súper importante en la atracción. Desde la psicología, cuando hacemos gestos en los que las palmas de las manos están hacia arriba, parecemos más agradables y amistosos que cuando los hacemos con la palma de mano hacia abajo.

    Así que cuida ese pequeño detalle cuando hables, porque además pensarán que eres más leal, y ganarás en honestidad y sinceridad.

    Evita cerrar los puños, ten las manos siempre a la vista  y no entrelaces los dedos, porque dará sensación de ser una persona agresiva e insegura.

    Si los unes en las puntas formando un triángulo, darás imagen de seguridad y confianza, algo que es buenísimo para citas, jefes y ¡cualquiera que tengas enfrente!

    En los peores momentos, cuando estés de pie y pierdas la seguridad, puedes usar la postura de autoridad para recuperar la confianza. ¿Sabes hacerla? Ahí va: basta con que juntes las manos y las pongas detrás de la espalda.

    ¿A que es súper fácil?

    Pues con ese sencillo gesto notarás como recuperas la confianza en ti, y se notará de lejos. ¡Haz la prueba y verás cómo funciona!

     

    Qué voz poner.

    Cuando empecé a trabajar recuerdo que mi timidez me impedía hablar fuerte, y tenía pánico a equivocarme o decir alguna tontería.

    ¿Qué ocurría entonces?

    Que hablaba tan bajo que nadie me oía y perdía credibilidad.

    Es súper importante controlar el tono de voz para que cuando hables, transmitas seguridad, decisión, claridad… Que todos los que te escuchen piensen que sabes de lo que estás hablando, aunque no tengas ni idea y estés como un flan por dentro.

    Pero, ¿cómo hacerlo?

    Tres tips:

    • No te aceleres hablando. Está bien hablar un poco rápido, pero siempre que no pierdas a la gente porque dejen de entenderte.
    • Usa los silencios. Son súper importantes. Crean expectación e interés.
    • Encuentra el tono adecuado, y proyecta tu voz hacia las personas con las que estés hablando.
    • ¿Y en la parte interesante de tu historia? Ahí sí: aprovecha a subir el tono, y captarás la atención.

    En este caso en lugar del espejo, puedes usar la grabadora del móvil. Sola o en conversaciones (siempre que lo adviertas), puedes grabarte y después analizar cómo suena tu voz, qué pausas haces, la velocidad a la que hablas…

    Seguro que descubres mucho de cómo lo haces, y de lo que quieres cambiar.

    Un tono adecuado seduce

    Cómo proyectar seguridad y confianza para conseguir seducir y atraer

    Habría molado saber todo esto hace unos años, porque realmente mi vida hubiera sido bien distinta.

    Con esos tips habría tenido mucha más chispa y encanto, y sobre todo habría podido elegir más veces, sin estar tan pendiente del qué dirán. Me hubiera sentido una persona más seductora y hubiera atraido más al tipo de persona que a mí me apetecía. 

    ¿Y qué hacer en la primera cita?

    Pues más de lo mismo, porque “nunca tendrás una segunda oportunidad para caer bien” (Groucho Marx). En esa primera cita tienes unas pocas horas para triunfar, y que quiera tener una segunda cita… o que desaparezca para siempre. Vamos, tienes que seducir a esa persona y conseguir atraerla y que conecte contigo. 

    Puede ser una primera cita amorosa, una entrevista de trabajo, un cliente nuevo, tus nuevos suegros… ¡mil situaciones! Lo que está claro es que es súper importante gustar y causar buena impresión a la primera.

    Tienes otro post sobre este tema con todos los detalles y las reglas de oro, pero ahora sólo las líneas generales de por dónde llevar la conversación:

    • Busca lo que os une, lo que tenéis en común, y evita los conflictos o aquello que os separa.
    • Habla con pasión de lo que te gusta, porque nada atrae más que ver la pasión en el otro.
    • Escucha más tiempo del que hables, así demostrarás tu interés. Si tuvieras que medirlo, calcula que deberías escuchar durante más de la mitad del tiempo. Por ejemplo, de 1 hora sólo hablarías 20 minutos y escucharías 40 minutos.
    • Y sobre todo: ríete y disfruta, porque la sonrisa enganchaLa sonrisa no solo engancha, sino que seduce,  es una herramienta que sirve para ataer más a los demás y para sentirte mejor contigo mismo. 
    Reirse y disfrutar

    Diez técnicas de las personas con encanto para aprender a seducir

    A estas alturas del artículo ya tienes los tips necesarios para encandilar y atraer, eso sí: hay que practicarlos y tenerlos presentes.

    ¿Qué más hace la gente que tiene encanto y atrae?

    A continuación te pongo las diez técnicas que son comunes a estas personas, y como dice Emilio Duró: copia a la bestia. Si alguien tiene ese encanto innato, puedes copiarle en su estrategia y avanzar más rápido.

    ¡Copiaselo y hazlo tuyo! Cuando lo hagas tuyo, dejará de ser una simple copia, porque será tu mejor versión.

    Las diez técnicas son las siguientes:

    1. Memoriza el nombre de las personas, o al menos alguno.

    ¿Cómo te sientes cuando alguien no se acuerda de tu nombre?

    Es una sensación desagradable, de sentirse poco importante, ninguneado… No mola nada. Así que una forma de conectar con la gente, es recordar su nombre. Y podemos aprovechar la despedida, para decirle: “Lo he pasado súper bien, Sergio”, y ahí se sentirá especial porque nos acordamos de su nombre.

    1. Haz sentir bien al otro.

    Puedes contarle mil cosas tuyas, pero al menos en las primeras citas, es importante dejar que te cuente cosas.

    Es fundamental que la otra persona se sienta bien en nuestra compañía, para que tenga ganas de repetir.

    Si no le aportamos esto, difícilmente querrá seguir viéndonos.

     

    1. Da la oportunidad de hablar con libertad.

    ¿Por qué? Porque de esta forma la otra persona se encontrará cómoda para decirte todo cuanto se le pase por la cabeza.

    La mejor forma de hacerlo es con preguntas abiertas:

    “¿Y cómo viviste la ruptura?” Con esa pregunta tan general puede contarte lo que quiera, o no contarte lo que no le apetezca.

     

    1. Escucha con atención y sin interrumpir.

    Porque se sentirá mejor al ver que te interesa lo que te está contando.

    Eso es algo que engancha muchísimo, porque a todos nos gusta que nos escuchen y nos haga sentir que somos importantes.

     

    1. Habla de igual a igual.

    Sin sentirte ni mejor ni peor, ni más ni menos que el otro.

    Además puedes aprovechar para meter alguna frase hecha del tipo:

    “Como has dicho antes, también yo… ”

    “Comparto tu idea de… “

    “Sí, tengo la misma opinión en cuanto a… “

     

    1. Habla de temas interesantes para el otro.

    Preguntas que molen.

    Respuestas sinceras.

    Sin miedo a decir lo que piensas o lo que sientes.

    Siendo honestos.

     

    1. No te quejes ni critiques.

    Pocas cosas aburren tanto como alguien que está quejándose, o hablando de otros. Usa tu energía en cosas interesantes, y cuéntaselas al otro con la pasión que para ti tienen.

    Serás mucho más irresistible.

     

    1. Para seducir al grupo, gánate al líder.

    ¿Cómo reconocer quién lo es? Párate un momento a observar hacia dónde están mirando la mayoría de la gente del grupo (la punta de sus pies te dará la pista).

     

    1. No juzgues.

    ¿De verdad que dejaste tu curro? ¡Qué locura! Con lo que ganabas allí, hay estar mal de la cabeza…

    Con ese comentario será complicado que quiera verte más veces, sin embargo, hay otras opciones donde no se juzga, por ejemplo:

    Debió ser una decisión difícil porque el sueldo era bueno, pero seguro que tomaste la mejor decisión en aquel momento. ¡Felicidades por ser tan valiente!

    La misma situación. Muy distintas formas de opinar.

     

    1. Cita a otro para respaldar tu argumento.

    ¡Eh! Esto no lo digo yo, lo dice Winston Churchill, por ejemplo… Y a partir de ahí parece que lo que dices tiene más peso, porque está abalado por alguien importante que sabe del tema.

    Eso sí, ¡que sea verdad!

    Conclusión

    Vamos a repasar todo lo que has aprendido en este artículo.

    En primer lugar, has aprendido que, aunque un 50% de la capacidad de atraer y gustar es innato, hay otro 50% que puedes trabajar y mejorar para ser más irresistible.

    Has visto qué es importante para conseguir mejorar ese 50%: mirada, voz, gestos, postura, manos. Un poco de entrenamiento en la línea que has aprendido y la mejora será espectacular.

    También has aprendido que para gustar tiene que haber pasión y honestidad, y hacer que el otro se sienta bien. Ahí también has visto unas cuantas líneas que seguir.

    Y por último has llegado a una lista con las diez técnicas comunes a las personas con encanto.

    Con risas, humor, honestidad, y pasándotelo bien en todo momento, te aseguro que vas a atraer y a levantar pasiones en la gente, porque pocas cosas molan más que la pasión del que está divirtiéndose y vibrando.

    Y no dudes en atraer, en que te atraigan otras personas y haz uso de cada una de las técnicas que existen para atraer más a los demás. En disfrutar de la verdadera seducción, en gustar más por quién eres y no por lo que otros quieren que seas. Así que querido mío, seduce, liga, atrae, comparte y conmuevete. 

    ¡Adelante! Que la psicología del triunfo te acompañe…

    Si este artículo te ha parecido interesante y guay, haz clic en alguna de las redes sociales de abajo para compartirlo y ayudarnos a llegar a más gente. Y sobre todo no dudes en utilizar lás técnicas para aprender a atraer más a los demás y utilizarlas en tu día a día. 

    Y así lo hemos contado, nuestro artículo «Las 10 técnicas para aprender a atraer más a los demás o a la persona que te gusta, avaladas por la ciencia en 2019» quiere tener la finalidad de poder ayudar a los demás y conmover al mundo. 

     

    ¡Mil gracias de antemano!

    ¡Compártelo!

    Abrir chat
    Hola, ¿en qué podemos ayudarte?